Mini One vs Toyota Yaris: Ahorrar o correr: Diesel

Car & Driver05 ago 2006
Estos utilitarios están reservados para aquéllos que apuestan por la calidad pues tanto uno como otro marcan una referencia en su segmento. Acaba de incorporar una nueva variante del motor D4-D, de origen Toyota.
Ahorrar o correr: Diesel
Estos utilitarios están reservados para aquéllos que apuestan por la calidad pues tanto uno como otro marcan una referencia en su segmento. El Mini, pese a que está próximo a su renovación –antes de finales de año–, es una magnífica opción de compra pues, al acercarse al final de su vida comercial, tiene un precio de venta mucho más comedido que en condiciones normales de existencia.

a fondo :: Mini One vs Toyota Yaris 1

Además, acaba de incorporar recientemente una nueva variante del motor turbodiésel D4-D, de origen Toyota, con 13 caballos más de potencia que, por otro lado, es exactamente el mismo propulsor que guarda bajo el capó el Yaris, aunque con dos caballitos más de potencia en éste último. La modificación que le ha permitido acceder a este notable incremento de potencia afecta al turbo, que ahora es de geometría variable.
Mini One D - Toyota Yaris D4-D
El comportamiento del motor en uno y otro coche resulta gemelo; algo falto de carácter en la zona baja del cuentavueltas y muy voluntarioso y eficaz en la parte media del mismo entre las 2.500 y las 3.000 revoluciones. De hecho, la única diferencia se encuentra en el cambio de marchas, pues el Mini recurre a una caja con seis velocidades, que permite aproximar más las relaciones y contener ligeramente los consumos, aunque éstos son menores en el Yaris gracias a su peso, 135 kilos inferior.

a fondo :: Mini One vs Toyota Yaris 2

Muy deportivo en su planteamiento mecánico, el Mini resulta ideal para aquéllos que gustan de pilotar y que, a cambio, no tienen problema en ceder una elevada cuota de comodidad. De la misma forma, este modelo se muestra algo limitado para viajar a causa de su habitabilidad, no tanto por las cotas de sus plazas, sólo ligeramente inferiores a las del Yaris, como por su exiguo maletero, en el que tan sólo podremos alojar un par de bolsones de generoso tamaño.
El Yaris, por su parte, encuentra en su interior su mejor arma, al ofrecer el conocido sistema que nos permite deslizar la banqueta trasera para ganar maletero, y que fue estrenado hace años por el Renault Twingo. De cualquier modo, lo más importante es que elijamos el que elijamos, el acierto es seguro.