Mercedes SLS AMG: La nueva joya de Mercedes-Benz

a fondo Mercedes SLS AMG 1
Enrique Marco10 sep 2009
Con este nuevo superdeportivo, que se pondrá a la venta en primavera de 2010, Mercedes continúa su larga historia de modelos míticos.
La nueva joya de Mercedes-Benz
La firma de la estrella se ha hecho de rogar, y hasta una semana antes del Salón del Automóvil de Frankfurt (del 17 al 27 de septiembre) no ha facilitado la información y fotografías oficiales de su nueva joya: el SLS AMG Alas de Gaviota. Con este nuevo superdeportivo, que se pondrá a la venta en primavera de 2010, Mercedes continúa su larga historia de modelos míticos. La familia SL nació en 1954 y, tras una gran trayectoria de éxitos, en los últimos años ha dado verdaderas piezas de colección, como los recientes SLR McLaren y SLR Stirling Moss.
Con el nuevo SLS se recupera el concepto Alas de Gaviota con el que sorprendió el SL300 de los años 50. El peculiar y llamativo sistema de apertura de puertas es lo más destacable, pero su largo capó y corta zaga, su alerón escamoteable o su ancha parrilla del radiador con la enorme estrella presidiendo el frontal, también le caracterizan. En su habitáculo Mercedes asegura que se han inspirado en la aeronáutica, por lo que diseñan los mandos como si de una cabina de avión se tratase.
La carrocería del nuevo SLS está construida en aluminio, al igual que el bastidor, lo que permite un contenido peso total de 1.620 kilos. El centro de gravedad es muy bajo y el reparto de pesos prácticamente perfecto (47% al eje delantero y 53% al trasero), de modo que el comportamiento de este bólido promete ser extremadamente divertido y efectivo. Evidentemente va bien calzado, y como buen propulsión trasera lleva más goma en el eje trasero que en el delantero: 265/35 R19 delante y 295/30 R20 detrás.
Pero vayamos al motor, lógicamente firmado por AMG. Se trata de un corazón V8 atmosférico, de 6,3 litros de cilindrada y 571 cv de potencia, que va unido a una moderna caja de cambios AMG Speedshift DTC de doble embrague y siete velocidades. Las prestaciones hablan por sí solas, y con sus 317 km/h y 3,8 segundos en el 0 a 100 km/h es uno de los bólidos a batir; aunque sin registrar cifras de récord. Cuando se acerque la fecha de comercialización podremos desvelar su precio y posicionarlo correctamente frente a sus rivales más directos. Mientras tanto, ya podemos admirar esta verdadera obra de arte con reminiscencias del pasado.