Mini Cabrio

0

Inicio

TOP SECRET: MINI CABRIO

Nuestros espías han cazado un prototipo del Mini Cabrio sometiéndose a las duras condiciones climáticas del invierno escandinavo. Este descapotable poseerá capotá de lona, sistema que tiene una ventaja, sólo una, pero es muy importante para un coche pequeño: necesita menos espacio para recoger el techo y por tanto dispone de plazas traseras útiles. Eso sí, resulta evidente la desventaja práctica para el uso diario por su mayor vulnerabilidad respecto a los techos rígidos retráctiles. Al menos la luneta trasera será de cristal. La línea es muy atractiva y el parabrisas se puede observar que resulta muy envolvente, con una abultada cejilla superior que enmarca el vidrio y seguramente protegerá bastante bien el interior del viento.

La llegada del cabrio sirve además para recuperar una de las señas de identidad perdidas en el camino del Mini fabricado por BMW: la tapa del maletero. Vuelve la compuerta del portaequipajes, pero con un diseño más práctico del que se empleaba en su día.

Para moverlo se emplearán los tres motores de gasolina disponibles para el modelo de techo fijo (One 100 cv, Cooper 115 cv y Cooper S 160 cv). Es posible que el año próximo aparezca en toda la gama una versión más poderosa denominada ‘Cooper Works‘.
Aunque se presentará como prototipo dentro de unos días en el Salón de Nueva York, no lo veremos por la calle antes de la primavera de 2004, y su precio previsiblemente se situará unos 3.000 euros por encima de la versión cubierta equivalente.
Fotos: Automedia
Carlos Lera, Autocity.
1 de abril 2003.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.