Mini convierte en comercial de estilo el Clubman:

Mini convierte en comercial de estilo el Clubman 1
Agencia EFE23 feb 2012
Mini ha convertido en un comercial de estilo el modelo Clubman, de forma que ha creado el concepto Clubvan, que será protagonista de la marca británica de BMW en el Salón del automóvil de Ginebra, en el mes de marzo.

Mini explica en una nota que el Mini Clubvan Concept logra reconciliar cualidades aparentemente opuestas, abriendo el camino hacia un concepto automovilístico innovador, hasta ahora sin representante en el segmento de los coches pequeños de gama alta.

El 'concept car', desarrollado sobre la base del Clubman, combina las cualidades dinámicas de la marca con una mayor capacidad de transporte.

El Clubvan se diferencia del Clubman por su volumen de carga cerrado detrás de los dos asientos delanteros y por las ventanas laterales posteriores selladas y, por lo tanto, no traslúcidas.

Mini asegura que el nuevo concepto tiene cabida en el parque de automóviles de un diseñador de alta costura, del propietario de una galería de arte o de proveedores de 'catering' para eventos especiales.

El coche ofrece la versatilidad, añade la marca, que busca, por ejemplo, un fotógrafo profesional que en sus días de trabajo debe transportar sus cámaras, trípodes, equipos de iluminación y similares, y que en sus ratos de ocio utiliza su coche para transportar equipos de deporte de grandes dimensiones.

El Mini Clubvan Concept arraiga en la tradición de la marca, ya que en el año 1960, apenas un año después del lanzamiento del Mini clásico, la marca reaccionó y atendió la demanda de un modelo con mayor capacidad de carga.

El Morris Mini Van tenía una distancia entre ejes diez centímetros mayor, un compartimento de carga cerrado y una puerta posterior de dos alas, cumpliendo así los requisitos para el uso del coche con fines profesionales.

Además, ese modelo fue la base para el Morris Mini-Traveller, una versión de cuatro asientos con superficies acristaladas en todas las ventanas, que es el antecesor del actual Mini Clubman.

Al igual que el Mini Clubman, también el Clubvan Concept es un coche de cinco puertas de carácter especial. Las puertas delanteras, una para el conductor y otra para su acompañante, las puertas de dos alas en la parte posterior y la puerta Clubdoor en el lado derecho que se abre en sentido contrario, permiten el acceso a la parte del interior del coche.

Si el uso del coches es con fines comerciales, es posible optar por un equipamiento personalizado del compartimiento de carga con el fin de poder colocar en él de manera ordenada herramientas o mercancías en cajones o estanterías.

El color exterior del Clubvan Concept es British Racing Green. El techo, los montantes C y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores tienen ese mismo color.

Las ventanas laterales traseras del MINI Clubvan Concept impiden ver lo que contiene el compartimiento de carga y son de policarbonato y en el lado exterior tienen el mismo color de la carrocería.

Las ventanas tintadas de las alas de la doble puerta posterior son muy oscuras, por lo que dificultan ver lo que se transporta en el coche.