Nissan Pathfinder 2.5 dCi: Para familias aventureras

a fondo :: Nissan Pathfinder 2.5 dCi 1
Diego Zotes29 jul 2010
Nos subimos a la nueva generación del Nissan Pathfinder con el motor 2.5 dCi de 190 cv, que muestra una agilidad inusual, se conduce cada vez más como un turismo y ostenta un impresionante equipamiento.
Para familias avetureras
En un mercado todoterreno cada vez más competido y en el que principalmente se baten el cobre las marcas japonesas con muy buenas aptitudes camperas, el fabricante Nissan ha decidido para este año 2010 actualizar la imagen y algunas de las mejores cualidades de su todoterreno grande y lujoso Pathfinder, salvando las distancias con el tremendo Patrol que es el más grande de la marca para Europa, dotándole de una imagen algo más vanguardista y refinada para resultar más atractivo y lujoso para el público, de un equipamiento mucho más completo que su predecesor y motores más potentes y un nuevo diésel V6.
a favorImagen robusta y sofisticadaInterior versátil y lujosoPropulsor potente y refinadoen contraFalta bloqueo de diferencial traseroPoco espacio de maletero con 7 asientosTercera fila de asientos algo justa
La cualidad principal que caracteriza a este Pathfinder, que además se refuerza en esta nueva versión, es su gran capacidad hasta para siete pasajeros con una apariencia no demasiado voluminosa, motivada por una altura total algo menor que la de sus rivales más directos, así como una imagen incluso más dinámica que la de aquellos. Además, a pesar de no tratarse de un cómodo SUV sino de un todoterreno auténtico, el confort para los pasajeros en conducción es superior gracias al gran refinamiento de sus propulsores y a las bondades de su chasis y bastidor, asemejando su comprtamiento cada vez más al de un turismo, mientras que en el campo responde como un gran escalador gracias a su completo sistema de tracción total seleccionable manualmente que permite afrontar los terrenos más escarpados.
En el segmento se posiciona como uno de los todoterrenos grandes más efectivos y más equipados, encontrando sus rivales principales entre los destacados Mitsubishi Montero de 5 puertas, que hemos probado recientemente, el Jeep Commander, el Toyota Land Cruiser, el Land Rover Discovery 4 o el Mercedes GL, y resultando una opción muy a tener en cuenta frente a los SUV grandes como el Audi Q5 y Q7, el Infiniti EX o FX, el BMW X3 o X5, el Volvo XC90, o el Mercedes ML, si necesitamos más cualidades Off-Road. De precio está entre los más económicos del segmento todoterreno, con una cifra de 43.750 euros por el Pathfinder con motor diésel 2.5 dCi de 190 cv y con el Pack Tecnológico que incluye navegador, cámara de ayuda al aparcamiento y asientos calefactables y regulables eléctricamente, entre otras cosas.
Principales cambios para 2010
El nuevo Pathfinder luce un aspecto exterior renovado con modificaciones ligeras aunque bastante significativas, como una nueva parrilla frontal más atractiva enrejillada con panel de nido de abeja, un nuevo capó, un paragolpes delantero más redondeado y el trasero con aristas más marcadas para sugerir mayor anchura, así como unas nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas de 6 radios dobles en forma de U con neumáticos más anchos que en la anterior versión. La imagen más sofisticada del nuevo Pathfinder viene subrayada por unos elegantes y modernos faros de xenón de nueva factura.

