Nissan Micra 1.2 DIG-S: Jaque al diésel

a fondo Nissan Micra 1.2 DIG-S 1
Raúl Toledano29 jun 2011
Con este motor tricilíndrico gasolina de 4,1 l/100 km de gasto de combustible y unas emisiones de CO2 de 95 g/km, los pequeños urbanos ya no tienen que ir ligados obligatoriamente a las ahorradoras mecánicas diésel, más costosas
Contacto
La marca Nissan mantiene desde 2008, bajo el programa Pure Drive, la concepción de vehículos que rebajen las cifras de emisiones de CO2 (por debajo de los 130 g/km) y consumo de combustible, tanto en ciclo diésel como en gasolina, alcanzando a los segmentos más pequeños, urbanos y polivalentes A, B y C, o lo que es lo mismo, Pixo, Micra, Note, Juke y Qashqai. Fiel a esta filosofía de coches eficientes, ahorradores, pero también con un cierto rango prestacional, el fabricante japonés presentó el pasado otoño la cuarta generación del utilitario de cuatro puertas Micra, con un único motor de iniciación, un gasolina atmosférico de 1.2 litros y 80 cv (5,5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 115 g/km), al que desde septiembre, y por un sobrecoste de 1.200 euros, se suma un gasolina tricilíndrico de 1.2 litros de inyección directa sobrealimentado por compresor DIG-S de 98 cv, y con cifras realmente sorprendentes: 4,1 l/100 km y 95 g/km, poniendo en jaque a las motorizaciones diésel de los urbanos más cotizados. Se prevé que el 33% de ventas del nuevo Micra corresponda a esta mecánica.

Con el bicilíndrico Twin Air Turbo de Fiat (85 cv, 4,1 l/100 km y 95 g/km) para su coqueto 500 como gran referente, o también el tricilíndrico 1.2 TSI Bluemotion de VW, con el Polo (105 cv, 5,3 l/100 km y 124 g/km de CO2) como rival más directo de nuestro protagonista de hoy, Nissan mantendrá un duro pulso, pero con una premisa muy clara: el precio de este nuevo propulsor del Micra es el más asequible (desde 13.100 euros) del mercado, por los 15.540 del alemán y los 13.250 del italiano. Si seguimos mirando el bolsillo, ni que decir tiene que los motores más ahorradores y limpios en ciclo diésel también son ligeramente más caros, tres ejemplos: el Opel Corsa 1.3 CDTI ecoFLEX de 75 cv (14.810 : 4,2 l/100 km y 112 g/km), el Ford Fiesta TDCi de 70 cv (15.450 : 4,1 l/100 km y 107 g/km) o el Toyota Yaris D4-D de 90 cv (14.200 : 4,2 l/100 km y 110 g/km).En relación precio/consumo/emisiones, el Micra DIS-G no desmerece en nada con cualquiera de sus rivales
"Bastante más capaz en vías rápidas que el gasolina atmosférico de 80 cv"En definitiva, y realizando esta comparativa, Nissan quiere derribar el instinto primitivo que tiene el comprador español de decantarse por un coche diésel, concibiendo un motor con las prestaciones y refinamiento de un gasolina con la economía de consumo y las bajas emisiones de un diésel. El resultado final es un coche muy divertido de conducir y que se adapta como anillo al dedo a ciudad, pero que, a diferencia del Nissan 80 cv, también tricilíndrico, es bastante más capaz en vías rápidas.Bastante más capaz en vías rápidas que el gasolina atmosférico de 80 cv
DIG-S (Direct Injection Gasoline-Supercharged) es el segundo apellido de este Micra que tiene como tres cualidades básicas: potencia, eficiencia y diversión. Vendido en 160 países, este Micra ha sufrido diferentes arreglos a nivel aerodinámico, peso, obtención de energía y elementos del motor. Por ejemplo, para evitar vibraciones y ruidos típicos de motores de tres cilindros, se ha incluido un contrapeso en el cigüeñal. Se ha trabajado para reducir la fricción del motor en un 30%, equiparable a un motor de cuatro tiempos de similares prestaciones. A diferencia del Micra 80 cv (de inyección multipunto), incluye la distribución de válvulas variable en ciclo Miller, con la recirculación de gases de escape para mejorar la combustión, una relación de compresión de 13:1 y, por último, se ha añadido la tecnología Stop/Star de parada y arranque automático del motor (reduce un 5% el consumo), asociado al sistema de recuperación de energía en fases de frenado y desaceleración por el cual el alternador regenerativo se apaga cuando circulamos en modo crucero y sólo se activa cuando detecta que la batería esta casi descargada.

