Nueva gama Volvo diésel: Llega el D3 de 136 cv

volvo_d_portada_eb1f66c50ea49e7cdce2553f6.jpg
Enrique Marco13 abr 2012
La llegada de un nuevo motor diésel 2.0 de 136 cv modifica la gama diésel de Volvo, que a partir del verano la compondrán los D2, D3, D4 y D5 de entre 115 y 215 cv. Casi a la vez llegará el modelo más esperado, el nuevo V40.
Volvo va a reestructurar su gama diésel con la introducción de un nuevo motor y con el cambio de denominación a algunos de los que continúan. La novedad resulta un tanto chocante para estos “tiempos de downsizing” (reducción de cilindrada) que corren, ya que presenta un 2.0 de cinco cilindros y 136 cv, una cifra de potencia que casi todos sus rivales ofrecen ahora con mecánicas de cuatro cilindros y 300 o 400 centímetros cúbicos menos.
El nuevo motor 2.0 de 136 cv se llamará D3, por lo que el que hasta ahora se conocía con dicha denominación y que representa al 2.0 cinco cilindros de 163 cv tomará el nombre a partir de entonces de D4. Sí mantendrá su identificación actual el tope de la gama -el potente D5 de 2,4 litros y 215 cv- mientras que el 1.6 DRIVe de 115 cv pasará a llamarse D2. Estos cambios se introducirán a partir del verano en los modelos S60, V60, XC60, V70, XC70 y S80.

volvo_d_xa_822699a704209782ba612aca2.jpg

Esta reestructuración de la gama diésel de Volvo coincidirá prácticamente con el lanzamiento del modelo más esperado, el nuevo V40, que sustituirá en verano a los veteranos S40 y V50; aunque el comunicado oficial de la marca sueca todavía no ha confirmado si el nuevo motor D3 de 136 cv se ofrecerá también en el nuevo modelo.Probablemnte el próximo V40 incorpore también la nueva mecánica D3.
La nueva mecánica D3 de Volvo, cuyo par motor es de 350 Nm, podrá ir combinada con caja de cambios manual o automática y se asociará (salvo en el XC60 D3) al sistema de arranque y para Start&Stop. Por supuesto esta motorización bajará de la barrera de los 120 g/km de CO2 en todos los modelos, incluidos los más grandes.

volvo_d_xb_07690851275467f1d0deeb5d1.jpg

Al mismo tiempo, Volvo aprovechará el momento para mejorar el equipamiento de algunos niveles de acabados, introduciendo sistemas nuevos o mejorados, como el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el nuevo sistema activo de control del ángulo muerto o el detector de entrada en túneles. Finalmente, nuevas llantas de aleación de 17 y 18 pulgadas junto a algunos detalles cromados modificados servirán para identificar que la casa bautiza ya como “modelo 2013”.