Mini E: Eléctrico de 204 C.V.

a fondo Mini E 1
Enrique Marco23 oct 2008
Se va a presentar en el Salón del Automóvil de Los Angeles, es de propulsión exclusivamente eléctrica, con baterías de iones de litio que desarrolla nada menos que 204 cv y puede circular hasta 240 kilómetros sin recargarlas
BMW Group va a presentar en el Salón del Automóvil de Los Angeles (que abre sus puertas el 19 de noviembre) un Mini de propulsión exclusivamente eléctrica. Se trata del Mini E, un coche con baterías de iones de litio que desarrolla nada menos que 204 cv y que puede circular hasta 240 kilómetros sin recargar. Eso sí, el problema es que para colocar tan potente motor eléctrico se ha tenido que prescindir de la fila de asientos trasera, por lo que estamos ante un biplaza.
Nada menos que 500 unidades de este Mini E se van a entregar a clientes seleccionados en California, Nueva York y Nueva Jersey. Se trata por tanto de un proyecto ambicioso para acumular experiencias prácticas y obtener así datos representativos. Es una prueba más que certifica el objetivo de BMW Group: producir en serie y a medio plazo coches equipados únicamente con motores eléctricos.
Salvo porque se elimina la fila de asientos traseros, del Mini E se puede decir que conserva la mayoría de los aspectos prácticos de un vehículo convencional, y los combina con una ausencia total de emisiones de CO2, una circulación prácticamente silenciosa y un gasto nulo de combustible, que, además, reporta un ahorro de dinero muy considerable. Para cuantificar dicho ahorro, habría que tener en cuenta las tarifas de luz de cada país, ya que el Mini E se recarga con un enchufe de pared convencional, aunque en cualquier caso el coste por kilómetro será muy inferior al de un coche de gasolina o gasoil.
Con el propulsor de 204 cv de potencia y 220 Nm de par el Mini E puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos, una cifra excelente para un coche eléctrico. Si no es tan rápido como otros Mini de gasolina con similar potencia es porque el peso se incrementa en unos 200 kilos, siendo el peso total del Mini E de 1.465 kilos. En cuanto a la velocidad máxima, esta se limita electrónicamente a 152 km/h.
Para el tiempo de carga se depende de la tensión y carga eléctrica de la red. En este experimento de BMW Group se incluye un wallbox que se instala en el enchufe del garaje del cliente y que proporciona una intensidad superior, disminuyendo el tiempo de carga de una batería totalmente vacía a apenas dos horas y media. Tras este periodo de tiempo enchufado, el Mini E ya está dispuesto para recorrer otros 240 kilómetros.