Mitsubishi Colt y Space Runner

0

Inicio

CRECE LA GAMA ESPAÑOLA: COLT

El Mitsubishi Colt es un polivalente de 3,9 metros con alta calidad aparente y una elegante línea, muy perfilada (sólo 1,37 m de alto), que vuelve a comercializarse en España en dos versiones de motor, un 1.3 de 82 CV (12,2 mkg de par máximo a 4.000 rpm) y un 1.6 de 103 CV (14,4 mkg a 4.500 rpm), ambos de 16 válvulas, con los que obtiene unas prestaciones bastante destacadas, en función de su contenido peso (los dos por debajo de la tonelada), con 170 km/h de velocidad punta el 1.3 y 185 el 1.6, acelerando el primero de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos, y el segundo en 10,5. Su consumo es bastante contenido (6,5 y 6,9 litros/100 km respectivamente en el promedio combinado europeo). La transmisión -delantera- se realiza a través de una caja manual de 5 marchas.

En carrocería tres puertas, ágil y maniobrero (10 m de diámetro de giro), el Colt se ofrece en acabado GLX, trayendo de serie airbag de conductor (pero no de acompañante), dirección asistida, elevalunas eléctricos, inmovilizador, volante regulable en altura, cierre centralizado Pero el ABS no está disponible ni en opción, lo mismo que el airbag de acompañante y los laterales. Sólo el aire acondicionado (opcional en los dos) y las llantas de aleación (sólo el 1.6). La suspensión es independiente en ambos ejes, por un tren Mac Pherson delantero y multibrazo trasero, sobre llantas de 13 pulgadas de diámetro (con neumáticos 175/70R13). Los frenos son de discos ventilados delanteros y tambores traseros.

El precio resulta muy atractivo, con 1.775.000 pesetas para el 1.3 GLX (1.935.000 con aire acondicionado) y 1.950.000 para el 1.6 GLX (2.110.000 con aire acondicionado), que sube cien mil pesetas más si se añaden las llantas de aleación.

Space Runner

SPACE RUNNER: ENTRE EL STAR Y EL WAGON

La otra novedad Mitsubishi es el Space Runner, un monovolumen desarrollado sobre la base del Space Star aunque alargando su longitud a 4,29 m, y su batalla en 5 cm más. Con 1,65 m de alto por 1,69 de ancho, el Space Runner presenta una lograda línea frontal, muy perfilada, con la característica de ofrecer tres puertas (más portón), dos convencionales delanteras y una deslizante al lado derecho, que facilita el acceso posterior. Concebido como 5 plazas, con asientos modulares (los traseros se pliegan o se quitan), lleva el cambio en la consola central, despejando el suelo, y cuenta con un importante maletero con una gran apertura vertical de portón que permite estar de pie bajo el mismo.
Su motor es un dos litros 16 válvulas de 133 CV (17,8 mkg a 4.500 rpm) que le aseguran unas brillantes prestaciones (185 km/h de velocidad punta y 11 segundos de 0 a 100 km/h) con un consumo combinado de 8,2 litros/100 km. La suspensión es independiente delante (Mac Pherson) y semitorsional detrás, con frenos de disco a las 4 ruedas (ventilados delante) y un generoso tren rodante a base de llanta de 15 pulgadas con neumáticos 205/65R15.

Ofrecido en acabado básico y GLX, el primero ya es muy completo e incluye el aire acondicionado, doble airbag, dirección asistida, elevalunas y retrovisores eléctricos, faros antiniebla, etc.. El GLX añade el ABS, las llantas de aleación y las barras de techo, además de los retrovisores exteriores en color carrocería y la preinstalación del sistema de navegación (con pantalla). Su precio es de 3.050.000 pesetas para el 2.0 básico y 3.425.000 para el 2.0 GLX, con la única opción de la pintura metalizada (50.000 pesetas).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.