Mini One D 90 cv: Llega en septiembre y cuesta 17.100

a fondo Mini One D 90 cv 1
Enrique Marco29 jul 2009
Buena noticia para los amantes del Mini que quieran adquirir un modelo diésel lo más económico posible, pues en septiembre llega el Mini One D 90 cv con el motor 1,6 litros de origen PSA.
Buena noticia para los amantes del Mini que quieran adquirir un modelo diésel lo más económico posible. A partir de septiembre llega el Mini One D 90 cv, con el mismo motor de 1,6 litros y origen PSA que ya lleva el Mini Cooper D, pero con 20 cv menos y un precio 3.130 euros inferior. Y es que, los 20.230 euros del Mini Cooper D 110 cv podían resultar un tanto elevados para algunos bolsillos, sobre todo en este segmento de los utilitarios. Pero ahora, con los 17.100 euros del Mini diésel básico, la marca de BMW ya se acerca al precio de los utilitarios generalistas con este tipo de mecánicas. La considerable reducción de precio respecto al Cooper D de 110 cv no sólo se debe a esos 20 cv de potencia, sino también al nivel de acabados. Este nuevo modelo comparte equipamiento con los Mini One de gasolina, y por tanto no olvida como dotación estándar elementos como los airbags frontales y laterales de cabeza-tórax o la dirección asistida eléctrica EPS. También incluye elementos destinados a lograr una mayor eficiencia, como el sistema Auto Start Stop –que apaga el motor cuando el coche se detiene- o el sistema de regeneración de energía en las frenadas. Dichas medidas se complementan con el indicador de cambio de marcha situado en el cuadro de mandos.
Este motor 1.6 de inyección directa y sistema common rail procede de PSA, y no de Toyota como en el Mini One D 1.4 75 cv de la anterior generación. Esta construido en aluminio, tiene un turbo de geometría variable, y genera un par máximo de 215 Nm a tan solo 1.750 rpm. Asociado a un cambio manual de seis velocidades, el Mini One D 1.6 90 cv es capaz de alcanzar los 182 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos. Las cifras de consumo y emisiones son de lo mejor del mercado pues, al igual que el Cooper D, sólo necesita 3,9 l/100 km de media y únicamente emite 104 g/km de CO2.
El Mini One D tiene el techo en el color de la carrocería, los espejos retrovisores pintados en negro, una rejilla de radiador hexagonal con embellecedor cromado y una salida de escape cromada igual que la del Cooper D. Este modelo, como el resto de la gama Mini, tiene serios problemas a la hora de encontrar rivales directos debido a su exclusividad y reducido tamaño (3,71 metros de largo), pues si bien puede ser comparado con los urbanos Fiat 500, Toyota iQ o Smart; también puede enfrentarse a los populares Renault Clio, Seat Ibiza, Peugeot 207, etc.