Mini One: Minimania

Diego Zotes04 oct 2001
Aunque se llame Mini no comparte nada con aquel primer coche de tu padre. Basta una mirada de reojo para comprobar que es bastante más grande, años luz más moderno, refinado y sofisticado. Sin embargo quienes recuerden lo que en su momento era el Mini original estarán de acuerdo en que ya entonces se trataba de un coche
Inicio
MINIMANIA

a fondo :: Mini One 1

Aunque se llame Mini no comparte nada con aquel primer coche de tu padre. Basta una mirada de reojo para comprobar que es bastante más grande, años luz más moderno, refinado y sofisticado. Sin embargo quienes recuerden lo que en su momento era el Mini original estarán de acuerdo en que ya entonces se trataba de un coche "elitista" y especialmente dinámico entre sus competidores: Simca 1000, Seat 600 o Renault 5 en España.
Hoy en día solo quedan él y el escarabajo, y ninguno de los dos tiene nada que ver con los originales. Ahora sucede lo mismo, solo que después de tanto tiempo nada es igual. Aquellos utilitarios han crecido, se han multiplicado y, como decía el anuncio, han desaparecido... o por lo menos han cambiado de nombre.

a fondo :: Mini One 2

El One es la versión más urbana y dócil de la pequeña gama Mini, completada en clave deportiva por el Cooper. Su equipamiento es completo, los materiales empleados en su fabricación son de calidad y los acabados son correctos, incluso buenos para su tamaño. Lo mejor, no obstante, se percibe en marcha. Su comportamiento es excepcional, con un toque deportivo apto para todos los públicos pero dotado de cualidades que el conductor experto agradecerá en su terreno.
Interior
INTERIOR

a fondo :: Mini One 3

Salir de paseo con el Mini One se convierte en un ejercicio no apto para tímidos. Las miradas examinan tu coche, los dedos te apuntan y la gente te pregunta cuanto cuesta, cuanto anda y, curiosamente, si lo hay en diesel. Lo mejor es poner cara de indignado ante una pregunta semejante, y decir con flema británica que "si quieres un diesel, tienes muchos coches normales para comprarte". Sin embargo es seguro que en el futuro habrá una versión de gasóleo, presumiblemente de 1.4 litros de cilindrada y de origen Toyota (el mismo motor que montará el Yaris).
En el interior se advierte claramente el ruido procedente del motor, aunque resulta excusable dado el bonito sonido que emite. Salvando esta circunstancia la calidad de vida a bordo es fantástica, y los ocupantes se encuentran en un entorno muy agradable, bien diseñado y bastante ergonómico.

a fondo :: Mini One 4

Sin embargo en algunos aspectos el diseño ha primado sobre la utilidad, y por ejemplo se echa de menos una guantera con tapa y más huecos para depositar objetos. Incluso pudiendo hacer uso de algunas zonas interiores se ha desechado esta posibilidad, como la zona inferior de la consola central, flanqueada por dos bonitas barras ovales color aluminio pero sin pared en la parte posterior.
Esto se perdona al admirar el buen gusto derrochado en el salpicadero. Frente al volante se encuentra un cuentarrevoluciones de diseño circular y el termómetro exterior; una extraña mezcla entre la información vital y la más accesoria. Lo más llamativo no obstante se encuentra en el centro del frontal, donde se ubica un enorme velocímetro al estilo del clásico Mini de toda la vida. Muy visible, como no podía ser de otra manera con semejante tamaño, dentro de su esfera se integran funciones informativas mediante testigos luminosos.
En la parte baja de la consola central se sitúan los pulsadores cromados correspondientes a los elevalunas, antiniebla delanteros y traseros, cierre centralizado y, en caso de equiparlo, control de tracción. El diseño es chocante, retro, elegante... precioso y además en muchos casos práctico. Sobre la parrilla de palancas están las tres ruedas que sirven para controlar la calefacción y el aire acondicionado (opcional), y a su vez sobre ellas se sitúa el sencillo equipo de sonido original.
Flanqueando el velocímetro, regulado hasta 240 km/h en el colmo de la ilusión, se encuentran dos botones correspondientes al reostato de iluminación del salpicadero y las luces de emergencia. Están situados al revés de lo que sería su lugar lógico (el "warning" lo más cerca posible de las manos del conductor y el reostato más alejado, pues no se va a usar con frecuencia) como consecuencia de el origen británico del coche. Son detalles cuya solución no es cuestión de un esfuerzo injustificable, lo mismo que la palanca de apertura del capó en el lateral del acompañante, por lo que no hubiera estado de más una disposición "continental" para las unidades con el volante a la izquierda.
Los asientos poseen una ergonomía perfecta para todas las tallas, aunque nadie quedó satisfecho con la sensación de altura que se percibe sobre ellos. A pesar de ser un parámetro regulable, la posición más baja es excesivamente alta. Otro problema en la regulación de los asientos proviene del sistema de abatimiento para dejar paso a las plazas traseras. Incómodo y complicado, no memoriza la posición del respaldo, o si lo hace no fuimos capaces de conseguirlo en una semana de pruebas (uno, que es torpe...). La altura libre al techo es enorme. Sucede lo mismo que en el Mini original, cuya línea exterior escondía una habitabilidad inusitada.
Las dos plazas traseras gozan de espacio suficiente para adultos sin estrecheces ni problemas para acomodar las piernas, aunque el problema está en que no hay sitio en el maletero para llevar su equipaje por escueto que este sea. La capacidad del portaequipajes es de 160 litros, muy justa para compararla con otros utilitarios de tamaño similar; por ejemplo el Peugeot 206 posee 245 litros y el nuevo Ford Fiesta llega hasta 284 l. El espacio sobre todo se encuentra en la medida vertical, pues el fondo es bastante escaso.
En marcha
EN MARCHA

