Nuevo motor 2.0 GTDi de Volvo: Bajos consumos y altas prestaciones

a fondo Nuevo motor 2.0 GTDi de Volvo 1
Diego Zotes29 ene 2010
Volvo dota a sus modelos grandes S80, V70 y XC60 de un nuevo motor ecológico de gasolina de 2.0 litros con inyección directa denominado GTDi que, mediante un turbo de gran respuesta, entrega grandes prestaciones con consumos reducidos.
Bajos consumos y altas prestaciones
Volvo Car Corporation ha desarollado un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros denominado 2.0 GTDi que ofrece un alto rendimiento combinado con una altísima eficacia en los modelos S80, V70 y XC60 en los que se ofrece. Todo gracias a los 203 cv de potencia que entrega y a un par motor de 300 Nm desde sólo 1.750 rpm que puede llegar hasta los 320 Nm con sobrepresión momentánea. Varias son las tecnologías que se entremezclan en este nuevo propulsor, como una nueva tecnología de turboalimentación, la inyección directa y los árboles de levas dobles y variables, todo ello para conseguir un bajo consumo, bajas emisiones y alto rendimiento en todas las revoluciones del motor, todo ello en un volumen realmente ajustado.
Para desarollar la nueva tecnología de turboalimentación Volvo Cars ha trabajado conjuntamente con el especialista Borg-Warner Turbo Systems y con el fabricante de aceros Benteler Automotive. Han desarollado un turbocompresor que se convierte en el más pequeño del mercado en relación con la potencia que es capaz de ofrecer. Además de entregar un rendimiento óptimo, mejora el tratamiento de los gases de escape, logrando el calentamiento inmediato del catalizador.
El turbo va integrado en el colector de escape, algo que ya había probado el fabricante sueco, aunque ahora el conjunto está realizado en acero y no en fundición con lo que se consigue mucha más ligereza y menor temperatura de trabajo y en en el vano motor. La ubicación de este conjunto favorece el diseño de escapes que optimicen el flujo del gas generando el máximo efecto de impulso, lo que garantiza una respuesta inmediata y una gran aceleración a cualquier régimen del motor.
El nuevo motor ofrece un sistema de inyección directa muy evolucionado, con siete orificios de inyección para cada cilindro, consiguiendo llenar la cámara a una gran velocidad y aprovechar todo el combustible. Mediante este llenado fugaz, el turbo comienza a trabajar antes ofreciendo una respuesta muy ágil a bajas revoluciones.
A todo esto se une la sincronización variable de las válvulas VVT en ambos árboles de levas, modificando los tiempos de apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape dependiendo de las solicitudes al acelerador independientemente del régimen del motor.
El motor estará disponible con una caja de cambios manual y otra automática Powershift ambas de 6 velocidades. Ésta última caja automática con doble embrague y seis velocidades combina la dinámica de conducción de una caja manual con la facilidad y comodidad de uso de una transmisión automática.
Las prestaciones del motor en cualquiera de los modelos en los que se monte son excelentes. En el Volvo S80 la aceleración de 0 a 100 km/h se consigue en 7,9 segundos (8,5 segundos con automático) y consume una media de 7,9 litros a los 100 km (8,3 l/100 km con cambio automático), siendo para el V70 de 8,3 segundos en el 0 a 100 km/h (8,9 segundos con automático) y con un consumo de 8,1 litros (8,4 litros con automático), mientras que para el XC60 siempre con cambio automático acelera en 9,6 segundos y consume una media de 8,6 litros. Las emisiones en todos ellos están por debajo de los 200 gr/km de CO2, desde los 184 gr/km del S80 a los 199 gr/km del XC60.