Modelos anti Qashqai: Cómo interpretar una fórmula ganadora

a fondo Modelos anti Qashqai 1
Raúl Toledano27 abr 2011
El inesperado y arrasador triunfo del Nissan Qashqai ha provocado un incesante goteo de modelos completamente nuevos, incluso prototipos que anticipan las futuras formas del segmento. Hasta Porsche está inmersa en la pugna
Reportaje
Las marcas continúan buscando un antídoto contra el Nissan Qashqai, un modelo global y multiusos que coloque al alza el ansiado concepto de polivalencia. En la unidad japonesa se cumplen muchas de las premisas de un gran SUV compacto: estética de 4×4, versatilidad interior, puesto de conducción elevado -como en un monovolumen compacto-, conducción agradable como la de un turismo convencional y relación precio/equipamiento magnífica. La fórmula del éxito se conoce, copiarla con idénticos resultados se está comprobando que no es nada sencillo. Por ejemplo, los coreanos del grupo Hyundai (formado por esta misma marca y Kia), el quinto grupo de automoción a nivel mundial, han cargado con la doble apuesta que suponen el Hyundai ix35 Coche del Año 2011 en España- y el Kia Sportage; Ford, otro gigante del sector, apeló al dinamismo y a la deportividad con su Kuga para calcar los valores identitarios del Qashqai, que Nissan (asociada con Renault, que proporciona el motor estrella del modelo, el 1.5 dCi de 110 cv) creó en 2007 y que desde entonces ha remozado muy ligeramente; y el fabricante japonés Mitsubishi con su ASX, el último en llegar a la pelea.

El Qashqai, como el ix35, el Sportage, el Kuga y en menor medida el ASX, han sido diseñados, desarrollados y fabricados en Europa, y por tanto satisfacen en buena medida las pretensiones del cliente europeo. Más concretamente en España, el Qashqai es un superventas en tercera posición, con 6.928 matriculaciones en los tres primeros meses de año, por detrás del Renault Megane y el Seat Ibiza- y está considerado como un actor principal dentro del segmento C, el de los compactos Golf, León, 308, C4, Bravo-, donde impone su jerarquía en términos de dimensiones, funcionalidad y gama frente a valores más tradicionales y menos apasionados y ambiciosos.Tanto el Qashqai como sus competidores más próximos comparten una filosofía europea de lo que se entiende por un todocamino
Después del lanzamiento del Qashqai, muchos más fabricantes, aparte de los citados anteriormente, se han unido a la fiesta con modelos completamente nuevos, por ejemplo, el grupo VAG con sus Skoda Yeti (2009) o Volkswagen Tiguan (2007), o variantes japonesas con tradición en el segmento de los todoterreno, como Suzuki con el Grand Vitara (1989) o Toyota con RAV4 (1994), que han vivido el sabor del triunfo pero que en los últimos tiempos, disueltos en el arcoíris del mercado actual, han perdido ese nosequ, ese toque genial que alcanza la parte m钡s abstracta, la emocional, la visceral, del potencial comprador de un SUV.
"El Range Rover Evoque, de no ser por su precio, sería por pretensiones y originalidad el futuro gran rival de Qashqai"Especial interés han mostrado los fabricantes Premium por el segmento. Audi, el barco ganador del grupo VAG, ya tiene posicionado al Audi Q5 y a partir de septiembre aterrizará el todavía más compacto Audi Q3, que rivalizará de tú a tú con el BMW X1 con un precio de acceso a la gama que rondará los 33.000 euros. Por un montante final similar, Land Rover también lanzará en nuestro mercado en la segunda mitad de año el sofisticado y original Range Rover Evoque, todo un lujo concentrado de elementos de última generación, arropado por una imagen transgresora y agresiva. Desde luego, es un modelo que no dejará indiferente a nadie: un coupé en cuerpo de SUV.El Range Rover Evoque, de no ser por su precio, sería por pretensiones y originalidad el futuro gran rival de Qashqai
Y en el terreno de los diseños salvajemente originales, qué mejor que testar el mercado de prototipos SUV, de las infinitas interpretaciones que los diferentes fabricantes harán en un futuro próximo del triunfante Qashqai. En los últimos salones de Ginebra, Shanghai y Nueva York han aparecido tres cuerpos extraños que avanzan las líneas del futuro SUV de sus respectivas marcas. Hablamos de los japoneses Mazda Minagi, posiblemente el futuro CX-5, todo un ejercicio de virtuoso equilibrio entre realidad y fantasía; Subaru XV Concept (foto de la derecha), que podría entrar en fase de producción a partir de finales de este mismo año, convirtiéndose en el SUV más pequeño de la marca, por debajo del Subaru Forester; y del que podría ser el primer SUV de la marca española Seat, el IBX, que anticipa el futuro lenguaje de diseño del fabricante, adoptando además un sistema de propulsión híbrida que, según anunciaba Seat, permitiría circular en modo exclusivamente eléctrico durante 45 kilómetros.

a fondo Modelos anti Qashqai 2


Por último, destacar que el fabricante de superdeportivos de lujo Porsche quiere pescar en este río revuelto de modelos, versiones, unidades de presente y de futuro, con su Porsche Cajun, un baby SUV de lujo para los más codiciosos y que pretende oponer resistencia, no antes del año 2014, a su gemelo Audi Q5, con el que comparte plataforma y diferentes elementos mecánicos, BMW X3, Mercedes GLK y Range Rover Evoque. Un escalón por encima por sus dimensiones -4,87 metros de largo- se posiciona el concept car híbrido y con tracción total de Peugeot, el SxC. Y no nos queremos olvidar de Infiniti, la división de lujo de precisamente la marca Nissan, que con un concepto de lo más sugerente y ambicioso dio a conocer en Ginebra su Etherea, una mezcla de formas que le coloca a medio camino de una berlina, un compacto, un coupé o incluso un crossover.Hasta Porsche tiene cerrada la fabricación, no antes de 2014, de un baby SUV de lujo