Nissan GT-R: La bestia japonesa

Enrique Marco25 oct 2007
Nissan acaba de presentar en el Salón del Automóvil de Tokio un superdeportivo de 480 cv capaz de rivalizar en prestaciones con los mejores Ferrari, Lamborghini o Porsche. ¡El Skyline ya tiene sucesor!
La bestia japonesa
Nissan acaba de presentar en el Salón del Automóvil de Tokio un superdeportivo de 480 cv capaz de rivalizar en prestaciones con los mejores Ferrari, Lamborghini o Porsche. Se llama Nissan GT-R y comenzará a venderse en el mercado japonés a finales de este mismo año por un precio muy competitivo: entre 47.000 y 51.000 euros. Más adelante llegará a Estados Unidos, y a medio plazo también podría venderse en Europa.

a fondo Nissan GT-R 1

Observando las características de este bólido nipón, vemos como el potente 350Z se queda como el hermano menor de la gama deportiva Nissan. Con un tamaño de 4,65 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,37 metros de alto, el nuevo GT-R presenta una carrocería construida en aluminio y fibra de carbono, así como un habitáculo para cuatro pasajeros (evidentemente, la fila de atrás mejor para tallas pequeñas) y un considerable maletero de 315 litros de capacidad. Su peso total es de 1.740 kilos, ya que entre otras cosas, incluye un evolucionado sistema de tracción integral transaxle. Estéticamente no pasa desapercibido, con su línea musculosa, trazos rectos, llamativos elementos aerodinámicos y una espectacular trasera que incluye la cuádruple salida de escape y los pilotos dobles redondos con lámparas de tipo led.
Su propulsor es un V6 de 3,8 litros de cilindrada que, alimentado por dos turbos, es capaz de generar 480 cv a 6.400 rpm y un par de 588 Nm de par máximo. Su fuerza es bestial, por lo que unido a un excelente coeficiente aerodinámico de 0.27 supera los 300 km/h. Para pasar de una marcha a otra Nissan recurre al nuevo cambio GR6 de doble embrague, es decir, una caja automática con función secuencial mediante levas tras el volante al estilo del DSG del Grupo Volkswagen.
Las suspensiones también están a la altura de un gran deportivo de última generación, ya que su sistema Bilstein Damptronic permite tres modos de uso: R (para una conducción prácticamente de circuito), Sports (deportiva pero no radical) y Confort (cómoda, para ciudad y viajes tranquilos). Por lo que se refiere a frenos, se cuenta con la marca Brembo, que sirve pinzas de seis y cuatro pistones para los discos delanteros y traseros respectivamente. Y en cuanto a neumáticos, unos de tipo run flan (que pueden rodar pinchados durante unos kilómetros) y en generosas medidas: 255/40 ZR20 en el tre delantero y 285/35 ZR20 en el trasero.