Motores diésel de Opel: El Insignia se refina

opelmotoresportada_3753daed8ddfa0d14a8424700.jpg
Raúl Toledano04 mar 2015
Probamos el primer motor diésel 'antiNOx' de Opel, un 2.0 CDTI de 170 cv de potencia y 4,3 l/100 km estrenado en el Insignia, una combinación, ahora sí, con una finura y una respuesta dignas de una berlina de su categoría. Por su parte, el 1.6 CDTI de 136 cv llega al Mokka, mejorando en prestaciones y consumos al saliente 1.7 CDTI.
Opel continúa inmersa en su renovación de modelos y motores, dos de estos últimos son los que hemos ido a probar a tierras irlandesas. Concretamente, el bloque intermedio diésel de 1.600 centímetros cúbicos de cilindrada, estrenado en el Zafira Tourer a finales de 2013, posteriormente implantado en los Astra y Meriva, y ahora en 2015 llega al Mokka, el tercer coche más vendido de la marca y líder de los crossover compactos en cinco países europeos, entre ellos Alemania.
Y el segundo y gran protagonista de la presentación fue el diésel de mayor rango 2.0 CDTi de 170 cv de potencia, estreno mundial en el modelo más estatutario de la marca, el Insignia. Convergente con la normativa Euro 6, el nuevo motor estará disponible en poco más de un mes (ya se aceptan pedidos) y viene a sustituir al 2.0 CDTI de 163 cv (Euro 5), conviviendo con los escalones de potencia de acceso (2.0 CDTI 120 cv ecoFLEX y 2.0 CDTI de 140 cv) y, durante un tiempo, con el 2.0 CDTI BiTurbo de 195 cv.
El Insignia 2.0 CDTI 170 cv tiene varios avances en materia de rendimiento, eficiencia y refinamiento. En el primero aspecto, Opel ha implementado un turbo de geometría variable con activador electrónico que permite que los 400 Nm de par motor máximo sean utilizables entre 1.750 y 2.500 rpm, minimizando el volumen de aire entre motor y turbocompresor para ser más rápido en la presión de la sobrealimentación.Opel ha implementado un activador electrónico en el turbo para que la sobrealimentación sea más inmediata
En lo relacionado con la eficiencia ha sido fundamental conseguir un ratio de compresión de 16:1, un sistema de inyección que trabaje a 2.000 bares de presión, un sistema de combustión optimizado y que el módulo de regeneración de gases EGR cuente con el auxilio de un tratamiento con AdBlue (que Opel ha llamado BlueInjection) para eliminar los óxidos de nitrógeno del sistema de escape. Además del peligroso NOx, el CO2 queda muy contenido en homologación a 114 g/km, lo que equivale a un consumo mixto de 4,3 l/100 km.

opelmotoresapoyo_8753c9a02675e6f9f50e8a46e.jpg

Con un 83% de Insignia diésel en el mercado, la tercera gran asignatura pendiente de Opel era bajar la rumorosidad de una berlina no precisamente silenciosa. Así las cosas, la firma alemana declara una reducción del ruido de 0,5 decibelios, gracias al material aislante alrededor de la cámara de combustión y a un cárter en dos piezas; la superior en aluminio de alta presión y la inferior de metal laminado.
Estos avancen del Insignia CDTI 170 lo disparan hasta los 225 km/h de velocidad máxima (+5 km/h que el CDTI 163), los citados 400 Nm de par (+14% que el CDTI 163 e igual que el CDTI BiTurbo) y hasta lograr una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos. Estos datos corresponden a la versión manual, con tracción delantera (desde 33.660 euros) y carrocería de 4 ó 5 puertas; también está disponible con tracción 4x4 y variantes familiares Sport Tourer y camperas Country Tourer; y unos meses después hará acto de presencia una caja automática.El Insignia 2.0 CDTI 170 cv está en venta desde 33.660 euros
Con el Mokka 1.6 CDTI de 136 cv de potencia, que sustituye al vetusto 1.7 CDTI de 130 cv, Opel se pone a la altura de sus competidores en una categoría en la que el cliente español sigue apostando por el gasoil a pesar del downsizing en gasolina. De esta manera, el motor del Mokka (con potencias también de 95, 110 y 120 cv en otros modelos compactos de la casa) se ofrece con la evolución superior de 136 cv (una densidad de potencia de 85 cv/litro) y un par motor de 320 Nm a 2.000 rpm (+20 Nm que el 1.7).
El turbocompresor de geometría variable, un bloque motor completamente fabricado en aluminio ahorrando 20 kg de peso, unas bombas de aceite y de vacío integradas en el cárter, un cigüeñal con cuatro contrapesos para mejorar la robustez, y la recirculación de gases de escape (EGR) con una "trampa de óxidos de nitrógeno" (Lean NOx Technology - LNT) que captura y reduce los óxidos de nitrógeno (NOx) de los gases del escape, son algunos de los elementos claves para mejorar en eficiencia (de 4,6 se baja a 4,1 l/100 km los consumos y de los 120 g/km se reduce a 109 g/km las emisiones de CO2).

apoyo_31a36bf573be0b2af8f2de687.jpg

El Mokka CDTI de 136 cv, mucho más suave y sin vibraciones aparentes en una breve toma de contacto con él, destaca también por unas prestaciones muy solventes para su tamaño y peso: 9,9 segundos de aceleración de 0 a 100 km/h y 191 km/h de velocidad máxima. El Mokka ya está disponible con cambio manual, bien con tracción delantera o total, y con caja automática siempre asociada al 4x2, desde un precio base de 22.790 €.El Mokka 1.6 CDTI 136 cv tiene un precio base de 22.790 euros