Mitsubishi Motors ganó 291 millones de euros en abril-septiembre, un 184 por ciento más:

Mitsubishi Motors ganó 291 millones de euros en abril-septiembre, un 184 por ciento más 1
Agencia EFE30 oct 2012
El fabricante japonés Mitsubishi Motors tuvo un beneficio neto de 30.060 millones de yenes (291 millones de euros) entre abril y septiembre, primera mitad del año fiscal nipón, lo que supuso un 183,9 % más que en el mismo semestre de 2011.

El beneficio operativo del grupo descendió en cambio un 9,9 % interanual, hasta los 30.822 millones de yenes (298 millones de euros), y los ingresos por ventas se redujeron un 5,2 %, hasta casi 860.000 millones de yenes (8.333 millones de euros).

Aumentó sin embargo su beneficio ordinario, gracias a factores como inversiones favorables, lo que permitió que se expandiera un 36 % hasta 31.648 millones de yenes (306 millones de euros).

Los ingresos por ventas y el resultado operativo se vieron afectados por cuestiones como la fortaleza del yen, que afectó a sus beneficios en el exterior, y el aumento de los costes de venta, incluidos los de publicidad de sus nuevos modelos.

En la primera mitad del año fiscal el fabricante japonés vendió 478.000 vehículos en todo el mundo, un 8 % menos que en el mismo semestre de 2011.

En Japón las ventas retrocedieron un 12 %, mientras que en Norteamérica lo hicieron un 29 % y en Europa un 23 %.

En Asia y otras regiones se incrementaron en cambio un 5 %, hasta 282.000 vehículos, gracias al buen comportamiento de los mercados del Sudeste Asiático y en especial de Tailandia.

Ante estos resultados, Mitsubishi Motors decidió rebajar su objetivo de venta para este año fiscal, que termina en marzo de 2013, y lo situó en 1,04 millones de unidades, 44.000 menos que el pronóstico que efectuó en julio, ante 'la situación económica global y el ambiente operativo'.

También revisó a la baja su estimación de ingresos por ventas hasta 1,83 billones de yenes (17.730 millones de euros), un 8,1 % menos de lo pronosticado anteriormente.

Sin embargo, mantuvo invariable su previsión de beneficio neto en 13.000 millones de yenes (126 millones de euros), un 46 % menos que en 2011, y de beneficio operativo en 80.000 millones de yenes (775 millones de euros), un 26 % más que el año anterior.