Nissan Juke-R: Demostración de poderío

a fondo Nissan Juke-R 1
Raúl Toledano16 ene 2012
Es un prototipo, y difícilmente verá la luz como vehículo de serie, pero sus cualidades dinámicas y prestacionales, mitad coche de carrera (GT-R) mitad SUV (Juke), ensalzan la capacidad de Nissan para ensamblar máquinas de ensueño
Novedad
La industria del motor está alcanzando tal desmesurada capacidad de desarrollo que frenar esa cadena de ideas e innovaciones, por mucha crisis y recesión que exista en algunos mercados, sería altamente contraproducente. Es por eso que prototipos como el que hoy nos ocupa, el Nissan Juke-R, interesan al propio fabricante desde una perspectiva publicitaria el crossover más rápido del planeta, se dice- como sobre todo por ser un banco de pruebas o plataforma perfecta para futuros modelos de carácter deportivo y altas prestaciones.

Nissan, que en Europa va de la mano de Renault, es una verdadera potencia, sobre todo en los mercados japoneses y estadounidenses, a la hora de concebir formidables artilugios para la competición. Después de 22 meses de desarrollo, el Nissan Juke-R ya cabalga, cronómetro en mano, por el Centro Técnico de Nissan Europa, en Inglaterra, con unos fundamentos técnicos desconocidos en el segmento de los SUV más compactos.Unos fundamentos técnicos sin parangón entre los SUV urbanos
Hace tres meses os hablábamos del prototipo Nissan Juke-R, una auténtica bestia ya en los bocetos que le vieron nacer. Ahora el modelo, ya de carne y hueso, esa carrocería en negro mate que arrebata y sugiere velocidad, ha sido cronometrado por los responsables de Estrategia y Planificación de Producto de Nissan, obteniendo unas prestaciones de auténtico superdeportivo que nada tienen que envidiar al espectacular GT-R, del que toma motor, transmisión, esquema de suspensiones y buena parte de su esencia estética y aerodinámica.
"Rapidísimo y veloz con el mismo motor biturbo que el GT-R"Pues bien, cronómetro en mano, el fabricante japonés anuncia una velocidad máxima de 257 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 3,7 segundos, gracias al hiperpotenciado motor biturbo gasolina de 3.8 litros en configuración V6 que fiscaliza 458 cv de potencia máxima en consonancia con una transmisión automática de seis relaciones.Rapidísimo y veloz con el mismo motor biturbo que el GT-R
Comparándolo con las prestaciones del Nissan GT-R, el crossover japonés pierde la batalla por una escaso margen: el superdeportivo es dos décimas más veloz y es capaz de alcanzar una velocidad punta de 315 km/h. Lógico por otra parte, ya que por muchos arreglos y especificaciones aerodinámicos que haya sufrido, la figura de un SUV como el Juke-R muestra mayores resistencias al avance, y los refuerzos que ha sufrido globalmente su estructura lastran un peso final considerable, pasando de 1.425 kg del Juke de serie a los 1.806 kg de la unidad deportiva.
Respecto al Nissan Juke de calle, las dimensiones son muy similares, manteniendo longitud, altura y batalla, de 4.135 mm, de 1.575 mm y 2.530 mm, respectivamente, y únicamente incrementando su anchura, que pasa de 1.765 mm a unos increíbles 1.910 mm. A este colosal ensanchamiento se unen unas llantas de 20 y toda una serie de aditamentos específicos, tipo, spoiler fragmentado en dos, faldones, taloneras, pasos de ruedas ensanchados o doble salida de escape independientes, que, aunque parezca increíble por extremo y radical, ha sido homologado para carretera.

a fondo Nissan Juke-R 2

Con la estimable ayuda del preparador de competición RML, este Juke-R (del que se han producido únicamente dos unidades, una con volante a la izquierda y otra a la derecha) adapta las suspensiones y la base motriz del sobrecogedor GT-R a sus cotas más alto y más corto- y añade especificaciones FIA con refuerzos propios del mundo de la competición, nunca de SUV, garantizando un comportamiento deportivo y una agilidad extraordinaria, insólito para coches con esta fisionomía.
Por dentro, Nissan ha configurado una jaula antivuelco homologada por la FIA, unos asientos delanteros de competición OMP, y además la pantalla táctil de 7 pulgadas, situada en el centro del salpicadero, proporciona al conductor toda la información sobre la configuración del tren de rodaje y demás datos técnicos, al estilo GT-R.
Nada hace indicar que el Nissan Juke-R, tal y como aparece en la presente información y en la galería de fotos adjuntada salga a la luz, pero sí que puede definir una estrategia, la de Nissan, más ambiciosa para sus productos generalistas europeos de gama media. Si actualmente, el Nissan Juke de serie más potente es el 1.6 Turbo de 192 cv, rivalizando con el Mini Countryman S (184 cv), de aquí a un par de años, coincidiendo con la revisión de la gama Juke a mitad de su vida comercial, sí que existe la posiblidad de un Juke hiperpotenciado que supere los 200 cv de potencia, convirtiéndose en el SUV urbano más potente jamás comercializado en el mercado europeo.