a fondo :: Mini One 5

Si estéticamente resulta llamativo, en marcha no se puede escapara al encanto de un comportamiento marcado por la agilidad y la rapidez de reacciones. Esto no quiere decir que el coche sea nervioso ni que pierda la compostura fácilmente. Es más, es muy complicado sacarlo de sus casillas, e incluso en mojado (situación crítica para los coches pequeños) la respuesta a los sobrevirajes es suave y predecible. Y es que no resulta fácil hacerle perder tracción, más bien se "rebela" antes el tren trasero.
El motor es un 1.6 litros de cuatro cilindros en línea y cuatro válvulas por cilindro que ofrece 90 caballos a 5.500 revoluciones por minuto y un par máximo de 140 Newton/metro a 3.000 rpm. Su rendimiento es muy bueno, siempre dispuesto a girar alto de vueltas aunque progresivo desde 2.000 rpm. Resulta fácil mantenerlo en la zona de potencia buena, llegando a sorprender por un carácter que parece indicar más poder de lo que anuncian sus cifras oficiales de rendimiento. El consumo oficial es de 6,5 litros de promedio cada 100 kilómetros, aunque en nuestras mediciones arrojó 7,7 litros combinando carretera, ciudad y autopista sin "ir a vela" pero evitando excesivas alegrías.

a fondo :: Mini One 6

En conducción ciudadana se agradece mucho la rapidez con la que la dirección cambia de sentido, gracias a una desmultiplicación algo menor de lo habitual. También es agradable que las suspensiones sean eficaces pero suficientemente elásticas para no perjudicar la comodidad y soportar los baches con buena cara.
Todos los mandos son suaves pero ligeramente más rígidos que en otros utilitarios dominados por el tacto a mantequilla. El único elemento algo duro para nuestro gusto es el cambio de marchas, especialmente en quinta, que se convierte en una marcha algo incomoda de accionar.
Aunque para veleidades deportivas está el Cooper, nuestro One hacía gala de unas posibilidades que ya quisieran para sí buena parte de los pequeños deportivos que presumen de ello. En carreteras de montaña, tanto por tacto y precisión de dirección como por frenos y suspensiones, es un placer rodar deprisa y disfrutar de la facilidad con la que se entra en las curvas, la estabilidad en plena trazada y la tracción a la salida, fruto prohibido para otros coches cuyo bastidor ofrece una rigidez mucho menor. El tacto del cambio es de lo mejor y ofrece una cara bien distinta que rodando "de paseo": preciso, de corto recorrido y duro, pero fiable cuando se apura el tiempo para bajar marchas. Lo que es bueno para un uso es incómodo en otras circunstancias... ¡Así no hay quien encuentre el coche perfecto!.
No se ha caído en la tentación de calzar el Mini One con unos "pepinos" anchos. Una buena medida que repercute positivamente en la rapidez de la dirección y en las sensaciones de Kart que trasmite su conducción. 175/65 en llanta de 15" es una medida atípica para un utilitario de 90 caballos, pero todavía lo es más para el Cooper, que ya tiene 115 cv. y sin embargo conserva el mismo calzado. Una decisión muy correcta que favorece muchos aspectos y no supone contrapartidas en ninguna circunstancia gracias el excelente guiado de las suspensiones, con un típico MacPherson delantero pero un nada habitual sistema multibrazo en el tren posterior.
Equipamiento
EQUIPAMIENTO

a fondo :: Mini One 7

El equipamiento del Mini One es bastante completo teniendo en cuenta lo que habitualmente se suele incorporar en los utilitarios de su tamaño, aunque por el precio se echa de menos el aire acondicionado. Sin embargo el "plus" de diseño de este singular coche justifica que a parte de los dos millones y medio a pagar por la versión básica haya que desembolsar incuestionablemente una cantidad extra en climatización.
Los elevalunas (secuencial el del conductor) son de serie, lo mismo que el cierre centralizado con mando a distancia y el encendido de las luces de cruce cuando se estaciona de noche (función "Follow Me Home"). El acondicionador de aire se suministra opcionalmente por separado, o con un equipo de sonido más potente y con CD o con las llantas de aleación que puedes ver en las fotos.

