Mini Cabrio: La combinación perfecta

Diego Zotes16 feb 2004
Se pondrá a la venta durante este verano, en principio en sus versiones One de 90 cv y Cooper de 115 cv, y posteriormente con el potente Cooper S de 163 cv. Como principal innovación el Mini Cabrio presenta la capota que en una primera fase es corrediza y en la última se pliega
Inicio
LA COMBINACION PERFECTA

a fondo Mini Cabrio 1

Como coche de capricho que es, el Mini más atractivo posible no podía ser otro que el descapotable, y así lo ha entendido el Grupo BMW, que en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra (del 4 al 14 de marzo) presenta el Mini Cabrio. Se pondrá a la venta durante este verano, en principio en sus versiones One de 90 cv y Cooper de 115 cv, y posteriormente con el potente Cooper S de 163 cv. Como principal innovación el Mini Cabrio presenta la capota que en una primera fase es corrediza y en la última se pliega.

a fondo Mini Cabrio 2

Y es que no hay nada mejor que conducir un coche, el cual se ha concebido para divertirse al volante, en versión descapotable. El comportamiento eficaz y de tacto deportivo que siempre se le ha atribuido al Mini -por lo que se afirmaba que se conduce "como un kart"- toma ahora mayor sentido al hacerlo con la capota descubierta. Chasis rígido, amortiguación firme, dirección precisa, centro de gravedad bajo... y ahora además descapotable, ¡qué más se le puede pedir a un coche para disfrutar con él!
  Pero el Mini no sólo es encantador en su conducción, también lo es en su aspecto. Ahora, en su versión cabrio, se torna todavía más "chic" o "vacilón", pero aún así conserva una notable funcionalidad, gracias a sus cuatro verdaderas plazas y a su maletero, que aunque sólo disponga de 120 litros de capacidad con la capota abierta, el volumen aumenta hasta los 160 litros al cerrarla, o hasta los 605 litros con los asientos traseros plegados. La capota es de lona y de accionamiento eléctrico y muy rápido (en 15 segundos se abre completamente), y tiene una doble función muy práctica. Es posible abrirla de "tipo corredizo" para dejar un espacio abierto de 40 centímetros, operación que se puede realizar con el coche en marcha hasta 120 km/h de velocidad. Para descubirla por completo y que quede recogida tras los asientos sí es necesario detener el vehículo. Esta doble función no existía hasta ahora en el segmento de los coches descapotabes.
Las prestaciones del Mini Cabrio, como sucede en todos los descapotables al tener que reforzar el chasis, serán algo peores que las del modelo cubierto. En este caso el One Cabrio con sus 90 cv podrá alcanzar los 175 km/h, acelerar de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y arrojar una cifra de gasto de combustible de 7,2 l/100 km como media. El Cooper de 115 cv llega a los 193 km/h, pasa de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y consume 7,3 l/100 km de media.
Las opciones que llegarán este verano -One y Cooper- estarán disponibles en diez colores de carrocería, y mientras que para el One la capota deberá ser negra, para el Cooper se podrá elegir azul, verde o negra. La opción más económica no tendrá de serie llantas de aleación, climatizador o controles electrónicos de tracción y estabilidad, aunque las versiones más equipadas sí llevarán estos elementos, que incluso se pueden completar con extras del tipo navegador con pantalla a color, faros de xenón y equipo de sonido de alta calidad entre otras cosas, Sí llevarán todos los Mini Cabrio de serie el ABS con sistema de distribución de la fuerza de frenado y ayuda en curvas, dos airbags frontales y dos laterales de gran tamaño que cubren el tórax y la cabeza, sistema de indicación de pinchazos, y ayuda al aparcamiento mediante sensores, entre otras cosas. Su precio todavía no se conoce, pero teniendo en cuenta el precio del "cerrado" y el encarecimiento habitual de los descapotables la versión más básica podría costar en torno a los 18.000 euros.
Enrique Marco, Autocity.
13 de febrero de 2004.