Nissan X-Trail: Retoques a la japonesa

a fondo Nissan X-Trail 1
Raúl Toledano18 ago 2010
El Nissan X-Trail 2010 es una revisión del SUV compacto de la marca nipona respecto al modelo 2008, con especial atención a un interior y exterior rediseñado, y un mayor equipamiento
Retoques a la japonesa
El Nissan X-Trail 2010 es una revisión del SUV compacto de la marca nipona respecto al modelo 2008, con especial atención a un interior rediseñado notablemente, un mayor equipamiento, nuevos motores y novedosos brochados en su figura exterior, para aportar una mayor dosis de coche apto para la conducción fuera de asfalto, aunque se sigue apoyando en el conjunto de chasis del modelo original de 2001. El lanzamiento del nuevo modelo se producirá a partir del próximo mes de septiembre, con unos precios todavía sin confirmar.
Estéticamente, el X-Trail presenta los mayores cambios en su delantera, con retoques sutiles pero que se aprecian perfectamente en una parrilla rediseñada e incrustada en un nuevo paragolpes más redondeada, menos cortante que el anterior, y apoyándose en unos nuevos grupos ópticos, con unos faros y unas luces antinieblas más estilizadas. En la zaga, las modificaciones son más leves, centrándose principalmente en unas ópticas de tecnología LED y la nueva posición de los intermitentes. Por último, en la panorámica lateral, los pasos de ruedas han crecido sensiblemente. Todo bajo una línea de techo muy afilada y escoltada por dos barras cromadas, según el acabado, que dotan al X-Trail de una mayor robustez.
Como consecuencia de la inclusión de un nuevo paragolpes, y otras nuevas piezas, la carrocería crece en todas sus dimensiones, creciendo 1 cm tanto en longitud, anchura y altura; para en total convertirse en un vehículo bastante corpulento: 4,64 m de largo, 1,80 m de ancho y 1,69 m de alto, preparado para luchar con SUV compactos, como el Suzuki Grand Vitara, el Land Rover Freelander o los más exclusivos BMW X3 o Audi Q5. Otra de las ganancias del nuevo modelo es que la resistencia aerodinámica al avance es ligeramente menor, con un Cx que pasa de 0,36 a 0,35.
Por dentro, la mayor parte de los materiales son nuevos, con una mejor sensación global tanto al tacto como a la vista, de coche de mayor rango. Por ejemplo, se han introducido unos asientos delanteros nuevos, que han sido configurados más atrás para dejar espacio para las rodillas del conductor. También son de nuevo cuño los relojes de instrumentalización, los paneles interiores de las puertas, el volante o el pomo de la palanca de cambios. La tapicería también ha sido rediseñada, transmitiendo una imagen de mayor confort.
A nivel de equipamiento, el sistema de climatización ha sido optimizado, al tiempo que se incluyen nuevos elementos a elegir en la dotación opcional del vehículo, como por ejemplo unos asientos traseros calefactables, una guantera con calefacción y refrigeración o una cámara trasera que ofrece la posibilidad de proyectar la imagen en la pantalla de la consola central.
Por último, el apartado de motorizaciones, donde Nissan todavía no ha detallada las mecánicas que saldrán en el mercado español, sí que podemos confirmar que los propulsores diésel han sido revisados para gastar menos combustible y cumplir con la normativa europea de emisiones de gases Euro 5. Es decir, motores más eficientes. Mientras que nuestro X-Trail podrá equiparse tanto una transmisión manual, en la que se ha retocado los recorridos de las marchas en pro de un menor consumo, como una automática, que también ha sido revisado, especialmente para que tenga menos fricciones.