Nuevo Kia Sorento: Ligero restyling y más cambios

sorentofrontalx_c7387132821010dd9436efef2.jpg
David Ordás19 jun 2012
Kia pone al día su todocamino con cambios estéticos y mejoras a todos los niveles que le harán más eficiente, seguro y refinado.
El Sorento, desde su lanzamiento en 2002, es uno de los logros comerciales de Kia, el fabricante coreano del grupo Hyundai, que hace 10 años nos lo presentaba como un auténtico todoterreno, con posibilidad incluso de dotarlo con reductora, y ofreciendo 5 plazas amplias y un buen comportamiento en carretera. A finales del 2009, nacía la segunda generación del todoterreno de Kia, que se convertía en un auténtico todocamino, más dinámico y sofisticado que su antecesor, con el que el modelo daba un importente salto de calidad.
Esta segunda generación del Sorento ha supuesto un gran éxito comercial para la marca, con más de 630.000 unidades vendidas en todo el mundo, y siendo durante dos años consecutivos el modelo Kia más vendido en Estados Unidos. Tres años después del lanzamiento de esta generación, y cuando todavía el modelo mantiene su aspecto fresco y actual, desde Kia se han decidido a ponerlo al día mediante algo más que un restyling, con cambios estéticos que confirman su vocación de todocamino e importantes mejoras que le preparan para luchar de tu a tu en un segmento cada vez más competido.
La apariencia estética es fundamental en los modernos SUV y todocaminos, y por eso, sin romper con la exitosa carrocería actual, el nuevo modelo incorporará elementos de nuevo diseño para seguir dando forma a un automóvil que, también por fuera, mejora su nivel de refinamiento y clase. El frontal, que mantiene su aspecto pero se moderniza con unos nuevos faros antiniebla colocados ahora de forma vertical, transmite tras el lavado de cara, más fuerza y dinamismo, complementándose con otros cambios estéticos.
Quizás donde más visibles son esos cambios sea en la zaga, que cuenta con pilotos traseros de nuevo diseño, más estilizados, y un diseño del maletero totalmente nuevo, con dos nervaduras muy marcadas, que le proporcionan un aspecto actual y fluido. La defensa trasera también se moderniza, adaptándose al nuevo maletero, y al igual que ocurriera en el frontal, las luces antiniebla cambian de diseño y posición, siendo ahora verticales y ocupando un lugar más exterior. En su conjunto los cambios tanto en la zaga como en el frontal, evidencian una estética más de SUV que de todoterreno, en un modelo que va adquiriendo unos rasgos estéticos que le permiten definirse a si mismo como un auténtico todocamino.

sorentotraserarepx_3a22c3dbf8e0e083fb6edd2d9.jpg

Estos cambios tienen su reflejo también en el interior, donde un nuevo panel de mandos con tecnología LCD, nuevos guarnecidos y plásticos más blandos y aparentes, configuran un habitáculo donde se percibe mayor calidad en términos generales.
Estamos ante un lavado de cara por dentro y por fuera, que se acompaña de cambios a todos los niveles que mejorarán la eficiencia y las características dinámicas del Sorento. El fabricante no ha dado muchos detalles, pero si ha comunicado que el nuevo Kia Sorento será más eficiente, gracias a un menor peso y a ajustes en las motorizaciones que permitirán rebajar sustancialmente su consumo y emisiones. También se ha trabajado sobre el aspecto dinámico, en un modelo cada vez más orientado a carretera, que mejora su comportamiento, su agilidad, su refinamiento y su confort de marcha. El nuevo Sorento, que se fabrica en Estados Unidos y Corea del Sur, llegará a los concesionarios europeos antes de que finalice el año.