Mueren 17 personas en 14 accidentes de tráfico durante el fin de semana:

Mueren 17 personas en 14 accidentes de tráfico durante el fin de semana 1
Agencia EFE17 sep 2012
Diecisiete personas han fallecido en los catorce accidentes mortales de tráfico ocurridos en las carreteras a lo largo del fin de semana, desde las 15.00 horas del viernes a las 24.00 del domingo, en los que además hubo un herido grave y tres leves, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

De los diecisiete fallecidos, tres eran motoristas, y de los catorce accidentes, ocho fueron por salidas de vías, tres colisiones, dos atropellos a personas y otro a un animal

El sábado fue el día de mayor siniestrabilidad, con siete accidentes mortales en los que fallecieron otras tantas personas, otra resultó herida grave y otras dos leves.

El domingo fueron cinco los fallecidos en cuatro siniestros en los que también una persona sufrió heridas leves, y el viernes se produjeron tres accidentes en los que cinco personas murieron, sin registrarse ningún herido.

En concreto, una persona murió en cada uno de los accidentes registrados en Villabrágima (Valladolid), en la VA-505; en Zalamea la Real (Huelva), en la N-435, y en La Rambla (Córdoba), en la A-386, mientras que hubo otras dos víctimas mortales en Reocín (Cantabria), en la A-8.

El sábado fueron siete fallecidos en otros tantos siniestros ocurridos en Antequera (Málaga), en la A-45; en Monforte de Lemos (Lugo), en la CPLU-3204; en Lanjarón (Granada), en la A-348; en Villablanca (Huelva), en la HU-4400; en Finestrat (Alicante), en la CV-758; en Adra (Almería) y en Alajeró (en Santa Cruz de Tenerife).

El viernes se registró un accidente en Marchena (Sevilla), donde fallecieron dos personas al chocar dos turismos en el cruce de la A-364 con la A-407; en Lugo, murieron un matrimonio de ancianos al caer el coche en el que viajaban en un río, en O Corgo, y en Valdefuentes de Sangusín (Salamanca), un motorista perdió la vida al chocar la motocicleta que pilotaba contra una vaca.

En lo que va de año se han producido 957 muertes en las carreteras, 111 menos que el pasado años, lo que supone un descenso del 10,4%.