MSF 2012: Resistiendo las adversidades

aamsf_portada_02310de0e7f9e10634ad2473c.jpg
Enrique Marco06 feb 2012
La novena edición del Motor Show Festival de Zaragoza mantuvo el interés por los coches clásicos, los de competición y el tuning. Su programa y superficie de exposición se redujo respecto a anteriores ocasiones, pero resistió el temporal climatológico y económico de forma meritoria.
REPORTAJE

Ayer se cerró la novena edición del Motor Show Festival, un evento celebrado en Feria de Zaragoza que muestra la parte más lúdica del mundo del motor. El MSF está ya consolidado y resiste a pesar de las dificultades del momento y de la climatología adversa que se dio este fin de semana; aunque no hay que ocultar que esta novena edición no logró acaparar tanta expectación como en ediciones pasadas, con una superficie expositiva y un programa reducido, así como con un menor número de asistentes, que bajó de la mágica barrera de los 100.000 visitantes, una cifra que en sus mejores ediciones sí logró superar.

Pero el MSF resiste, y es meritorio que se celebren eventos como éste en tiempos difíciles. La organización no ocultó en la rueda de prensa con la que se inauguraba el MSF 2012 que los presupuestos para organizar estas grandes muestras son ahora más reducidos, pero se mostró optimista para próximos años, en los que espera recobrar el pulso creciendo otra vez para igualar, o incluso superar, el altísimo nivel que alcanzó esta feria. De hecho, el próximo año será su décimo aniversario, por lo que se pretende redoblar el esfuerzo.

msf_x__4a9a1e281054ac86b80e1ee8b.jpg

Si nos olvidamos de anteriores ediciones más ricas, la verdad es que el MSF 2012 acaparó varios puntos de interés para los aficionados al mundo del motor. El subcampeón del Dakar Nani Roma estuvo el viernes y se dejó ver tanto en una charla como en una especie de curso de conducción. En el interior de la Feria se habilitaron 65.000 metros cuadrados para esta edición, y ahí destacaban los clásicos de competición más espectaculares, como un impresionante Ford GT 40, un Jaguar E-Type muy bien preparado y varios fórmulas de distintas épocas.

Nani Roma fue la estrella invitada de esta novena edición.

También se expusieron por parte de los concesionarios locales algunos vehículos nuevos de marcas vinculadas con la competición. Por ejemplo destacaba una unidad muy especial del BMW M3, varios Abarth y, sobre todo, el Jaguar XKR-S, el cual acaparó miles de miradas. En el pabellón de los clásicos se respiraba muy buen ambiente, con numerosos stands de clubs, compraventas, puestos de recambios, accesorios o libros, etc. La variedad era la nota dominante, pues se podían encontrar desde modestos Seat 600, Minis o clásicos populares, hasta espectaculares Rolls-Royce o Ferrari. Por tener variedad incluso había espacios para tractores antiguos o para camiones Pegaso.

msf_x__7c5b9223912afc1b2d67d1769.jpg

Finalmente no podemos olvidar el olor a goma quemada, los tests de vehículos y el espectáculo en general que se pudo vivir en el Autodrome, esta vez en un pabellón cubierto, el nº11. Aquí, en un pequeño trazado delimitado para la ocasión, el público pudo vibrar con interminables derrapajes de bólidos tan espectaculares como deportivos Ferrari, Mitsbushi Evo de competición, algunos Porsche, etc. También fue el escenario en el que el domingo por la mañana se celebró la carrera inaugural del campeonato de Aragón de Slalom, organizado por FADA. En definitiva, un salón que ha resistido el temporal y al que le deseamos energías renovadas para su décimo aniversario. En cuanto a tuning, custom, espectáculos y otras curiosidades del salón, en breve publicaremos un nuevo reportaje específico con vídeo y amplias galerías fotográficas.