Mini Challenge 2010: Una competición de lujo más accesible

a fondo Mini Challenge 2010 1
Diego Zotes13 may 2010
Vuelve la Mini Challenge, divertida y glamourosa como siempre, con precios más bajos por participar y mayores premios, además de el aliciente de comenzar en Valencia junto al impresionante DTM. ¡No te la pierdas!
Después de un largo invierno aciago de competición para la Mini Challenge, ya quedan pocos días para el inicio de la nueva temporada que dará comienzo en el Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo de Cheste, coincidiendo además, como primicia, con el impresionante Campeonato Alemán de Turismos DTM, algo que le concede a esta especialidad aún más relevancia como certámen del automovilismo nacional. El resto de pruebas que componen el calendario de la Mini Challenge, una prueba por mes desde mayo hasta octubre hasta completar 6 meetings, coincidirán con las citas del Campeonato de España de GT que organiza GT Sport.
En 2009 se han cumplido con creces los objetivos que se habían marcado al poner en marcha esta copa monomarca, puesto que se consiguió un certámen con una gran igualdad mecánica y técnica, una promoción que combine las experiencias racing con un estilo de vida lleno de glamour como suscita la propia marca Mini y una importante lista de inscritos, que durante la pasada temporada tuvo una media de 18 equipos participantes por carrera.
Esta segunda edición del campeonato Mini Challenge conserva y potencia el gran espíritu de equipo que generó la primera edición, además de haber trabajado duramente para alcanzar nuevos objetivos, como conseguir mejorar perceptiblemente de la fórmula de competición para el público y los participantes, hacer de la Mini Challenge española la referencia a nivel mundial para la marca e implementar el número de participantes. De hecho, a falta de cerrar las inscripciones de última hora, esta temporada seguro que se supera la veintena de inscripciones. La mayor parte de los equipos participantes el año pasado repetirán en esta ocasión, en la que además se aumenta el volumen de los premios hasta los 120.000 euros repartidos, mientras se reducen los gastos de inscripción.
Los requisitos de inscripción se han amoldado a los tiempos que corren, adaptándose al momento de crisis por el que pasamos, y los gastos de inscripción se han bajado desde los 15.000 euros del año pasado hasta los 9.900 euros actuales, conllevando un desembolso final total en el entorno de los 33.000 euros cuando se comparte un coche con otro piloto, aunque también se puede participar de forma individual. El coche tiene un precio de 41.900 euros más IVA, que financiado mediante Mini Finance Services no llega a 15.000 euros al año, puesto que no hay que entregar entrada, en cuotas mensuales de 1.160 euros al mes.
El coche es el mismo Mini John Cooper Works del año pasado derivado del de serie con unas cualidades de sobra conocidas. Monta un motor de 1,6 litros con compresor que desarrolla 211 cv y un par motor de hasta 280 Nm con overboost, combinado con un mínimo peso de 1.180 kg incluido el piloto, que permite unas prestaciones fuera de serie. 240 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 6,1 segundos, mientras que sólo tarda en detenerse de 100 a 0 km/h 3,1 segundos. El John Cooper Works de serie se mejora con una suspensión rebajada 4 centímetros, un kit aerodinámico por todos los flancos muy llamativo con difusor trasero, escape de competición, amortiguación KW con reglajes con caídas negativas delante y detrás, frenos AP Racing, baquets de competición Recaro con cinturones de 6 puntos de anclaje, jaula de seguridad aprobada por la FIA y gatos de aire comprimido bajo la carrocería. Es decir, un coche de carreras auténtico para disfrutar al máximo de la emoción de la competición.
Si tu sueño es ser piloto y confías en tus posibilidades de ganar el campeonato, anímate y no dejes pasar esta oportunidad que te brinda Mini, con unos costes mucho más bajos que el año pasado y una financiación muy interesante.