Nuevos BMW 518d y 520d: Más rápidos y ahorradores

portada_d_c1e7b243e3f5f6c3fbaa01907.jpg
Enrique Marco13 may 2014
Con las nuevas versiones 518d de 150 cv y 520d de 190 cv, que llegarán este verano, BMW se coloca como líder de eficiencia entre las berlinas diésel de cuatro cilindros del segmento premium. Con estos últimos ajustes consigue combinar consumos de 4,1 l/100 km con prestaciones de 7,9 segundos en el 0 a 100 km/h.
BMW introducirá modificaciones mecánicas en la gama mecánica de la Serie 5, concretamente en las motorizaciones diesel de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada 518d y 520d. Estas dos versiones ya se posicionan muy bien en la actualidad frente a su competencia más directa –Audi A6 y Mercedes Clase- pero con los últimos ajustes realizados, que llegarán a los concesionarios este verano, obtendrán las mejores cifras de consumos y prestaciones, pues aunque de forma ligera logran arañar unas décimas tanto en aceleración como en gasto de combustible.
Estos cambios de los BMW 518d y 520d -restylizados la pasada primavera- afectan tanto a la carrocería sedán como a la familiar, tanto si llevan caja de cambios manual como si llevan la automática de 8 marchas, y en el caso del 520d tanto a la variante de propulsión posterior como a la de tracción total xDrive. No se espera un incremento de precio muy notable, por lo que o bien se encarecerán muy ligeramente o bien se mantendrán con las tarifas actuales, las cuales oscilan entre los 41.500 euros del 518d sedán manual y los 53.800 euros del 520d Touring xDrive automático.

d_xa_773d8fb1843f7a547c9615cf4.jpg

Comenzamos con el motor del 518d, que pasa de 143 a 150 cv. Con esos 7 cv de más la berlina es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos, dos décimas menos que antes. Otras dos décimas se mejoran los consumos, que ahora bajan a 4,3 l/100 km y se sitúan de forma todavía más clara como los más ahorradores del segmento. Igualmente descienden las emisiones, aunque al encontrarse ya antes por debajo de los 120 g/km de CO2 no se nota a nivel fiscal. Unas décimas de mejora que le sirven para ser el mejor de la categoría
La versión más evolucionada del mismo motor dos litros turbo diesel, el 520d, gana ahora 6 cv, al pasar de 184 cv a 190 cv. En este caso se mejora igualmente el par motor, en concreto 20 Nm para alcanzar los 400 Nm. Así las cosas, en la combinación más favorable de carrocería, cambio, neumáticos y tracción el nuevo 520d podrá acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, dos décimas más rápido que sui predecesor. Los mejores registros de consumos y emisiones los obtiene con la caja de cambios automática de 8 velocidades, con la que es capaz de fijar el gasto medio homologado en sólo 4,1 l/100 km y el nivel de emisiones en 109 g/km; toda una proeza para una berlina de su tamaño y nivel prestacional.

d_xb_147435549c2efa350a5387263.jpg

BMW 5 Series Sedan:   
--BMW 518d Sedan 150 cv (4,3–4,7 l/100 km) y (114–124 g/km)
--BMW 520d Sedan 190 cv (4,1–4,7 l/100 km) y (109–124 g/km)
--BMW M520d xDrive Sedan 190 cv (4,7–5,1 l/100 km) y (124–134 g/km)
                
BMW 5 Series Touring:
--BMW 518d Touring 150 cv (4,6–5,0 l/100 km) y (122–132 g/km)
--BMW 520d Touring 190 cv (4,5–5,0 l/100 km) y (118–132 g/km)
--BMW 520d xDrive Touring 190 cv (5,1–5,4 km) y (133–143 g/km)