Mini Coup: La versión más radical

a fondo Mini Coupé 1
Diego Zotes13 sep 2011
Mini lanza su concepto más deportivo y radical con el Coupé, un biplaza con carrocería de tres volúmenes y un original diseño muy agresivo, que se acompaña de los motores más altos de la gama, con potencias de los 122 hasta los 211 cv.
Lanzamiento
La marca Mini, de origen inglés y desde hace años en manos del fabricante alemán BMW, lanza ahora el quinto modelo de su gama para cautivar a los amantes de la conducción pura más deportiva con una nueva variante de su concepto original, que transforma el conocido modelo compacto con carrocería hatchback de tres puertas en un coupé biplaza superatractivo que supone el Mini más deportivo, divertido y radical. Mini completa su gama con este primer biplaza sumándose al original Hatchback, el Cabrio, el Clubman y el Countryman, ofreciendo distintas soluciones dependiendo de los gustos y necesidades."El Mini Coupé estrena para la marca la carrocería de tres volúmenes, el habitáculo biplaza y el alerón móvil de gran rendimiento aerodinámico"El Mini Coupé estrena para la marca la carrocería de tres volúmenes, el habitáculo biplaza y el alerón móvil de gran rendimiento aerodinámico
En su aspecto se puede apreciar una clara herencia de adaptaciones clásicas de los años 60 y 70 llevadas a cabo por la propia marca, preparadores y carroceros sobre modelos Mini clásicos para la competición, recogiendo también toda la experiencia obtenida en el campeonato Mini Challenge que la marca está llevando a cabo durante los últimos años. Por ello resulta el modelo de la gama más dinámico, porque adopta las mejores prestaciones de todos los modelos de la marca, como los mejores motores, los mejores reglajes de chasis, el mejor reparto de pesos y las mejores soluciones aerodinámicas para obtener un óptimo rendimiento. Con esto tampoco renuncia en absoluto a una ligera practicidad para uso diario, puesto que su alargada carrocería coupé de tres volúmenes le concede un espacio de maletero de 280 litros.

a fondo Mini Coupé 2

El primero de octubre llegará a los concesionarios con precios muy competitivos frente a la competencia, que encotramos en el Peugeot RCZ, el Scirocco de Volkswagen o el Audi TT, así como un rival en su propia casa, el BMW Serie 1 Coupé. Los precios son:

-Mini Cooper Coupé: 21.600 euros
-Mini Cooper S Coupé: 27.050 euros
-Mini Cooper SD Coupé: 27.050 euros
-Mini John Cooper Works Coupé: 33.900 euros, con el kit aerodinámico incluido.
Diseño deportivo
Lo que más llama la atención de este primer tres volúmenes de Mini es su original techo con forma de casco pintado en color diferente al del resto de la carrocería y la zaga alargada con alerón retráctil activo, que como si le hubieran cortado el techo y alargado la zaga al Mini Cabrio, se lo hubieran superpuesto dibujando una silueta más baja y aerodinámica. Los pilares delanteros de mayor inclinación y la luneta trasera más escueta muestran una línea más afilada. Toda la zona inferior de la carrocería es común con la del resto de la gama, con las características ópticas circualres y la línea de cintura elevada hacia la zaga. Para transmitir mayor deportividad, existe en opción una decoración con rayas longitudinales denominada Sport Stripes que recorren el coche de extremo a extremo.Esta versión Coupé es la más deportiva y radical con una carrocería descaradamente más baja que el resto de la gama
La carrocería del Mini Coupé coincide casi en todas sus medidas exactamente con la del Mini convencional, excepto en la altura que es descaradamente menor, con 1,384 metros (1,378 en el Cooper) frente a los 1,407 del Hatchback, y en la longitud que es un poco mayor con 3,734 metros frente a los 3,723 metros del Hatchback. Su anchura de 1,683 metros y su distancia entre ejes de 2,467 metros son exactamente iguales, brindando la misma capacidad para pasajeros en el habitáculo y un comportamiento dinámico similar.
El interior es casi exacto al del resto de la gama, excepto la zona trasera que elimina los asientos y los sustituye por huecos portaobjetos y una pequeña bandeja trasera desmontable. Los asientos en todas las versiones son muy deportivos y de gran sujeción, como exige la conducción de cualquier Mini, con la organización de los relojes principales en el centro del salpicadero simétrico. Para reforzar su imagen biplaza, el guarnecido del techo se ha rebajado en su zona inferior para conceder mayor espacio para las cabezas de los pasajeros, así como se ha diseñado un portón trasero de gran apertura para brindar un cómodo y amplio espacio de carga de 280 litros, que además ofrece una trampilla grande central hacia el habitáculo para almacenar objetos grandes y voluminosos.