a fondo Nissan Micra 1.2 DIG-S 2


Si a todo esto le sumamos el nuevo un alerón trasero que, además de dotar al vehículo de una configuración más deportiva y moderna, reduce el Cx de 0,33 a 0,29, las prestaciones salen muy mejoradas: el Micra 1.2 DIG-S desarrolla una potencia de 98 cv a 5.600 rpm y el par es de 142 Nm a 4.400 rpm, con una velocidad máxima de 180 km/h (CVT: 178 km/h) y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos. Son registros que alcanzan en muchos casos a motores gasolina atmosféricos de 1.6 litros, pero con un consumo oficial en ciclo mixto homologado de 4,1 l/100 kms (CVT: 5.0 l/100 km) y unas emisiones de CO2 de 95 g/km para la versión manual y de 115 g/km para la caja de cambios CVT.98 cv para un consumo mixto homologado de 4,1 l/100 km
De diseño exterior e interior poco más vamos a añadir a lo que ya os adelantamos en su momento y que podemos ver en esta nueva galería de fotos que adjuntamos: una imagen más racional y convencional que en la tercera generación (2003), con una línea moderna y redondeada de techo con los marcos de las ventanillas cromados en los acabados superiores y homologado para cinco pasajeros, a lo que se suman unas ópticas delanteras y traseras más voluminosas y de mayor iluminación. La otra distinción entre este Micra con compresor y el atmosférico es un pequeño labio en el spoiler delantero, además del ya citado alerón trasero. Por dentro, gana en calidad de materiales, habitabilidad y confort gracias a una plataforma que crece en longitud (+ 61mm), anchura (+5 mm) y distancia entre ejes (+20 mm), en total para albergar un habitáculo luminoso y con muy buen visibilidad y un cofre de maletero de 265 litros, ampliables a 1.132 litros con los asientos traseros abatidos.

a fondo Nissan Micra 1.2 DIG-S 3


A nivel de equipamiento, el desembolso que suponen los 1.200 del nuevo motor se pueden asociar a cualquiera de los tres niveles de acabado: Visia, Acenta y Tekna. De serie aparecen los clásicos elementos de seguridad ABS, ESP o airbags frontales, de cortina y laterales, más el Stop/Star, ordenador de viaje o el aire acondicionado. A partir del Acenta se añaden las llantas de 15, volante forrado en cuero, Radio CD con conexión Aux-In y conectividad por Bluetooth. Y en el tope de gama, el Tekna, se añaden faros antiniebla delanteros, limpias y luces automáticas y dos sistemas de gran sofisticación para un segmento B: el Nissan Connect con navegación integrada por pantalla táctil de cinco pulgadas y el asistente de aparcamiento Parking Slot Measurement (PSM), que ayuda al conductor a calcular si un espacio en la calzada es lo bastante grande para aparcar, funcionando a una velocidad inferior a los 25 km/h. Opcionalmente, queda el techo panorámico de cristal.Destacan el Nissan connect con sistema de navegación integrado y un asistente de aparcamiento en el acabado más alto de gama
Y en marcha, ¿qué? ¿Mucha diferencia entre el 1.2 DIG-S y el 1.2 atmosféricos? Pues la verdad que sí. Pulsamos el botón de arranque, a la izquierda del bloque de dirección, aceleramos y la primera sensación es que a bajas vueltas este Micra responde mucho mejor, con más ímpetu, sin necesidad de reducir de marchas, por ejemplo, de tercera a segunda, para afrontar un repecho. Además este aumento considerable del par máximo te permite realizar adelantamientos con mucha más facilidad y sin tantos riesgos. El coche sigue apoyando bien, es consistente, sólido, y al mismo tiempo, ágil y fácil de manejar, con un buen compromiso entre confort y comportamiento. Esencialmente este nuevo motor destaca por su calidad de respuesta a bajo y medio régimen en cualquier circunstancia, más cercano a las características de un diésel que un gasolina. Apoyado en un esquema de suspensiones idéntico al 1.2 atmosférico (eje delantero con un sistema independiente McPherson con muelles y un eje trasero con una compacta barra de torsión), este 98 cv brilla por una dirección asistida cuyo radio de giro es de 4,65 metros, ideal para las maniobras por ciudad. En frío, al ralentí, el ruido del motor traspasa sensiblemente al habitáculo, pero ya en marcha es extraordinario como este pequeño motor tres cilindros ha sido refinado hasta límites insospechados, con una absorción total de ruidos mecánicos, de rodadura o aerodinámicos. Circular a 140 km/h no es problema, la estabilidad es total y el confort está garantizado. De serie, se mantiene el cambio manual de cinco velocidades, siendo opcional la caja automática de variador continuo CVT.