Mini Challenge: Para jóvenes sibaritas...

a fondo Mini Challenge 1
Diego Zotes13 nov 2008
Llega la Mini Challenge, una especialidad de circuitos para todos los públicos que por unos 60.000 euros se acede a un Mini John Cooper Works preparado para competición y a participar por los principales circuitos españoles. ¡Animaos!
Si alguno de vosotros se había planteado la posibilidad de probar suerte este año próximo en alguno de los campeonatos de coches en circuitos, estad atentos a lo que acaba de presentar Mini, una de las marcas más reconocidas y con más éxito entre los jóvenes de nuestro país, por sus valores de diseño juvenil y espíritu dinámico. Traen a nuestro país una copa monomarca de circuitos muy excitante y atractiva con los Mini John Cooper Works, que ya lleva cuatro años recorriendo los mejores circuitos de Alemania, Australia, Inglaterra y Nueva Zelanda convirtiéndose, a nivel competición, en una de las disciplinas más admiradas y divertidas de cuantas hay en el panorama automovilístico actual.El objetivo fundamental de la nueva Mini Challenge es apostar en nuestro país por una competición de calidad premium y reforzar los valores de exclusividad y deportividad de la marca.
Los organizadores son los chicos de Last Lap, que ya tienen algo de experiencia en el tema, y garantizan que tendrá un formato distinto y divertido en el que se mezclarán experiencias de carreras, estilo de vida y diversión, recorriendo los principales circuitos de nuestro país como Cheste, Jarama, Jerez, Albacete o Montmeló, e incluyendo una prueba en el nuevo circuito de Portimao en Portugal. Se realizarán dos carreras de 20 minutos el sábado, una por piloto, y una carrera de 50 minutos de resistencia con ambos pilotos el domingo. El campeonato estará siempre encuadrado dentro del calendario de GT Sport y de la Fórmula 3. Asimismo se garantiza la máxima igualdad mecánica entre los coches, con lo que las cualidades del piloto destacarán sobre el resto de factores y la emoción estará garantizada. Varios patrocinios de marcas punteras en el sector de los automóviles como la marca de llantas Borbet, la de neumáticos Dunlop o la de lubricantes Castrol, han permitido poner en marcha este proyecto en España, luciendo sobre el John Cooper Works de la copa sus mejores galas.
Para haceros una idea de la buena acogida que ha tenido entre nuestros pilotos y las altas esferas de nuestro país esta nueva especialidad, hemos de mencionar la asistencia a la presentación en el Ciruito del Jarama de pilotos de gran palmarés que apadrinaron el evento como un jovencísimo Javier Villa, María de Villota o Antonio Albacete, así como gran cantidad de ellos entre el público que se mezcló con la prensa del motor comentando su gran interés por esta nueva prueba de circuitos. Por otra parte, apadrinaron el evento algunas caras conocidas de la moda, la televisión y el deporte, como la modelo Paloma Lago, el periodista deportivo Manu Carreño, la modelo y actriz Vanesa Romero o los afamados jugadores de pádel, Gabriel Reca y Juan Martín Díaz. Allí mismo pudimos probar las cualidades del Mini John Cooper Works de serie, llevándolo al máximo en cada curva de nuestro veterano Jarama, donde nos sorprendieron gratamente sus inacabables cualidades deportivas, pudiendo asegurar que brindará mucha emoción y dará mucho que hablar en los circuitos españoles durante la temporada 2009.
En cuanto a la posibilidad de participación en el campeonato, nos recalcaron que está abierto a todos los públicos y las bases para participar son: formar un equipo de uno o dos pilotos, adquirir el coche (con una financiación muy interesante por parte de la marca), formalizar la inscripción de los pilotos hasta cumplir un máximo de 24 plazas en parrilla y participar en los 6 encuentros organizados en todos los circuitos.
El desembolso monetario para poder participar en el Campeonato será de 41.930 euros más IVA para adquirir el coche a los que habrá que sumar 15.000 euros de la inscripción, con lo que resulta una especialidad algo cara, pero muy distinguida comparada con lo que se conoce hasta ahora.
El coche en cuestión se trata de un Mini John Cooper Works, con las cualidades ya conocidas del modelo de serie como un motor de 1,6 litros con compresor que desarrolla 211 cv y un par motor de hasta 280 Nm, combinado con un peso mínimo de 1.170 kg incluido el piloto, que permite unas prestaciones fuera de serie de 240 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 6,1 segundos, mientras que sólo tarda 3,1 segundos en detenerse de 100 a 0 km/h. El coche de serie se ha mejorado con elementos de competición como una suspensión rebajada en 4 centímetros, elementos aerodinámicos por todos los flancos incluso con difusor trasero, los cierres de competición obligados de los coches de carreras, escape de competición, un sistema de amortiguación KW, sistema de frenado de la marca AP Racing, reglajes con caídas negativas en los ejes delantero y trasero con 5º y 3º respectivamente, baquets de competición con 6 puntos de anclaje, jaula de seguridad aprobada por la FIA y gatos de aire comprimido bajo la carrocería. Es decir, todo un coche de carreras para disfrutar de la máxima emoción de la competición al máximo.
En definitiva, una disciplina de competición muy exclusiva, que se realiza con unos coches realmente competitivos, con una gran proyección internacional y con premios realmente interesantes, puesto que el ganador final del campeonato se llevará 15.000 euros y un 50% de bonificación para adquirir el coche de la siguiente temporada. ¡Animaos, que cada día hay menos plazas!.