a fondo :: Mini One 8

Principales opciones:
Paquete Sound (aire acondicionado, radio Boost y CD): 1.150 (191.344 Ptas.) Paquete Iceberg (aire acondicionado y llantas de aleación ligera de 8 radios): 1.250 (207.983 Ptas.) Trasmisión automática por variador (disponible a finales de año): 1.569 (261.060 Ptas.) Control de tracción ASC+T: 168 (27.953 Ptas.) Volante de cuero: 134 (22.295 Ptas.) Volante multifuncional con control de crucero (disponible a finales de año): 335 (55.739 Ptas.) Airbag de cabeza: 337 (56.072 Ptas.) Rueda de repuesto de emergencia: 60 (9.983 Ptas.) Alarma: 330 (54.907 Ptas.) Llantas aleación 7 perforaciones: 449 (74.707 Ptas.) Llantas aleación 8 radios: 449 (74.707 Ptas.) Llantas de aleación 5 radios (neumáticos 195/55 R 16"): 1.122 (186.685 Ptas.) Techo solar: 896 (149.082 Ptas.) Anclaje asiento infantil Isofix: 34 (5.657 Ptas.) Asientos deportivos delanteros: 281 (46.754 Ptas.) Faros antiniebla: 134 (22.295 Ptas.) Faros de Xenón: 559 (93.010 Ptas.) Aire acondicionado: 950 (158.067 Ptas.) Ordenador de viaje: 168 (27.952 Ptas.) Sistema de navegación: 2.635 (438.427 Ptas.) Tapicería de cuero: 1.593 (265.053 Ptas.) Pintura metalizada: 415 (69.050 Ptas.)
Ficha
FICHA

a fondo :: Mini One 9

La voz de la calle
LA VOZ DE LA CALLE

a fondo :: Mini One 10

"¡No quiero devolverlo!" El Mini es un coche que siempre me ha atraído. En mis años de estudios en París (soy francés, nadie es perfecto...) fueron muchas las oportunidades que tuve de compartir el asiento de este coche con mis compañeros de universidad.

a fondo :: Mini One 11

Creo que fue un vehículo muy representativo de un tipo de conductor. Una persona joven que heredó de sus progenitores el gusto por disfrutar de la vida, la libertad en la ciudad y quizá una pizca de rebeldía. Pero ¡ojo! Sin descuidar el buen gusto y el aspecto "chic" que siempre ha procurado la marca inglesa.
Un detalle: Si el coche lo había llevado el papá o la mamá, mejor... más "fashion". Cabe decir que los padres, muchos de los cuales fueron impulsores del movimiento "hippy" de mayo del 68 lo usaron como un símbolo anticapitalista. Dos décadas más tarde, sus hijos lo usaban como elemento diferenciador...
La semana pasada me dieron la oportunidad de probar la nueva versión de este coche mítico. Me comentaron lo del cambio de look, el cambio de prestaciones e incluso de diseño, de mano de la prestigiosa marca alemana BMW.
¡Ya que sale por todas las revistas, en todos los programas, en todas las conversaciones, tendremos que ver que tal va!... Me dije. Bueno, pues nada más salir por la puerta del edificio y dirigirme hacia el Mini me interpelan dos monadas de chicas, que me preguntan
- "¿Es tuyo el Mini?, ¿podemos verlo?"
- "Claro..."; contesto conservando la calma, "...y no os llevo conmigo porque he quedado con mi novia"; pensé para mis adentros...
Pues nada, miramos el coche, nos despedimos y salgo por la M40. En la circunvalación que rodea Madrid se organiza un verdadero espectáculo. Hasta las motos que suelen ir "a todo trapo" ralentizan su ritmo, los conductores de "Acuatroses", "Golfes", "Aseises", "Mercedes" y de más dominadores de las vías rápidas me miran con estupefacción... - "¡Es el nuevo Mini!"; puedo leer en sus labios. Y es que el Mini cae tan bien como siempre, pero además ahora sorprende. La imagen exterior no defrauda e incluso contraría los prejuicios de quienes se amparaban en pensar que sería otro cochecillo de moda, un capricho... Es un coche de verdad y el 206 que tengo al lado pues que quieres que te diga... ¡parece mas pequeño!
Bueno, no todo es diseño (aunque para muchos conductores sea lo más importante), me diréis. Entonces, hablemos un poco de las sensaciones. Yo no soy piloto profesional, y lo que busco son sensaciones. Pocas vibraciones son las que me transmiten la dirección. Buenas vibraciones son las que me procuran la conducción... Además encuentro muy facilmente todo lo que necesito cerca del volante. Puede parecerse al cuadro de mando de un coche de 007 pero no necesitas haber estudiado en Cambridge para encender las luces. El interior es realmente muy cómodo y funcional... ¡No quiero devolverlo!
Llegando demasiado pronto a mi destino se me acerca un señor trajeado con cara simpática. Me dice: - "Es el primero que sale, no?" ...Y es que en el coche lleva escrito One nombre de la versión que conduzco. - "Pues si..." le contesto "pero viendo la pasión que levanta no será el último..."
GALERIA DETALLES

a fondo :: Mini One 12

a fondo :: Mini One 13

a fondo :: Mini One 14

a fondo :: Mini One 15

GALERIA EXTERIOR

a fondo :: Mini One 16

a fondo :: Mini One 17

a fondo :: Mini One 18

a fondo :: Mini One 19