Montecarlo marca el comienzo de una temporada que coronará a un nuevo campeón:

Montecarlo marca el comienzo de una temporada que coronará a un nuevo campeón 1
Agencia EFE15 ene 2013
Con el comienzo, mañana, 16 de enero, del legendario rally de Montecarlo, que cumple 81 años de vida, arranca una nueva edición del Campeonato del Mundo de rallys que, por primera vez en la última década, coronará a un nuevo campeón.

El francés Sebastien Loeb, vencedor en seis ocasiones en el trazado monegasco, la última el año pasado, no podrá revalidar su título mundial ya que solo correrá cuatro de las trece carreras programadas este curso.

El rally de Montecarlo es, eso sí, uno de los cuatro que contarán con su presencia, y también con el de su fiel copiloto, Daniel Elena. Pese a todo, el francés, de 38 años, parte como una de las apuestas seguras de cara al triunfo en el que es uno de sus circuitos preferidos.

También son favoritos sus compañeros de equipo: el finlandés Mikko Hirvonen y el español Dani Sordo, al igual que el también finés Jari-Matti Latvala, del equipo Volkswagen Motorsport, conjunto que debuta en el campeonato y en cuyo desarrollo ha tenido un papel decisivo Carlos Sainz, bicampeón del Mundial.

Así, un Loeb sin presión por los resultados llega a Mónaco habiendo logrado lo que nadie había conseguido previamente: nueve títulos de campeón en una de las máximas categorías del automovilismo internacional.

Pese ha haberse apuntado seis victorias en Montecarlo, el piloto francés, experto en leer y controlar las condiciones de la carrera y la carretera, confía en ampliar aún más su brillante palmarés.

Loeb volverá, un año más, a compartir equipo con dos viejos conocidos, Hirvonen, máximo favorito al triunfo final, y el cántabro Dani Sordo, que después de haber logrado dos terceros puestos en 2008 y 2009, espera que la ausencia del francés le permita tener opciones para hacerse con el título.

Además de ellos, el cuarto de los pilotos que competirá con un Citroen DS3 WRC será el francés Bryan Bouffier, ganador del rally de Montecarlo hace dos años.

La prueba, la más veterana del calendario automovilístico y con la que tradicionalmente se da el pistoletazo de salida al Mundial, se caracteriza por la gran dificultad que entraña, con una climatología generalmente cambiante y ante la que los pilotos deberán poner a prueba su pericia y habilidad, puesto que gran parte del trazado estará cubierto de nieve y placas de hielo.

En esta edición del rally de Montecarlo se les permitirá nuevamente a los equipos, y por razones de seguridad, la disponibilidad de un automóvil 'ouvreur' (abridor), para facilitar la toma de notas cuando se trata de carreras sobre asfalto, como es el caso del trazado monegasco, el rally de Alemania, el rally de Francia o el rally de España.

A diferencia del pasado curso, el rally de este año se disputará a lo largo de cuatro días, desde el 16 hasta el 19 de enero, con la celebración de una etapa nocturna.

El miércoles 16, los pilotos participantes saldrán de Valence para disputar tres tramos especiales que discurrirán en las regiones de la Alta Loria, Ardeche y Drôme.

El rally comenzará con cuatro tramos el miércoles, nueve entre el jueves y el viernes y cinco el sábado, día que concluye la prueba. Dos de los cinco tramos del último día de competición se disputarán en las proximidades a la ciudad de Montecarlo.

En total se correrán 1.820 kilómetros, de los cuales 468,42 serán cronometrados y divididos en dieciocho especiales.