Miray y Colorado Rally, dos primicias europeas de Chevrolet en Fráncfort:

Agencia EFE17 ago 2011
El deportivo híbrido Miray y el pick-up Colorado Rally son las dos primicias europeas con las que Chevrolet avanzará en el Salón del Automóvil de Fráncfort la nueva generación de camionetas y los rasgos y tecnologías de los deportivos del futuro.

El prototipo Colorado Rally, montado sobre un chasis AWD y presentado por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires, se ha diseñado siguiendo el modelo de la categoría rally raid.

El aspecto frontal del Colorado está definido por grandes faros delanteros con elementos de iluminación LED, la emblemática parrilla doble de Chevrolet, un capó y musculosos pasos de rueda en fibra de vidrio.

El prototipo Colorado Rally está propulsado por un motor turbodiesel de 2,8 litros y dispone de dos cabrestantes de 5,5 CV que se han incorporado en sus parachoques delantero y trasero.

El Chevrolet Miray, presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Seúl en marzo de este año, ofrece una interpretación innovadora de algunos rasgos de diseño característicos de Chevrolet y rinde homenaje al legado de los coches deportivos de la marca.

El Miray es un híbrido avanzado que se propulsa mediante dos motores eléctricos de 15 kW alimentados por batería, dispuestos para ofrecer una rápida aceleración y cero emisiones en conducción urbana.

Los dos motores delanteros están alimentados por una batería de iones de litio de 1,6 kWh que se carga mediante energía de frenada regenerativa. El sistema puede alternar entre tracción delantera y trasera.

El motor de 1.5 litros y cuatro cilindros con turbocompresor, montado detrás de la cabina, se combina con los motores eléctricos para realizar una conducción de altas prestaciones.

El sistema se gestiona con una transmisión de doble embrague que elimina la necesidad de un convertidor de par, lo que permite reducir el tamaño del motor. Un sistema de parada y arranque (Start-Stop) se combina con la transmisión de doble embrague del Miray.

El Miray, que significa "futuro" en coreano refuerza el vínculo entre el coche y el conductor y adopta una perspectiva innovadora sobre lo que podrían ser los coches deportivos del futuro," explica Brannon.

Muchos de los componentes utilizados en su tren motriz constituyen una extensión de los actuales sistemas de la marca, por lo que el Miray demuestra el potencial para redimensionar y ampliar las actuales tecnologías de propulsión.

Pequeño y sin techo como el Monza SS de 1963 y ligero como el Corvair Super Spyder de 1962, el Miray tiene un fuselaje aerodinámico que recuerda a los aviones de combate modernos.

Su parrilla doble está flanqueada por faros LED con nuevas luces diurnas y los pasos de rueda delanteros y traseros recuerdan a los Chevrolet Corvette del pasado y ponen de manifiesto el espíritu deportivo de este prototipo.

Los spoilers en fibra de carbono de las esquinas ayudan a controlar la carga aerodinámica y el flujo del aire. Vista desde arriba, la cabina luce una exclusiva forma de diamante.

El lateral en cuña está fabricado con plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) y fibra de carbono.

El Miray lleva llantas de 20 pulgadas delante y de 21 pulgadas detrás, construidas en aluminio y fibra de carbono.

El interior del Miray muestra una combinación de aluminio pulido, cuero natural, tela blanca y metal líquido, lo que se traduce en un efecto general de velocidad.

El compartimento de pasajeros está rodeado por una carcasa de fibra de carbono que proporciona una estructura ligera y rígida. La cabina doble envolvente está inspirada en el Chevrolet Corvette y se ha diseñado pensando en el conductor.

Los diseñadores han adoptado por la presentación de información mediante el uso de retroproyección en el panel de instrumentos. La información que se muestra al conductor se ha distribuido en tres zonas, lo que elimina la sobrecarga visual innecesaria y permite que el conductor se centre en conducir.