Mini Clubman 2015: Más grande que nunca

miniclubmanportada_ede6d1cc7eb816df654377b34.jpg
Raúl Toledano28 sep 2015
Manteniendo su original carrocería de seis puertas (cuatro laterales y dos en el portón trasero), el nuevo Mini Clubman crece notablemente por fuera (4,25 metros) y como consecuencia por dentro, configurando la versión más familiar de la marca, con un maletero de 360 litros.
Después de los nuevos Mini, Mini 5 puertas y Mini Paceman, toca renovar la cuarta carrocería que conforma (por el momento) la úlitma generación del utilitario chic y premium por excelencia: el Mini Clubman, basado en el Mini Clubman Concept presentado en el Salón de Ginebra 2014. Se trata de la variante más grande y con más maletero de la saga, y por lo tanto la más apta para un uso familiar. Presente en el mercado desde 2007 -con restyling incluido en 2011-, el nuevo modelo emana el lenguaje de diseño (interior y exterior), la batería de equipamientos (faros de LED para todas funciones de iluminación o la frenada de emergencia en ciudad) y los motores (de tres o cuatro cilindros) del resto de modelos de la gama Mini.

miniclubmanapoyo_cf330cdc2ce930ca4cc4c8987.jpg

El nuevo Mini Clubman mantiene el concepto de carrocería del modelo saliente, pero sus dimensiones exteriores experimentan un crecimiento notable, superando a cualquier otro Mini actual. En concreto, el Clubman se dispara hasta los 4,25 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,44 de altura, configurando una distancia entre ejes es 2,67 metros, 13 centímetros más que antes. Esta arquitectura repercute en "un mayor espacio interior para los cinco ocupantes" y en el espacio de maletero, que pasa de los 260 a 360 litros, ampliables a 1.250 (antes 930) con los respaldos traseros abatidos (bien asimétricamente o, como extra, divididos en tres partes 40:20:40).Una distancia entre ejes de 2,67 metros, 13 centímetros más que antes
Como decimos el característico portón trasero dividido en dos hojas (dos puertas que se abren hacia los laterales como en un vehículo comercial) se mantiene, así como las cuatro puertas laterales, las dos traseras más grandes que las del Mini 5 puertas. Junto al aumento de la batalla, se pude hablar de un utilitario (segmento B) con carrocería familiar (Mini lo denomina Shooting Brake) que viene a competir con similares modelos generalistas como Renault Clio Sport Tourer, Seat Ibiza ST o Skoda Fabia Combi.

miniclubmanapoyo_5b17956b34f96d562bcf6b33e.jpg

Frente a todos ellos, el nuevo Mini Clubman ofrece unos niveles de calidad interior y equipamientos (de serie u opcionales) muy superior que repercute directamente en su precio, desde 23.800 euros, en otra dimensión frente a las alternativas citadas. Entre la dotación de serie destaca la adaptación del cockpit del resto de la gama y un equipamiento con elementos como el climatizador automático de dos zonas, los faros con tecnología LED, el volante deportivo o el freno de estacionamiento eléctrico. A partir de aquí, el listado de opciones es de lo más variado: cámara de marcha atrás, asistente de conducción con control de crucero activo, asistente de aparcamiento, Mini Head-Up Display, asientos ajustables eléctricamente y calefactables o techo panorámico con accionamiento eléctrico, entre otros muchos.Todos sus potenciales rivales son mucho más económicos
El nuevo Mini Clubman está disponible con una oferta mecánica formada por seis versiones diferentes de gasolina o diésel, de tres o cuatro cilidnros, y con cambio manual o automático, que tiene un rango de potencia comprendido entre los 102 y los 190 caballos. En gasolina, los clientes podrán escoger entre potencias de 102 (One), 136 (Cooper) y 192 caballos (Cooper S), mientras que en diésel el abanico es de 116 caballos (One), 150 caballos (Cooper) y 190 caballos (Cooper SD). De serie, toda la gama está asociada a la tracción a las ruedas delanteras y una transmisión manual de seis velocidades, mientras que como opción se puede optar por cajas automáticas Steptronic de seis marchas y por primera vez de ocho relaciones (para los motores de cuatro cilindros).
Es la primera vez que un Mini tiene un cambio automático de ocho velocidades.