MG ZS TD: Personalidad deportiva

Diego Zotes30 ene 2005
Es casi imposible encontrarle un rival directo en nuestro mercado, pues por medidas, carácter y precio no existe ningún otro similar.
Inicio
PERSONALIDAD DEPORTIVA

a fondo :: MG ZS TD 1

La marca deportiva MG ofrece –además del exclusivo roadster TF- tres modelos derivados de su “hermano” Rover, aunque convenientemente puestos a punto tanto desde el aspecto estético como desde el mecánico. El modelo pequeño, el ZR, ha sido el mejor aceptado por el público, ya que se pueden ver gran cantidad de ellos circulando por nuestras calles. Sin embargo, nos llama especialmente la atención del ZS, más que nada porque es casi imposible encontrarle un rival directo en nuestro mercado, pues por medidas, carácter y precio no existe ningún otro similar.
  El MG ZS turbodiesel de 113 cv no es un vehículo con la última tecnología, ni su equipamiento es de los mejores, además de poseer un motor superado en cuanto a refinamiento por la mayoría de las marcas. Sin embargo, esta berlina británica con personalidad propia no deja indiferente, y aunque como acabamos de decir por algunos aspectos se sitúa por debajo de la media, posee otros argumentos de peso que en determinado perfil de cliente le hacen de lo más recomendable, ya que su comportamiento es eficaz y divertido, su diseño muy sugerente y deportivo, no renuncia a un habitáculo grande y a un maletero inmenso, y se vende por menos de 20.000 euros.
Enrique Marco, Autocity
3 de Febrero de 2005

CONDUCCION

a fondo :: MG ZS TD 2


El MG ZS tiene una clara vocación “racing” y una tecnología que lleva ya varios años en el mercado, así que quien valore como aspectos principales el refinamiento técnico y el comportamiento suave no tendrá en la berlina británica a su coche ideal. Sin embargo, muchos entusiastas de la conducción verán en el MG ZS a su “maquina” ideal. El motor no es un alarde de potencia, pero entre que su empuje es más que suficiente, la puesta a punto de la amortiguación efectiva y la dirección muy precisa; con él es fácil divertirse al volante.
Por motor observamos una base mecánica que de tacto es más bien ruda (hace más ruido que la media y sus vibraciones también son más notorias), pero por lo que se refiere a prestaciones y consumos sigue estando muy al día, pues la cifras que arroja el turbodiesel del ZS son notables: 10,2 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y 5,6 l/100 km como consumo medio, mientras que la velocidad máxima es de 193 km/h. La caja de cambios es manual convencional de cinco velocidades, y sus desarrollos nos parecieron adecuados, aunque a su tacto sólo le podamos dar un aprobado.

Pero muchas veces ya habíamos indicado que para disfrutar al volante la potencia elevada no es lo único, ni quizá lo primordial. Un chasis bien calibrado, unas suspensiones enérgicas, buenos frenos y una dirección precisa (ingredientes que sí tiene el ZS) forman un conjunto ideal para los amantes de la conducción. De este modo, el MG ZS se comporta de forma un tanto brusca si lo que pretendemos en ir sin notar los baches de la carretera; pero si buscamos un coche que nos “transmita” nos dejará plenamente satisfechos.