Nuevos Mini diésel: Adiós PSA, hola BMW

a fondo Nuevos Mini diésel 1
Enrique Marco04 ago 2010
En septiembre la gama Mini va a experimentar muchas novedades, como la llegada del Countryman, un restyling para toda la gama y la sustitución de los motores diésel PSA por unos de elaboración propia BMW.
En septiembre la gama Mini va a experimentar muchas novedades, como la llegada de la cuarta carrocería denominada Countryman con posibilidad de llevar tracción 4x4 o la introducción de un restyling a nivel estético y de equipamiento que afectará a toda la gama. Pero otro de los cambios más importantes, que en principio y a tenor de las cifras de potencia parecía que iba a pasar prácticamente desapercibido, es la sustitución de los motores diésel PSA por unos de elaboración propia BMW.
Es la tercera vez que Mini cambia de “proveedor” para sus mecánicas diésel, y no porque los anteriores no hayan funcionado bien, sino porque, como automóvil de vanguardia que es, pretende llevar en todo momento la tecnología más avanzada. Inicialmente fue la japonesa Toyota la que suministraba los 1.4 D de 75 cv similares a los del Yaris de la época; posteriormente el grupo francés PSA proporcionó el 1.6 D (1.560 cc) en variantes de 90 y 110 cv; y a partir de septiembre será la propia BMW la que suministre los motores, también de 1,6 litros de cilindrada (en este caso de 1.598 cc) y dos niveles de potencia, el primero con los mismos 90 cv y el segundo con dos más que su predecesor: 112 cv.
Por primera vez la versión Cabrio del Mini podrá tener mecánica diésel, aunque en este caso sólo la más potente y perteneciente al Cooper D de 112 cv. Asimismo, en el caso del nuevo Countryman, dicho propulsor podrá ir asociado al sistema de tracción integral ALL4. Pero vamos a conocer un poco más de este nuevo propulsor que, a priori, no supone una revolución respecto al actual PSA. El motor en sí es totalmente distinto, aunque utiliza algunas tecnologías similares y prácticamente coincide en las cifras de potencia. Por lo pronto su montaje es ahora transversal y su cilindrada 38 cc mayor. Está construido en aluminio y lleva common rail, turbo de geometría variable y filtro de partículas diésel.
El Mini One D mejora de forma muy ligera en prestaciones y consumos, pues además de conservar la cifra de potencia (90 cv) mantiene también la de par motor y al mismo número de revoluciones (215 Nm a 1.750 rpm). De este modo apenas gana una décima en aceleración de 0 a 100 km/h (ahora 11,4 segundos), aumenta 2 km/h la velocidad máxima (184 km/h) y rebaja otra décima en consumo medio (ahora 3,8 l/100 km). Un poco más se beneficia en cuanto a emisiones de CO2, que pasan de 104 a 99 g/km. Una mejoría más notable experimenta el Cooper D, gracias a que si bien su potencia sólo se incrementa en 2 cv el par motor gana nada menos que 30 Nm, para pasar a 270 Nm a 1.750 rpm. En consumo y emisiones se empareja al One, en aceleración gana dos décimas respecto a su predecesor para parar el crono en 9,7 segundos, y en velocidad punta alcanza ahora 197 km/h (2 km/h más).
Todos los nuevos Mini D (One y Cooper) llevan caja de cambios manual de seis velocidades, y para mejorar su eficiencia incorporan el sistema de arranque y parada Auto Start-Stop, el sistema de recuperación de energía, el avisador de momento idóneo para cambiar de marcha, la servodirección electromecánica EPS y los grupos secundarios se activan únicamente cuando es necesario. En la práctica, los técnicos de Mini aseguran que con los nuevos motores se gana también en confort acústico, refinamiento y forma de entregar la potencia. Como hemos visto no son mejoras espectaculares, pero en este competitivo segmento estas sutiles modificaciones pueden significar un posicionamiento más ventajoso frente a rivales como los Alfa Romeo MiTo, Audi A1, Citroen DS3 o Fiat 500.
Finalmente, decir que el restyling que experimentará la gama Mini en esta misma fecha afectará ligeramente a los grupos ópticos, gama de colores, diseño de llantas y pequeños rediseños de algunos elementos de la carrocería. Los precios de los nuevos Mini diésel arrancan en los 17.700 € del Mini One D y acaban en los 27.050 € del Mini Cooper D Countryman ALL4.
Precios nuevos Mini diésel (motor BMW):
Mini
--Mini One D: 17.700 €
--Mini Cooper D: 21.000 €
Mini Clubman
--Mini One D Clubman: 19.750 €
--Mini Cooper D Clubman: 22.900 €
Mini Cabrio
--Mini Cooper D Cabrio: 25.400 €
Mini Countryman
--Mini One D Countryman: 22.200 €
--Mini Cooper D Countryman: 25.000 €
--Mini Cooper D Countryman ALL4: 27.050 €