Nissan 350Z: Todavía más potente

Enrique Marco12 mar 2007
El superdeportivo japonés por excelencia, el 350Z, aumenta su potencia hasta los 313 cv mediante un rediseño completo de su propulsor V6 de 3.5 litros. ¡Que se cuiden los deportivos europeos!
Nissan vuelve a mejorar su fabuloso deportivo 350 Z, y aunque estéticamente apenas se diferencia del modelo actual, en el motor el 80% de las piezas son nuevas, de modo que eleva la potencia hasta los 313 cv y le pone las cosas muy difíciles a su más directo rival: el Porsche Cayman S (o Porsche Boxster S). El nuevo 350 Z se presenta estos días en el Salón de Ginebra, y se pondrá a la venta esta primavera tanto en versión coupe como en versión roadster.

a fondo Nissan 350Z 1

Visto desde fuera, sólo el nuevo capó –modificado en consonancia al nuevo motor- le delatan; o en todo caso se identificará si se elige alguno de los tres nuevos colores de carrocería. En el interior sólo algún detalle como las tapicerías varían, por lo que podemos decir que cuesta diferenciarlo de su predecesor.
Sin embargo, tal y como hemos anticipado, el 80% de las piezas del motor son nuevas, y no sólo se ha cambiado lo típico en estos casos –admisión y escape- sino que los retoques han llegado a las bujías, pistones o incluso al cigüeñal. Dicen los responsables de Nissan que el sonido es ahora más deportivo ¡habrá que oírlo, pues ya el modelo actual destacaba por su melodía! Los resultados son 13 cv más, llegando a los 313 cv. El régimen de giro se ha estirado, por lo que se llega ahora a las 7.500 rpm; mientras que el par máximo es de 358 Nm a 4.800 rpm.
Con estas mejoras, este bólido de propulsión trasera y caja de cambios manual, acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,7 segundos (6,1 segundos el roadster) y alcanza los 250 km/h en cualquier tipo de carrocería. Los consumos son de 11,7 l/100 km de media en el modelo cerrado y 12,0 l/100 km en el abierto. Por último, decir que se ha cambiado el tipo de neumático, ahora unos Bridgestone Potenza RE050, en medida 225/45 R18 delante y 245/45 R18 detrás.