Mitsubishi Outlander 2016: El diseño que viene

outlanderportada_da2209fdbf190e5d209e393e1.jpg
Raúl Toledano07 abr 2015
Mitsubishi desvela en Nueva York la nueva cara del Outlander 2016, que también avanza el diseño de otros futuros modelos de la casa. Además el fabricante aprovecha la oportunidad para revisar aspectos relacionados con el chasis, para hacerlo más cómodo y estable, e incluir nuevos asistentes a la conducción.
A mitad de su vida comercial, el Outlander de tercera generación sufre una actualización que sirve como anticipo de la futura línea de diseño de los Mitsubishi venideros. No es casualidad que esta puesta de largo de estilo moderno y agresivo se aplique en el Outlander, SUV mediano y uno de los grandes estandartes del fabricante japonés.

outlanderapoyo_03e53077cc19f41afc1121139.jpg

El Outlander 2016, del que Mitsubishi no ha concretado una fecha de comercialización, destaca por una estética frontal muy cambiada y heredada del prototipo GC-PHEV Concept, que se vio por primera vez en el Salón de Tokio 2013. Como decimos no es un coche nuevo, el Outlander 2016 tiene la misma batalla que el modelo actual (2,67 metros), mantiene sus siete plazas interiores (2+3+2), y únicamente fruto de esa parrilla y paragolpes tan abultados gana tres centímetros de longitud (ahora de 4,69 m).Hereda líneas de diseño de recientes prototipos de la marca
Mitsubishi ha aprovechado la feria neoyorquina para completar la renovación del Outlander con la implantación de nuevos equipamientos. Principalmente, aquellos relacionados con la seguridad activa: ofrece mitigación de la colisión frontal, advertencia de cambio involuntario de carril, ayuda al arranque en pendiente o control de velocidad adaptativo. En el interior, el todocamino nipón apuesta por un nuevo diseño de volante y nuevas tapicerías en los asientos.
Por último, también hay novedades en el chasis. Mitsubishi habla de un total de 100 componentes nuevos que afectan al diseño y al bastidor. En este último aspecto la marca cita mejoras de la suspensión, de la rigidez torsional y del aislamiento acústico, ganando tanto en confort de marcha como en estabilidad en rectas y precisión en curvas. Más estable y cómodo