Mini Cooper S: Super ratón

Diego Zotes10 feb 2003
El mito revivido del Mini llega ahora a la cúspide en prestaciones con la versión supervitaminada y mineralizada que añade la roja inicial de Sport al prestigioso apellido de John Cooper. Un juguetito sólo para niños muy traviesos
Inicio
SUPERRATON

a fondo :: Mini Cooper S 1

El mito revivido del Mini llega ahora a la cúspide en prestaciones con la versión supervitaminada y mineralizada que añade la roja inicial de Sport al prestigioso apellido de John Cooper. Un juguetito sólo para niños muy traviesos

a fondo :: Mini Cooper S 2

La espera ha terminado. La prometida versión S del Mini Cooper ha llegado a nuestro mercado con el vendaval de sus 163 CV para descabalgar a su propio hermano del trono de los microdeportivos. Y es que al Cooper a secas, esos 115 CV le son un traje demasiado justo para sus aspiraciones (como ya vimos hace exactamente un año en nuestra edición número 232 correspondiente a Diciembre de 2001), por lo que la versión que hoy tratamos es una evolución lógica dentro de la gama Mini
Ernest Viñals, Mundo Recambio y Taller.
Detalles
DETALLES

a fondo :: Mini Cooper S 3

En lo estético, se han incorporado una serie de cambios que, por separado, casi pasan desapercibido, pero que en conjunto dan una sólida imagen deportiva al Mini. En el frontal, una gran entrada de aire en el capó; en las aletas delanteras, las branquias cromadas con una S; en la zaga, un spoiler en la parte superior y un escape doble en el centro, justo bajo la luz de marcha atrás, a lo que se suma la tapa del depósito cromada y los faldones en los laterales.
MECANICA

a fondo :: Mini Cooper S 4

El corazón de este héroe de las ratoneras de montaña es el mismo propulsor 1.6 que ya vimos en el Cooper, con idénticas cotas aunque utilizando elementos móviles reforzados para resistir el aumento de prestaciones. Adicionalmente, se ha montado un compresor tipo Roots de lóbulos alimentado de aire fresco por un intercooler situado bajo la gran tráquea del capó, uno de los rasgos más característicos de esta versión; con ello, el Cooper S rebasa la escalofriante frontera de los 100 CV por litro de cilindrada de potencia específica. Por otro lado, al incorporar una caja de cambios de seis velocidades, se ha podido alargar la relación de la última marcha, mientras el escalonado de las marchas cortas y medias se ha hecho más cerrado, al más puro estilo rally.
El resultado se traduce en que el S es prácticamente igual al "normal" hasta los alrededores de las 3.500 rpm. Superado ese umbral (recordemos que el compresor Roots es accionado por una correa acoplada al giro del motor, lo que le hace casi inoperante a bajos regímenes) se desata la verdadera tormenta y el piloto comienza a notar el efecto del comprimido de endorfina y adrenalina, principio activo de este súperMini. Debemos reconocer que las expectativas eran altas con respecto a este modelo, y que la progresividad demostrada por el motor nos dejó levemente desorientados.Sin embargo, el soberbio bastidor del Mini sigue estando ahí, impertérrito y desafiante a la gravedad, con un paso por curva directamente insuperable, a cuenta de suspensiones duras, dirección muy directa, generoso ancho de vías, sin voladizos y apenas algo más de 1.200 Kg. Esta vez, además, el excipiente de la fórmula contiene llantas de 17 pulgadas y neumáticos de 205 mm de perfil muy bajo.

a fondo :: Mini Cooper S 5

Ficha

a fondo :: Mini Cooper S 6