a fondo :: Nissan Pathfinder 2.5 dCi 2

Lo que no cambian son sus impresionantes proporciones y formas de todoterreno auténtico, aunque con un volumen y altura de alguna forma módicos. Presenta un frontal muy poderoso y elevado, con unos pequeños faros y una impresionante rejilla rematada en cromo que además de distinción le concede un gran empaque. La vista lateral se muestra bastante ágil, puesto que su altura no es demasiado elevada y sus ventanillas son proporcionalmente pequeñas respecto a la chapa, brindándole una imagen muy robusta. Éste aspecto soberbio se complementa con unas barras en color plata satinada en el techo para facilitar la carga. Un portón plano que alcanza el paragolpes y muestra una luneta de grandes dimensiones protagoniza la imagen trasera y facilita la carga con dos tipos de apertura, apertura de portón completo o apertura de luneta de forma independiente.
Sus cotas todoterreno son muy reveladoras, con un ángulo de ataque de 30º, de salida de 26º, una gran altura al suelo de 233 mm y una capacidad de vadeo de 450 mm. Estas cifras que evidentemente no son las mejores del segmento, demostrando su tendencia cada vez mayor a dar respuesta al confort de los pasajeros en transporte por carretera. Aún así, puede superar con solvencia inclinaciones de 39º en pendiente frontal y de 48,7º de inclinación lateral. Los sistemas de tracción total se activan mediante una cómoda rueda selectora electrónica en el interior, muy a mano del conductor, con una posición normal con tracción a las ruedas traseras, una posición con tracción a las cuatro ruedas con reparto automático del par automático, la tración a las cuatro ruedas con el diferencial central bloqueado 50/50 para cada eje con marchas largas, y esa misma posición con una relación de marchas cortas o reductora. Se echa de menos para conducción por campo un diferencial trasero bloqueable manualmente para garantizar la mayor tracción en terrenos muy escarpados.
El interior recibe importantes cambios propios de la sofisticación que busca el nuevo modelo, destacando nuevos mandos, tapicerías, instrumentación (con iluminación y legibilidad al estilo del nuevo Qashqai) y detalles cromados. Entre los mandos que actualizan su aspecto encontramos la rueda selectora de los modos de tracción y los mandos del volante para el audio y la telefonía que ahora están iluminados. También cambian los paneles de las puertas con huecos más grandes y la forma del apoyabrazos para resultar más ergonómico a los pasajeros. El habitáculo de nuestra versión alta de gama está protagonizado por unos impresionantes asientos de piel de color beige en las 7 plazas de las que dispone este Pathfinder, realizadas con una calidad exquisita y ofreciendo una sujeción máxima. Los delanteros tienen ajuste eléctrico y son calefactables, mientras que los traseros resultan amplísimos, brindando una gran comodidad a sus pasajeros mientras brindan también una gran versatilidad y soluciones de espacio, dejando una superficie de carga plana de hasta 2.091 litros cuando se abaten todos menos los delanteros (2,8 metros plegando la banqueta del copiloto), 515 litros tras la segunda fila y 190 cuando se utilizan todos los asientos. Un interior perfecto para grandes viajes familiares por todo tipo de terrenos, el verdadero objetivo de este todoterreno.
Incorpora nuevo equipamiento como el nuevo sistema multimedia Nissan Connect Premium, que incluye en nuestra versión LE navegador con pantalla táctil y mapas en 3D, sistema de audio Bosé, conexión móvil por Bluetooth y entradas auxiliares de fuentes de audio y vídeo. El control de velocidad ya existente se completa ahora con un nuevo limitador de velocidad.
El refinado motor turbodiésel 2.5 dCi con inyección directa por common rail de mayor presión de origen Renault ya conocido adopta una serie de mejoras que afectan a las prestaciones, consumos, emisiones e incluso al refinamiento. Pasa a rendir 190 cv de potencia a 4.000 revoluciones y un par motor de 450 Nm desde 2.000 vueltas, unas cifras tan buenas que le hacen ser el motor diésel elegido para mover a su hermano de lujo Murano, que ofrece unas prestaciones muy buenas. Nuestra unidad combinada con un cambio manual de 6 velocidades, consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 11 segundos, una velocidad máxima de 186 km/h y unos consumos rebajados hasta los 8,5 litros a los 100 km según ficha técnica, logrando también reducir las emisiones de CO2 hasta los 224 gr/km. Lo que más impresiona de este propulsor diésel es su facilidad de empuje desde las primeras vueltas, consiguiendo un comportamiento ágil incluso en desplazamientos por ciudad entre semáforos.

a fondo :: Nissan Pathfinder 2.5 dCi 3

Dada la dualidad que persigue el Pathfinder, combina un rígido chasis realizado en escalera de acero con carrocería separada, otorgándole una gran rigidez al conjunto, con una suspensión independiente en ambos ejes para conseguir el mayor confort y estabilidad para los pasajeros. El resultado es un gran comportamiento tanto en carretera como en campo. Apuesta por una configuración McPherson en el eje delantero con muelles y amortiguadores integrados, mientras que para eje trasero separan el muelle del amortiguador para no restar espacio de maletero. En cuanto a la frenada, la máxima eficacia queda garantizada por unos discos delanteros ventilados y unos macizos traseros con sistema de asistencia a la frenada y repartidor electrónico EBD.
El mejor comportamiento fuera de pista del Pathfinder se obtiene al girar la rueda selectora de su sistema de tracción total All Mode 4x4, que controla electrónicamente la tracción asegurando una conducción segura y sin sobresaltos mediante el reparto perfecto del par entre los ejes y las ruedas. La reductora le convierte además en todo un escalador en los terrenos más rotos.