Mercedes Sprinter: La referencia se renueva

MundoRecambio y Taller15 jul 2006
Cuesta mucho mejorar un clásico, especialmente cuando se parte de un punto tan alto como era la primera generación de la Sprinter de Mercedes. Pero la casa de la estrella de tres puntas se ha empleado a fondo.
La referencia se renueva
Cuesta mucho mejorar un clásico, especialmente cuando se parte de un punto tan alto como era la primera generación de la Sprinter de Mercedes. Pero la casa de la estrella de tres puntas se ha empleado a fondo y ha logrado lo que parecía imposible. Mercedes-Benz Motors nos invitó a asomarnos al nuevo modelo.

a fondo Mercedes Sprinter 1

La Mercedes Sprinter se convirtió ya desde su lanzamiento en 1995 en un vehículo comercial de referencia en toda Europa. Han pasado 11 años y más de 1’3 millones de unidades de la vieja Sprinter, cuya carrocería era compartida con la Volkswagen LT, han salido a rodar por todo el mundo. La nueva Sprinter, además de las fábricas de Düsseldorf (Alemania) y Argentina y la planta de ensamblaje de EE.UU, se produce en la nueva planta de Ludwigsfelde (Alemania) y próximamente también en China, compartiendo igualmente el chasis y la carrocería con el Volkwsagen Crafter. Con esta estrategia se quiere satisfacer la alta demanda que se espera del nuevo modelo y permitir mayor flexibilidad productiva, un factor fundamental teniendo en cuenta las más de 200 combinaciones posibles de carrocerías y configuración interna de asientos que ofrece la nueva Sprinter.
En la jornada de presentación a principios de junio, tuvimos ocasión de probar ya el nuevo vehículo y constatar algunos de sus puntos más fuertes, que a nuestro parecer son esencialmente cuatro: las configuraciones de la carrocería para carga o pasajeros, la comodidad y facilidad de conducción, las prestaciones y consumos de su gama de motores y las enormes posibilidades de personalización del equipamiento, con más de 450 opciones distintas. Destacan las opciones de seguridad activa y pasiva como los airbags frontales y laterales de conductor y pasajeros delanteros, el Adaptive ESP que regula el comportamiento del vehículo en función de la carga, los faros de xenon con luz adaptativa en curvas o el control de la presión de los neumáticos.
La carrocería cerrada puede configurarse con cuatro longitudes distintas (compacta, estándar, larga y extralarga), tres batallas (3’25, 3’66 y 4’32 m) y tres alturas de techo (normal, elevado y sobreelevado). En su máxima expresión, la Sprinter ofrece hasta 17 m3 de carga útil y un rango de PMA entre 3 y 5 Tm. Las mejoras de la zona de carga son evidentes: la anchura de vías traseras es de más de 1’2 m en las versiones con rueda trasera extraancha y la puerta lateral de las versiones estándar ofrece 1’3 m de anchura, lo que permite cargar un europalet directamente tanto por los lados como por atrás. Mercedes apuesta fuerte también por las versiones de plataforma abierta y chasis–cabina con cabina simple o doble, así como las versiones Combi de transporte de pasajeros (de 6 a 16 personas).
Motores para todas las necesidades:
La nueva generación de motores CDI turbodiesel de inyección directa Common Rail ofrece un rango de potencias extraordinario, además de equipar filtro de partículas para alcanzar las normas Euro IV y V. Se ofrece por primera vez un motor de gasolina de 6 cilindros.
Motorizaciones: CDI 4 cilindros en línea: 88 cv de potencia y 220 Nm de par motor. 109 cv de potencia y 280 Nm de par motor. 129 cv de potencia y 305 Nm de par motor. 150 cv de potencia y 330 Nm de par motor. CDI 6 cilindros en V: 184 cv de potencia y 400 Nm de par motor. Gasolina 6 cilindros en V: 258 cv de potencia y 340 Nm de par motor.