Nissan Qashqai: Nómada urbano

Raúl de San Antonio29 ene 2007
Con la desaparición del modelo compacto Almera, la marca Nissan da una vuelta de tuerca más al concepto hatchback con un vehículo original y revolucionario. Autocity estuvo en la presentación y probó los motores más potentes.
Con la desaparición del modelo compacto Almera, la marca Nissan da una vuelta de tuerca más al concepto hatchback con un vehículo original y revolucionario. Un producto alternativo para los conductores no convencionales que buscan la agilidad de un turismo con las ventajas de un SUV. El Nissan Qashqai es un crossover que llega a la gama para situarse -por tamaño y concepto- entre sus hermanos Note y X-Trail, pero con el precio de un Golf.

a fondo :: Nissan Qashqai 1

Este nuevo compacto japonés es el primero que surge de la nueva plataforma C de Renault y Nissan, y se caracteriza por haberse desarrollado casi en su totalidad en Europa, donde ya ha empezado a fabricarse -concretamente en Sunderland, al Noreste de Inglaterra-, con unas cifras de producción que superarán las 100.000 unidades al año. De esta forma la marca del grupo Renault logra reposicionarse en el segmento C con un modelo totalmente innovador que por características técnicas también puede plantar cara a SUV compactos como el Toyota RAV4, el Hyundai Tucson o incluso el Jeep Compass, ya que se beneficia de una longitud de 4.315 mm, una anchura de 1.783 y una altura de 1.606 mm. Una alternativa que pretende cubrir dos conceptos en uno, para el que se prevén unas ventas de 11.000 unidades durante su primer año de comercialización. Por eso existen versiones de tracción delantera, (que supondrán el 60 por ciento de las ventas) y All Mode 4x4 (que cubrirán el 40 por ciento de la demanda), 2.900 más cara que la de dos ruedas motrices (4x2).
El diseño exterior es robusto y dinámico, y de marcado carácter off-road, gracias a los guardabarros en los pasos de ruedas y en los bajos de la carrocaría. De su parte delantera destaca un morro fuerte y vertical presidido por una V que rodea el logotipo de Nissan -de mayor presencia en la parrilla de este modelo- y que se extiende longitudinalmente por el capó, largo y musculoso. La trasera es sencilla y deportiva, con la última ventanilla triangular que evoca las líneas del lujoso Murano. Lateralmente, sólo cabe destacar la línea de cintura que va desde el pilar A a los faros traseros y que completa la deportividad del conjunto.
El habitáculo ofrece capacidad suficiente para cinco personas. Delante, en el lado del conductor, el entorno es deportivo con un salpicadero diseñado para ofrecer calidad, visibilidad y ergonomía a la hora de accionar los mandos de la consola central, posicionados de forma intuitiva, mientras el pasajero disfruta de un ambiente confortable. Los materiales elegidos son de gran calidad a la vista y al tacto. Detrás podrán viajar adultos de hasta 1,80 metros, al igual que en el resto de rivales del segmento de los compactos -siempre en una posición más elevada-, pero con un maletero que va desde los 410 hasta los 1.510 litros de capacidad -cuando prescindimos de las plazas traseras-.
Los niveles de acabado se dividen en tres versiones: Visia (básico), Tekna (deportivo) y Acenta (más orientado al lujo). Además existen extras tan interesantes como el techo panorámico, asientos de cuero, navegador, xenon, control de velocidad de crucero, o cámara de visibilidad trasera, entre otros; sobre un equipamiento de serie muy completo desde el modelo más básico, en el que destacan elementos de seguridad como el ABS con EBD y asistente de frenada, el ESP, ordenador de a bordo, reposabrazos delantero, asiento del conductor regulable en altura...
En cuanto a los motores elegidos para dar vida a tan práctico ejercicio de diseño encontramos cuatro; dos gasolina y dos diesel. Entre los primeros están el 1.6 de 115 cv y 156 Nm de par y tracción delantera, asociado a una caja de cambios de 5 velocidades, que alcanza los 100 km/h en 12 segundos, y los 175 km/h de velocidad máxima, con un consumo combinado de 6,7 litros a los 100 km. La otra opción gasolina es la del motor de aluminio 2.0 de 140 cv y 196 Nm de par, disponible con tracción delantera o a las cuatro ruedas y con una caja de cambios manual o variable continua (CVT) con control manual de 6 velocidades, que acelera de 0 a 100 en 10,6 segundos y alcanza los 190 km/h, consumiendo 8,4 litros a los 100 km en recorrido mixto. Los motores diesel -ambos con filtro de partículas- empiezan con la mecánica de Renault 1.5 dCi de 108 cv y un par motor de 240 Nm -que transmite la potencia a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades-, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,2 segundos alcanzando 174 km/h con un consumo de 5,4 litros a los 100 km. Por último el motor 2.0 dCi de 150 cv y 320 Nm de par, que permite al Qashqai acelerar en 10,9 segundos hasta los 100 km/h y llegar hasta los 190km/h de velocidad máxima (los consumos de esta motorización aún no están homologados por Nissan). Las versiones 4x2 de esta mecánica utilizan la caja de cambios manual de 6 velocidades, mientras que las 4x4 ofrecen la posibilidad de escoger la caja automática de 6 velocidades (1.000 ).
Los precios del nuevo crossover japonés arrancan en torno a los 23.000 hasta los 29.400 euros del más alto de gama -que con todos los extras no sobrepasa los 33.000 - . Del acabado Visia al Acenta hay un incremento de 800 , y de este al Tekna hay que pagar 2.000 euros más. La diferencia entre los dos motores de gasolina es de 1.000 euros, entre los dos diesel de 2.000, y para pasar del gasolina 2.0 de 140 cv al diesel 1.5 dCi de 108 cv habrá que desembolsar 1.000 euros más. Autocity tuvo la oportunidad de probar las dos motorizaciones más potentes durante la presentación por tierras catalanas. ¿Quieres saber con cuál nos quedamos?
Diez caballos de diferencia
El conjunto es muy estable y las suspensiones -tanto en el dos ruedas motrices de tracción delantera (4x2), como en el 4x4- están calibradas para que el conductor tenga la confianza de que es él quien controla la situación en todo momento, sin perder un ápice de confort. Y es que el Nissan Qashqai está concebido para obtener un comportamiento dinámico con la capacidad de un SUV.

a fondo :: Nissan Qashqai 2

La diferencia entre el modelo de gasolina y el diesel no es mucha, en lo que a prestaciones se refiere, ya que ambos consiguen alcanzar los 190 km/h de velocidad máxima y el primero acelera sólo 3 décimas de segundo antes que el dCi. La sensación que nos deja este último es la de tener fuerza progresivamente, casi tanto como en la versión atmosférica. Claro está que los 124 Nm de par que benefician al motor turbodiesel "common rail" se hacen notar -en las recuperaciones sobre todo-, pero el motor 2.0 de 140 cv es tan fino que no hace desmercer en absoluto el comportamiento del nuevo modelo japonés.
El que busque una conducción suave con menos ruido (aunque ambos están bien insonorizados), y un margen más amplio y utilizable de revoluciones del motor optará por la mecánica de 140 cv. Para el conductor que haga un uso exhaustivo del vehículo, el motor diesel reducirá los consumos y le dará algo de comodidad al no tener que hacer tanto uso de la palanca de cambios para conseguir más agilidad.