a fondo Mini Coupé 3

El equipamiento de este Mini Coupé es como siempre en la marca amplísimo y con numerosas opciones para personalizar el vehículo al gusto de cada uno. De serie ofrece elementos como dirección asistida en función de la velocidad, sistema de ayuda al aparcamiento PDC, asientos regulables en altura, climatizador excepto en el Cooper, y radio CD con lector de MP3 y entradas auxiliares. Se puede elegir entre nueve colores de carrocería, sólidos y metalizados, y tres colores de techo en contraste, tres colores especiales Sport Stripes con rayas dobles longitudinales en el techo, cinco colores de revestimientos interiores, doce tipos de llantas de aleación de 15 a 17 pulgadas y asientos realizados en tela, mixtos tela/cuero y cuero de alta calidad. Opcionalmente, se le puede dotar del modo de conducción Sport para las versiones Cooper S y Cooper SD, así como de faros de xenón activos con luz en curva a cualquiera de ellos. Mención aparte merecen las opciones de conectividad y sonido que ofrece el Mini Coupé y toda la gama, con el sistema Mini Connected, que permite navegar por internet, conectarse a Facebook, Twitter y Google desde el coche, así como escuchar emisoras de radio Webradio de todo el mundo. Por otra parte existen un evolucionado sistema de navegación y un equipo de sonido de alta calidad Harman/Kardon con copnexión de Bluetooth para el teléfono, y conexión AUX y USB. Además existe una versión especial Mini Yours que puede ser personalizada en todos los detalles.
Propulsores muy alegres
Los motores elegidos para mover al Mini Coupé son inicialmente los más altos de la gama, con tres de gasolina y un diésel de alto rendimiento. Los gasolina de 1.6 litros comienzan en el Cooper, que desarrolla 122 cv y un par de 160 Nm, y añadiendole el turbo le siguen el Cooper S de 184 cv con un par motor de hasta 260 Nm y con el John Cooper Works de 211 cv y 280 Nm de par. En diésel sólo encontramos el Cooper SD, un 2.0 litros turbodiésel de inyección directa por common rail de 143 cv y un par de 305 Nm, que le valen para hacer los 100 km/h en sólo 7,9 segundos. Los gasolina alcanza esa velocidad en un tiempo de 9, 6,9 y 6,4 segundos respectivamente. Se combinan todos ellos de serie con un rapidísimo cambio manual de 6 velocidades que se puede sustituir en cualquiera de ellos, excepto el John Cooper Works, por un cambio automático secuencial de 6 relaciones.
Estos resultan los motores más eficientes del grupo para mover a este Coupé de tintes deportivos, empleando la tecnología más limpia denominada Minimalism, similar a la Efficient Dynamics de BMW. Para ello utiliza el sistema de recuperación de la energía de frenado, arranque y parada del motor Start/Stop, materiales ligeros para la carrocería y paneles aerodinámicos.
Como siempre, al volante del nuevo Mini Coupé sentimos estar a los mandos de un kart, gracias a una carrocería baja y muy rígida, con una direccionalidad sorprendente. Se emplea el mismo chasis de siempre aunque reforzado con una barra transversal sobre el tren trasero, con tracción delantera, barras telescópicas delanteras de tipo McPherson y eje trasero mutibrazo, servodirección electromecánica y frenos de alto rendimiento consiguiendo una gran agilidad y maniobrabilidad. Se puede optar además por un chasis deportivo, con suspensión más dura y barras estabilizadoras de mayor diámetro, mientras que si se adquiere la versión John Cooper Works el chasis es extremadamente deportivo. De serie ofrece en todas sus versiones control dinámico de estabilidad DSC, con control dinámico de tracción DTC, que incluye a su vez de serie en el John Cooper Works y opcionalmente en el resto de modelos, el control eléctrónico de bloqueo del diferencial EDLC.
Por otra parte, se ha buscado un reparto de pesos totalmente equilibrado sobre los ejes, mediante el empleo del alerón retráctil activo, que por encima de los 80 km/h se despliega para ejercer mayor peso sobre el eje trasero, exactamente unos 40 kilos más, volviéndose a escoder aldisminuir la velocidad por debajo de los 60 km/h. Además, con el John Cooper Works del Coupé el kit aerodinámico especial con los paragolpes delantero y trasero y las taloneras viene instalado de serie, consiguiendo aún mejores valores aerodinámicos.