Nuevo etiquetado de neumáticos

0
El día 1 de noviembre entra en vigor una nueva normativa europea sobre el etiquetado de los neumáticos, una buena idea que dará más información al consumidor pero que se queda algo corta al obviar otros datos tan importantes o más que los que sí incluye. Se trata de una etiqueta, como la de los electrodomésticos, que valora tres parámetros: rendimiento energético, distancia de frenada en suelo mojado y ruido exterior de rodadura. Sin embargo, no informa en absoluto ni de la duración o vida útil del neumático, ni se su adherencia en seco, ni del agarre en curva, etc. Por ello, lo vemos como una buena medida, pero que podría haber llegado más allá y no quedarse “a mitad”.
Ahora en las tiendas y talleres se podrá ver claramente una etiqueta como la que mostramos aquí al lado con las tres valoraciones. En cuanto al consumo y frenada en mojado se califican con las letras de la “A” a la “G” acompañadas de tonalidades verdes, amarillas, naranjas o rojas; mientras que la sonoridad aporta el dato en el número de decibelios y los estructura en tres escalones en esa especie de dibujo de un altavoz. Hemos estado consultando cientos de neumáticos y los decibelios oscilan entre 66 y 77 db, en eficiencia energética de la “A” a la “G”, y en frenada sobre mojado de la “A” a la “F” (parece ser que no hay a la venta ningún neumático tan malo como para calificarlo “G” en este apartado). Eso sí, las peores calificaciones tienen los días contados, ya que en 2014 no se podrán vender ruedas “G” en consumo ni “F” en frenada sobre mojado; y para 2018 se retirarán también los “F” en materia de consumo.

Quien vaya a poner neumáticos nuevos los próximos días y los que elija no tengan etiqueta que no se extrañe ni crea que le están engañando, ya que la obligación de etiquetado en fábrica data del 1 de julio de 2012, y es normal que en el almacén o taller dispongan todavía de unidades en stock anteriores a esta fecha. Eso sí, pasados unos meses, sería conveniente rechazar los que carezcan del nuevo etiquetado, entre otras cosas porque, como bien sabrán, los neumáticos tienen fecha de caducidad, y cuanto más reciente sea su fecha de fabricación mejor.Durante las próximas semanas todavía se podrán comercializar algunos neumáticos sin éstas etiquetas
Michelín y el RACC han realizado un informe sobre el nuevo etiquetado, y han llegado a interesantes conclusiones. Por ejemplo, un neumático “A” en rendimiento energético logrará que el coche gaste un 7,5% menos que otro calificado como “G”. Es decir, que si tomamos un gasto medio de 7 l/100 km como cifra bastante habitual, el más eficiente ahorrará medio litro cada 100 km respecto al menos eficiente, lo que supondrá unos 200 euros al año en combustible para un kilometraje medio. Más importante todavía es el tema de la seguridad, y la información más valiosa que aporta el nuevo etiquetado la encontramos en la distancia de frenado en suelo mojado. En este caso el neumático “G” necesita un 30% más de distancia que el “A”, lo que se puede traducir en unos 18 metros de distancia en una frenada habitual entre uno y otro, lo que podría determinar el hecho de tener un accidente o no tenerlo.

La famosa compañía de neumáticos y el club catalán recuerdan también la importancia de mantener los neumáticos en buen estado y con sus presiones correctas, ya que si compramos uno calificado como “A” en eficiencia y no vigilamos sus presiones éste puede rendir como si fuese un “G”, incrementando notablemente el consumo. Es decir, de nada sirve comprar las mejores ruedas si no las llevamos como se debe. Toda la información que se de al consumidor la debemos considerar como buena, pero, ya que se legisla en este aspecto ¿por qué no han incluido más datos? El agarre en seco es uno de los que echamos en falta, pero no menos importante es su duración o vida útil, la cual afecta notablemente al bolsillo, pues según la marca y el modelo en circunstancias normales un juego de cuatro neumáticos puede durar de 25.000 a 50.000 km, con la evidente repercusión económica que ello supone  En definitiva, una buena idea que a partir de ahora será un dato importante mostrado en todos los neumáticos, pero que se ha quedado algo corta al olvidar otros parámetros muy importantes.Se echa en falta una calificación de la vida últil del neumático o de su adherencia en seco

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.