Mini Cooper S: Un juguete de 163 cv

Diego Zotes19 nov 2001
La reciente aparición del nuevo Mini -en sus versiones One y Cooper- ha fascinado a muchos conductores, bien fanáticos de la marca británica y de su historia o bien apasionados por la moda y los productos exclusivos. Pero eso no es todo. A partir de febrero de 2002 los amantes de las sensaciones deportivas tendrán en el Mini Cooper S un "purasangre" capaz de satisfacer todos sus instintos.
Inicio
UN JUGUETE DE 163 CV

a fondo :: Mini Cooper S 1

La reciente aparición del nuevo Mini -en sus versiones One y Cooper- ha fascinado a muchos conductores, bien fanáticos de la marca británica y de su historia o bien apasionados por la moda y los productos exclusivos. Pero eso no es todo. A partir de febrero de 2002 los amantes de las sensaciones deportivas tendrán en el Mini Cooper S un "purasangre" capaz de satisfacer todos sus instintos.
Suspensiones deportivas, llantas de 17 pulgadas, compresor volumétrico, 163 cv de potencia y 1.140 kilos de peso. ¿Qué significa esto? Pues que cuando llegue esta versión será posible "andar" con un Mini a 218 km/h o alcanzar los 100 km/h desde parado en 7,4 segundos. Simplemente, ¡no apto para cardiacos!

a fondo :: Mini Cooper S 2

Autocity, 19 de noviembre de 2001.
Diseño y Equipamiento
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Mini Cooper S 3

Numerosos detalles estéticos diferencian al más potente de los Mini. En el exterior, los parachoques pintados en el color de la carrocería, la toma de aire en el capó, los revestimientos de los pasos de rueda, un spoiler delantero específico y un alerón trasero lo delatan. En el interior, elementos como los listones de aluminio en el estribo con el distintivo "Cooper S", los asientos deportivos, el volante y el pomo del cambio forrados en piel o las superficies del salpicadero y de los interiores de las puertas en aluminio logran un aspecto original y deportivo.
Las llantas específicas son de 16 pulgadas y opcionalmente se pueden montar unas de 17 pulgadas, mientras que para la carrocería se ofrecen dos nuevos colores metalizados. Como parte del equipamiento, el Cooper S trae de serie cuatro airbags, ABS con EBD y CBC, control de tracción y neumáticos de emergencia con los que se puede seguir rodando después de pinchar durante 150 km. Y para los más exigentes, existe la posibilidad de personalizar el Mini todavía más, con faros de xenon, sistema de ayuda al aparcamiento o equipo de audio Harman/Kardon entre otras cosas.

a fondo :: Mini Cooper S 4

Mecánica
MECANICA

a fondo :: Mini Cooper S 5

Comenzando por su motor, vemos como la clave de todo está en el compresor volumétrico. El Cooper S comparte el bloque de 1.596 cc con sus "hermanos pequeños", pero gracias a la efectividad de este sistema, que comprime el aire a 0,8 bares, la potencia se incrementa significativamente hasta llegar a unos espectaculares 163 cv. Pero esto no significa que el resultado sea un motor "puntiagudo" y poco utilizable, pues con un par motor de 210 Nm a 4.000 rpm y un sistema de acelerador Drive-by-wire las recuperaciones del Cooper S son realmente rápidas.
El consumo no es el de un utilitario pero tampoco es como para arruinarse (8,4 l/100 km) y la caja de cambios, manual de seis velocidades, es el complemento que necesitaba para lograr ese placer de conducción del que presume. Pero no todo es potencia y prestaciones. El Mini Cooper S ha sido desarrollado para disfrutar al máximo y por ello se le ha dotado de unas barras estabilizadoras reforzadas y unos amortiguadores de tarado más duro. Aún así, los elementos imprescindibles hoy día en materia de seguridad no faltan en el utilitario de BMW, incorporando el ABS con EBD y CBC, en control de tracción ASC+T (por supuesto desconectable) y el control dinámico de estabilidad, esto último de forma opcional.

a fondo :: Mini Cooper S 6

Galería Fotográfica
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Mini Cooper S 7

 

a fondo :: Mini Cooper S 8