Nuevo Museo Porsche: El paraiso de los porschistas

a fondo Nuevo Museo Porsche 1
Enrique Marco26 ene 2009
Pocas marcas tienen una historia tan gloriosa y con tantos éxitos en competición como Porsche, y, por ello, pocos fabricantes –o quizá ninguno- tienen un museo tan sorprendente como éste
El paraiso de los porschistas
El próximo sábado día 31 de enero se abrirá al público un lugar que ningún entusiasta de la marca Porsche, o del automovilismo en general, se debería perder. Apunten esta dirección: Porscheplatz D-70435 Stuttgart (Alemania). En ese lugar se ubica el impresionante edificio recién terminado por el arquitecto austriaco Delugan Meissl, un moderno museo de 25.800 metros cuadrados en el que Porsche ha invertido más de 100 millones de euros.
Pocas marcas tienen una historia tan gloriosa y con tantos éxitos en competición como Porsche, y, por ello, pocos fabricantes –o quizá ninguno- tienen un museo tan sorprendente como éste. Quien visite el nuevo “santuario” de Porsche podrá observar más de 80 vehículos que han marcado la historia de esta casa, además de numerosos motores, maquetas, etc. En el área de exposición –de 5.600 metros cuadrados- los visitantes podrán ver en primer lugar algunos trabajos de Ferdinad Porsche antes de que crease la marca, como el bólido Type 64 de 1938 de la carrera Berlín-Roma o el popular Volkswagen Escarabajo. Tras ellos, por supuesto, se encuentra el primer modelo de Porsche: el 356, desde el prototipo original de 1948 hasta sus siguientes versiones.
Como era de esperar, en el nuevo museo Porsche no falta ninguno de los modelos importantes, y los que más han destacado tienen en la muestra un lugar de privilegio, desde la saga 911, entre los que se encuentran los originales "Turbo 930", hasta el tecnológico y superexclusivo 959 o el más moderno e impactante Carrera GT. Pero una marca tan ligada a la competición, y con un currículo de unas 28.000 victorias en competición, no podía olvidar en esta muestra los stands dedicados a los coches de carreras.
Quizá los más llamativos sean los 917 en sus diferentes variantes. Entre ellos figura el 917/30 Spyder de 1973 de las CanAm Series, una disciplina muy abierta técnicamente hablando y que dejaba desarrollar los motores enórmemente. Por ejemplo, su motor V12 turboalimentado desarrollaba nada menos que 1.200 cv ¡el Porsche más potente de todos los tiempos! Pero la casa de Stuttgart también estuvo ligada a la Fórmula Uno, suministrando motores al equipo McLaren en la “era turbo” de los años 80. En el nuevo museo Porsche se puede contemplar esta joya mecánica, que con sólo 1,5 litros de cilindrada entregaba 850 cv y permitió a Alain Prost y a Niki Lauda lograr 25 victorias entre el 83 y el 87.
Los responsables de la marca esperan para el nuevo museo una cifra de visitas que ronde las 200.000 personas al año. Su infraestructura es fenomenal, y además de las salas estrella de exposición cuenta con restaurantes, cafetería, tienda, biblioteca, etc. Estará abierto al público de martes a domingo en horario de 9.00 a 18.00 horas, se podrán pedir audio-guías para una mejor comprensión de la visita, y la entrada cuesta 8 euros (con reducciones del 50% para grupos y algunos colectivos). Está claro que merece la pena organizar una visita para ver tantas joyas del automovilismo reunidas en un edificio que, ya de por sí, es toda una obra de arte.