Mini Cabrio: Capricho de calidad

Diego Zotes11 jun 2005
La calidad se aprecia al montarnos en el Mini Cabrio, ya que destaca por la garantía que ofrecen sus materiales y su completo equipamiento de serie; destacan el control de distancia en aparcamiento (PDC) y el climatizador. Frente al resto de descapotables pequeños, el Mini destaca por su carácter aristocrático.
Inicio
CAPRICHO DE CALIDAD

a fondo Mini Cabrio 1

La calidad se aprecia al montarnos en el Mini Cabrio, ya que el pequeño descapotable del Grupo BMW destaca por la garantía que ofrecen sus materiales y su completo equipamiento de serie; destacan el control de distancia en aparcamiento (PDC), el climatizador y la función Follow me home. Frente al resto de descapotables pequeños, el Mini destaca por su carácter aristocrático.
p>   El interior de coche es armónico y todo está cuidado al detalle para no romper la estética simpática y agradable del Mini - las formas circulares se suceden en salpicadero, salidas de aire y portaobjetos- y mantener el espíritu del mítico utilitario británico. En los asientos echamos en falta un mejor diseño lumbar, ya que la espalda baja se resiente en los trayectos largos. Dispone de cuatro plazas bien aprovechables que permiten realizar trayectos cómodos de largo recorrido con cuatro ocupantes. La habitabilidad interior sorprende si comprobamos sus reducidas dimensiones. Lo que no sorprende tanto es la capacidad del maletero. Sus 120 litros dan lo poco que pueden de sí mismos.
p>Si le buscamos algún "pero" sería la falta de capota rígida. Sin embargo, resulta muy cómodo cubrir o descubrir el coche, ya que el proceso está totalmente automatizado mediante un botón colocado sobre del espejo retrovisor. El sellado es correcto y logra una buena insonorización. Además, el sistema permite abrir el techo en dos etapas. La primera deja al aire las plazas delanteras, haciendo el efecto de un techo solar, mientras que en una segunda se descubre todo el coche como en cualquier otro cabrio.

Entre las versiones disponibles encontramos el One Cabrio de 90 cv (desde 19.075 €), el Cooper Cabrio de 115 cv (desde 22.300€) y la más potente: El Cooper S (desde 27.650 €) monta un propulsor de 1,6 litros, alimentado mediante compresor, que desarrolla una potencia de 170 cv y alcanza una velocidad máxima de 215 km/h.
p>VENTAJAS
- Techo descapotable en dos etapas
- Capota completamente automática
- Cuatro plazas
p>DESVENTAJAS
- Maletero reducido
- Capota de tela
- No hay versión Diesel