Ogier busca el punto que lo haga campeón en la despedida de Loeb:

Ogier busca el punto que lo haga campeón en la despedida de Loeb 1
Agencia EFE02 oct 2013
El francés Sebastien Ogier afronta esta semana el rally de su país, undécima prueba del Mundial, con el objetivo de sumar el punto que necesita para proclamarse campeón y suceder a su compatriota Sebastien Loeb, que en las carreteras de Alsacia se despedirá definitivamente del certamen.

Tras ganar a mediados de septiembre el Rally de Australia y sellar su sexto triunfo del año, Sebastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC) se quedó a un solo punto de lograr su primer título mundial. En Alsacia, el piloto de Gap pretende dejarlo ya liquidado con dos carreras aun por delante para terminar.

Ogier lidera el certamen con 212 puntos, 83 más que el belga Thierry Neuville (Ford Fiesta RS WRC). El finlandés Jari-Matti Latvala (Volkswagen Polo R WRC) está ya a 112 del francés.

Ogier, ganador de esta carrera 2011, quiere no sólo sentenciar el título sino además lucirse frente al campeón del mundo las nueve últimas temporadas, Sebastien Loeb (Citroën DS3 WRC), que en Alsacia disputa su cuarta y última carrera de la temporada de su despedida.

La carrera se disputa por carreteras de asfalto de la Alsacia natal de Loeb. Y en ellas el piloto de Haguenau pretende poner fin a su trayectoria en el Mundial de rallys con su tercer triunfo del curso y el septuagésimo noveno desde que llegó al campeonato. Loeb ha ganado seis veces el Rally de Francia, dos de ellas en Alsacia.

Espoleado por su primer triunfo mundialista, en Alemania, y tras perderse por decisión del equipo el Rally de Australia, también aspira al triunfo en Alsacia el español Dani Sordo (Citroën DS3 WRC), copilotado por Carlos del Barrio.

El cántabro ya ha rozado dos veces el triunfo en Francia, en donde acabó segundo en 2010 y 2011.

'Espero que el Rally de Alemania no fuera más que una etapa y que tenga otras ocasiones de revivir esa sensación. Me gusta mucho esta prueba, el recorrido es muy rápido. Aquí es donde marcamos las velocidades más altas de la temporada, con más de 200km/h', explica el español.

'No me preocupa si hace bueno o llueve. No hay duda de que será un rally especial porque estaremos con Seb y Daniel (Elena, copiloto de éste) por última vez. Aunque la transición se ha hecho suavemente esta temporada, será un momento especial para el Mundial', comenta Sordo.

Alsacia es la sede del Rally de Francia desde 2010, tras sustituir en el calendario a la isla de Córcega.

Este año los organizadores de la prueba, con sede en Estrasburgo, han reducido en un 22,76 por ciento el recorrido contrarreloj de la carrera con respecto a 2012 y éste pasa a tener 312,14 kilómetros divididos en veinte tramos.

La prueba empieza el jueves con el ensayo general previo ('shakedown') y un posterior primer tramo de sólo 4,55 kilómetros que, cerca de la sede del Parlamento Europeo, repartirá los primeros puntos para los tres primeros ('Power Stage').

El viernes los pilotos deberán completar un bucle de tres tramos que se completará en dos ocasiones por carreteras de los departamentos de Bajo Rin y Vosgos.

La jornada más larga de la carrera será el sábado, con 134,93 kilómetros cronometrados divididos en siete especiales por el Alto Rin.

El Rally de Francia terminará el domingo con los seis últimos tramos, el último de ellos en la localidad natal de Loeb, Haguenau.