Metro de Madrid reutiliza la energía de frenado para cargar coches eléctricos:

Metro de Madrid reutiliza la energía de frenado para cargar coches eléctricos 1
Agencia EFE25 feb 2014
Recargar coches eléctricos con la energía del frenado de los trenes que circulan en la red suburbana va a ser posible en la capital de España gracias a un innovador sistema que Metro de Madrid pondrá en marcha en los próximos días, según han informado hoy a Efe fuentes del metropolitano.

La primera 'Metrolinera', ahora en pruebas, está situada en una de las instalaciones que Citroën ha cedido para el proyecto, al lado de la estación de metro Sainz de Baranda.

Se trata de un punto de carga para coches eléctricos en superficie y dará servicio al público de forma gratuita, por lo menos en una primera fase, han adelantado las mismas fuentes.

Metro de Madrid ha trabajado desde 2011 en el desarrollo de este sistema de gestión inteligente de la energía eléctrica, que ha dado como resultado este primer poste, que permite una carga rápida en unos 20 minutos frente a los periodos de varias horas de los postes en corriente alterna.

El proyecto piloto, denominado 'Train2Car' dado que la energía pasa de los trenes al coche, ha sido desarrollado junto con otras empresas con las que se ha formado un consorcio.

La iniciativa contribuye de forma directa a la introducción y difusión del uso del vehículo eléctrico y establece los cimientos para la creación de infraestructuras de recarga, a partir de la red eléctrica de Metro de Madrid, que cuenta con 115 subestaciones eléctricas de tracción distribuidas a través de toda su red.

Durante el periodo de prueba podrán cargar sus baterías de manera gratuita todos los vehículos preparados para recibir carga en corriente continua con conector CHAdeMO (es el conector más común en los vehículos eléctricos).

El horario de acceso a la plaza de aparcamiento específicamente señalizada para ello será de 8.00 a 21.00, de lunes a viernes, coincidente con el horario comercial de las instalaciones de Automóviles Citroën España.

Los acumuladores juegan un papel clave en el sistema, ya que permiten el almacenamiento de la energía del frenado y la ponen a disposición de la carga de los coches en el momento adecuado.

Los trenes dotados de frenado regenerativo permiten convertir durante el frenado la energía cinética en energía eléctrica, lo que abre las puertas a su reutilización en el sistema eléctrico ferroviario o en otras aplicaciones como la que se ha desarrollado en este proyecto.

Éste cuenta con la financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, y se realiza gracias al consorcio compuesto por Metro de Madrid, en colaboración con la Universidad Pontificia Comillas, Sistemas de Computación y Automática General (Sica), y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), además de las colaboraciones de Siemens y de Citroën.

Una vez arranque el punto de carga el consorcio seguirá trabajando en el proyecto y en posibles mejoras para en un futuro poder extenderlo a otros puntos de la red de Metro.