Nuevo Mercedes Clase A: Sublime compacto deportivo

nuevoclaseamercedes_d0add23c91b13c264398ff3a4.jpg
Raúl Toledano11 jul 2012
Nos subimos a la nueva Clase A que Mercedes lanzará el próximo 20 de septiembre. Un compacto de cinco puertas cuyo espectacular diseño es sólo la antesala de lo que después en marcha descubrimos: dinámicamente es difícilmente superable, con un equilibrio confort-deportividad primoroso, y unos motores, gasolina y diésel, ahorradores y eficientes
El compacto deportivo de Mercedes toma el nombre de Clase A, abandonando así el concepto original de minivolumen con el que nació el modelo en 1997. Ahora, quince años después, la marca de la estrella reposiciona la Clase A como un producto destinado a la clientela más joven, con un precio más acorde a los de su competencia, y un valor pasional desconocido que se traduce en una ofensiva total por conquistar el segmento C- Mercedes ya comercializa el nuevo Clase B, y en los próximos años llegarán el sedán CLA, el crossover compacto GLA y el cabrio SLA - y así plantar oposición al resto de compactos Premium: Volkswagen Golf, Audi A3, Lexus CT, Volvo V40 o BMW Serie 1.
UN CAMBIO RADICAL EN EL CONCEPTO ORIGINAL
Salvo la carrocería de cinco puertas y la tracción delantera, todo lo demás es nuevo en la Clase A. Mercedes ha concebido sobre una nueva plataforma C –en la que también se basa el Clase B- un coche más largo (4,29 m), más ancho (1,78 m) y más bajo (1.43 m) que su predecesor. Si a este se añade un diseño tan agresivo (adiós a los aires familiares y a la posición de conducción elevada de la antigua Clase A) y radical (el maletero con una boca de carga muy estrecha y 341 litros es más pequeño que los del A3 o Serie 1, por citar dos rivales) que conlleva un centro de gravedad notablemente rebajado, es lógico que los ingenieros de Mercedes presuman de haber desarrollado el compacto más aerodinámico de la categoría con un Cx de 0,27.Su enfoque deportivo viene marcado por un diseño más agresivo, un Cx de 0,27 récord de la categoría, y un puesto de conducción mucho más bajo que antes
De morro alargado, aletas posteriores ensanchadas y aspecto general aplomado, el nuevo Mercedes Clase A destaca por una radicalidad en su imagen de la que no todos sus rivales pueden presumir. Esa atrevida renovación, que incluye difusor y spoiler trasero de serie en toda la gama, se agudiza en la versión más deportiva A 250 Sport –con una espectacular parrilla de “efecto diamante”- cuyo precio base será de 37.891 euros.

mercedesclaseacontactoa_eab1e36753f7549e5ce3b7eba.jpg

El Mercedes Clase A más básico de la nueva genearación arranca en un precio de 25.500 euros, correspondiente al diésel A 180 CDI de 109 cv, mientras que por 300 euros más podemos acceder al motor gasolina básico de 122 cv, el A 180. En España, Mercedes incluye en todas sus versiones un equipamiento de serie bastante completo, con elementos como asientos deportivos en tela/cuero, el freno de estacionamiento electromecánico, capo activo de protección para peatones, volante y pomo del cambio forrados en cuero, conexión por bluetooth o los asistentes de ayuda a la conducción de precolisión frontal, detector de ángulo muerto o cambio de carril involuntario, además del control crucero adaptativo, los faros bixenón con LED para alumbrado diurno o el sistema “Distronic Plus” que detecta posibles fatigas o riesgos de conducción peligrosa, corroborando una de las ideas principales del nuevo lanzamiento de Mercedes: el Clase A es un producto caro, sí, pero en relación precio/equipamiento iguala o incluso mejora a la mayoría de sus rivales

Nueva Clase A de Mercedes y todos sus precios

A 180 BlueEFFICIENCY 122 CV: 25.800 €
A 200 BlueEFFICIENCY 156 CV: 29.500
A 250 BlueEFFICIENCY 211 CV: 34.650 €
A 250 SPORT 211 CV: 37.891 €
A 180 CDI BlueEFFICIENCY 109 CV: 25.500 €
A 180 CDI BlueEFFICIENCY Auto 109 CV: 27.862 €
A 200 CDI BlueEFFICIENCY 136 CV: 28.500 €
Entre los sistemas opcionales destaca la aplicación “Drive Kit Plus para Iphone” que integra funciones de navegación, audio y redes sociales en la pantalla de información central gestionada por el pulsador giratorio situado sobre el túnel de transmisión. O un nuevo techo panorámico que circulando “abiertos” a velocidades sostenidas de más de 120 km/h evita turbulencias desagradables.
NO ES EL COMPACTO MÁS ESPACIOSO
Ya dentro, el nuevo Clase A ofrece una realidad muy distinta a su predecesor. Para empezar, los asientos delanteros están situados mucho más bajos que antes, facilitando que personas de cualquier tamaño se acomoden a la posición de conducción más adecuada. Aun así, el propio diseño del coche penaliza la habitabilidad: la cintura muy elevada, ventanillas pequeñas y techo coupeizado. Estas características se vuelven más adversas para las personas que ocupen las plazas traseras –homologado para cinco pasajeros, recomendado para cuatro-. La visibilidad trasera también queda mermada.
Por lo demás, el comprador del Mercedes Clase A disfrutará de un buque insignia a pequeña escala, con altos niveles de calidad, en materiales y ajustes: abundantes revestimientos blandos y aplicaciones cromadas. Un ambiente interior personalizable que incluye entre otros, asientos en cuero/alcántara, ajustes eléctricos con tres memorias, paneles decorativos imitación de fibra de carbono en el salpicadero, los relojes de mandos con detalles centrales ajedrezados o las espectaculares salidas de refrigeración con diseño de turbina.A pesar de la alta calidad percibida y la vanguardista tecnología, la nueva Clase A demuestra claramente las intenciones para el futuro de Mercedes: ser una marca también reconocida por su deportividad
En el apartado mecánico, Mercedes arranca su nueva Clase A con dos motores diésel (180 y 200 CDI) y otros tres de gasolina (180, 200 y 250) con niveles de potencia que para los primeros serán de 109 y 136 cv y para los segundos de 122, 156 y 211 cv, respectivamente, dejando para finales de año el A 220 CDI de 170 cv y la versión deportiva A 45 AMG para principios de 2013.
Todas las mecánicas son de inyección directa y sobrealimentación, y de serie vienen acompañadas por el kit BlueEFFICIENCY que gracias, entre otros, al sistema de parada y arranque automáticos del motor ECO, rebajan consumos y emisiones hasta unos increíbles 3,8 l/100 km y 98 g/km en el diésel A 180 CDI (1.5 litros de cilindrada) y a 5,4 l/100 km y 127 g//km en el gasolina más eficiente (A 180, de 1.6 l y 122 cv). Además, de serie o en opción, todos los propulsores pueden asociarse al cambio automático de doble embrague 7G-DCT.