Nissan Micra: Nacido para la ciudad

a fondo Nissan Micra 1
Diego Zotes06 feb 2011
Al volante del nuevo Micra la ciudad es un juego. Con su nuevo motor tricilíndrico de 80 cv se mueve con gran agilidad y los pasajeros disfrutan de extras como navegador o asistente de aparcamiento.
Contacto
El competido segmento de coches pequeños se renueva con la llegada de un histórico superventas en su cuarta generación, el Micra de Nissan, que tras muchos años marcando tendencias de diseño y comportamiento con sus motores reducidos por lo que han conseguido vender en nuestro país hasta 141.400 unidades, en esta nueva edición racionaliza ligeramente su diseño, ofrece un nuevo motor de tres cilindros potente y muy económico, una nueva plataforma 100% Nissan más ligera y maniobrable y un amplio equipamiento fuera de lo normal para el segmento B, perfecto para su uso por ciudad.
Totalmente nuevo es el concepto de lanzar únicamente motores de gasolina de tres cilindros desarrollados completamente por Nissan, fundamentalmente para rebajar el precio total del vehículo sin prescindir en ningún caso de reducir al máximo los consumos. El único motor inicial con el que se comercializa el Micra es un 1.2 litros atmosférico con 12 válvulas que entrega 80 cv de potencia y consigue unas cifras de consumo muy reducidas de 4,8 litros a los 100 km y unas emisiones de sólo 115 gr/km con el cambio manual de 5 velocidades, que ascenderán a los 5,2 litros a los 100 km y a 125 gr/km de emisiones de CO2 con el cambio automático CVT disponible. Para mitad de año se espera la llegada de un nuevo propulsor 1.2 litros Supercharged de 12 válvulas con inyección directa de gasolina de 99 cv con compresor que rebajará los consumos hasta los 3,9 litros y las emisiones hasta los 95 gr/km, como también se espera la llegada del moderno sistema Start&Stop para ambas versiones de serie u opcional, con lo que en el atmosférico se rebajarán las emisiones hasta los 105 gr/km. Ambas versiones estarán disponibles con los dos tipos de cambio, el manual y el automático.

a fondo Nissan Micra 2

Con estos motores de bajo consumo, sobre todo con el futuro Supercharged, quieren plantar cara a sus rivales más directos incluso de combustible diésel, puesto que sus valores son muy parecidos y su precio muy inferior, ofreciendo además un funcionamiento más refinado y alegre. Encontramos fundamentalmente entre estos al Toyota Yaris en su versión diésel D-4D, así como al Opel Corsa, al que también mejora notablemente en precio."El equipamiento más básico Visia ofrece aire acondicionado, control de estabilidad y todos los airbags"El equipamiento más básico Visia ofrece aire acondicionado, control de estabilidad y todos los airbags
Los precios no pueden estar más ajustados, siendo en todos sus acabados más económico que en su anterior generación y contando además con que de serie desde el equipamiento más básico Visia ya ofrece extras como el control de estabilidad ESP, el aire acondicionado, el ordenador de a bordo, elevalunas eléctricos delanteros y todos los airbags. El precio de entrada es de 11.900 euros. Algo muy llamativo es que cada salto a un acabado superior ahorra mucho dinero, puesto que se añaden poco más de 500 euros y se añade en equipamiento bastante más de 1.000. El siguiente acabado es el Acenta por 12.400 euros, al que sigue el Tekna por 13.150 euros y termina con el Tekna Premium por 14.150 euros.Estéticamente ofrece una imagen mucho más racional y convencional, aunque manteniendo el ADN típico de la marca
Diseño más convencional y funcional
A nivel estético rompe completamente con el anterior diseño exclusivo y quizás algo polarizante, para ofrecer una imagen mucho más racional y convencional, aunque manteniendo el ADN típico del modelo, que se ha caracterizado fundamentalmente por una línea redondeada del techo hacia la zaga y de los marcos de las ventanillas. Con esta acción, desde Nissan están convencidos de ampliar el abanico de posibles clientes interesados en sus excelentes cualidades. Lo que está claro es que el nuevo Micra está diseñado para la ciudad, con unas dimensiones ajustadas para facilitar la mayor agilidad y suficientemente amplias para garantizar la capacidad para 5 pasajeros. El diseño es más atractivo y moderno que en la anterior generación, con una carrocería en líneas generales más redondeada y unas ópticas delanteras y traseras más voluminosas y de mayor iluminación. Las versiones superiores incluyen detalles cromados en el paragolpes que lo hacen muy elegante, mientras que la zaga hay un portón grande coronado por un pequeño spoiler con la tercera luz de freno integrada.
El interior es otro de sus puntos fuertes, con una gran habitabilidad y confort para cinco pasajeros gracias a la nueva plataforma denominada V de la marca que ha partido completamente de cero rebajando notablemente el peso hasta en 35 kilos, partiendo de los 915 kilos en vacío. Esta plataforma ha ganado también algo en longitud (61 mm), altura (5 mm) y distancia entre ejes, para albergar más cómodamente a los pasajeros y facilitar su acceso, y ha reducido su altura (10 mm) mejorando la aerodinámica. El nuevo aspecto del habitáculo es muy moderno y ergonómico a la vez que acogedor, con una forma doble burbuja frontal simétrica que alberga en una el cuadro de mandos y por en la otra la guantera. Introduce elementos de equipamiento muy útiles para su utilización por ciudad pero pocas veces visto en el segmento, con elementos como un techo solar panorámico de apertura eléctrica y con cortina interna, sistema de navegación Nissan Connect con telefonía Bluetooth, medidor de espacio de aparcamiento, llave inteligente de apertura y arranque o control de estabilidad ESP.

a fondo Nissan Micra 3

En cuanto al chasis, presenta un esquema de suspensión aligerado con configuración McPherson delante y con una barra de torsión muy compacta detrás que deja mucho espacio en el maletero y en conjunto hace la conducción muy cómoda. Además facilita el funcionamiento de la dirección, que dado su enfoque urbano ofrece el menor radio de giro del segmento, facilitando notablemente las maniobras en espacios estrechos.