Nuevo sistema de carga de vehículos eléctricos sin cables, con seguridad y rapidez:

Nuevo sistema de carga de vehículos eléctricos sin cables, con seguridad y rapidez 1
Agencia EFE03 dic 2012
La Fundación CIRCE ha presentado hoy en Zaragoza una nueva tecnología de inducción para cargar vehículos eléctricos, un sistema de recarga 'pionero' en España, sin cables, cómodo para el usuario y seguro que permite cargar el 80 por ciento de las baterías en 15 minutos.

Al acto de presentación de este nuevo sistema han asistido el consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, el director general de Endesa en Aragón, Jaime Gros, y el director general del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), Antonio Valero.

'Es lo mismo que una cocina de inducción', ha indicado Valero, quien ha explicado que con este sistema no se transmite calor sino energía eléctrica, desde una bobina que se sitúa en el suelo a otra que está instalada en la parte inferior del vehículo, poniendo las placas una frente a la otra.

A su juicio, este sistema ofrece muchas posibilidades, ya que se podría ubicar en 'cualquier sitio', desde un aparcamiento a un lavadero de coches, e incluso en las propias paradas de tranvías, de autobuses o de flotas de vehículos de uso comercial que tienen que hacer paradas frecuentes.

'Estamos pasando de una carga rápida a una carga casi instantánea', ha remarcado el director general del CIRCE, por lo que algo que hoy cuesta quince minutos 'en muy pocos años' puede pasar a durar un minuto o menos, 'si se consigue aumentar la potencia de esas bobinas'.

Ha insistido en que 'lo más importante' ya está en marcha, que es la tecnología y el conocimiento de esa tecnología, pero ha lamentado que el proceso para que sea una realidad y sea utilizado por los turismos es lento y tardará 'bastante tiempo'.

En este mismo sentido, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha advertido que falta que estas tecnologías pasen a la explotación real pero 'las bases están dadas', bases 'muy sólidas', por lo que dentro de pocos años veremos cómo los vehículos eléctricos 'funcionan con esta tecnología'.

Ha hecho un llamamiento a las empresas y les ha transmitido el mensaje de que Aragón tiene 'ambición', que 'quiere ser fuerte en energía distribuida, sin grandes líneas, produciendo a nivel local' y sobre todo 'ser fuerte con los nuevos prototipos y desarrollos en el sector de la automoción'.

Este proyecto se ha desarrollado en colaboración con la empresa Endesa, cuyo director general en Aragón, Jaime Gros, ha reconocido que desde un primer momento consideró que esta iniciativa era muy interesante porque 'era el paso siguiente', es decir, desarrollar un sistema de carga rápida y cómodo.

Ha insistido en que esperan que cuando acabe el proyecto, del que forman parte otras 17 empresas europeas, con un presupuesto de 2,5 millones de euros y con una duración de dos años, salga un 'prototipo precomercial'.

Respecto al plazo que puede tardar en generalizarse su uso, ha comentado que depende más de los fabricantes que de ellos, ya que es necesario que se normalicen los sistemas de recarga en toda Europa o en todo el mundo, un proceso que puede tardar bastante tiempo y ha puesto como ejemplo los cargadores de móviles.

'Todos los fabricantes están tratando de unificar los sistemas aunque hay dos que se utilizan más', ha añadido.