Montoro avanza que el plan PIVE se prorrogará hasta final de año:

Montoro señala que el Gobierno trabaja para abaratar los costes sanitarios 1
Agencia EFE05 nov 2014
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha avanzado hoy que el Gobierno prepara el procedimiento presupuestario para que el programa de ayudas a la compra de coches, el denominado Plan PIVE, continúe hasta final de año.

En la inauguración del XX Encuentro del Sector de la Tecnología Sanitaria, Montoro ha señalado que el Ejecutivo quiere que se negocie con el método del techo de gasto sanitario, de forma que se vincule su máxima evolución a la coyuntura económica.

El objetivo, según el ministro, es llegar a acuerdos, 'cuanto antes', con los grandes proveedores para hacer 'entre todos' sostenible el sistema nacional de salud.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas, Montoro ha indicado que con crecimiento económico, el gasto público sobre el PIB desciende, y ha añadido que, en consecuencia, el incremento del gasto farmacéutico perderá peso en el PIB.

El ministro ha asegurado que en la etapa actual de ajuste presupuestario es 'positivo' que el gasto público crezca menos que el PIB.

Asimismo, ha afirmado que la industria se debe comprometer con ese limite de gasto, incluyendo la innovación tecnológica, 'que es muy importante'.

A este respecto, ha recalcado que los productos de más calidad que entren en ese techo deben sustituir a aquellos que tengan menos calidad.

Montoro ha afirmado que los ministerios económicos y el de Sanidad trabajan para llegar a acuerdos 'con la ilusión de reforzar un servicio público del que hay que estar orgulloso'.

Durante su intervención, el ministro ha valorado la situación económica de España, en una fase de recuperación y con crecimiento este año del 1,3 % del PIB, del que 'ya nadie duda'.

En este sentido, ha ironizado al decir que se produce 'por casualidad', frente a lo que está ocurriendo en otros países europeos.

Además, ha subrayado que nunca se había creado empleo con un crecimiento del PIB como el actual y ha incidido en que la afiliación a la Seguridad Social ha crecido el 2,2 % si se tiene en cuenta a los cotizantes no agrarios.