Mercedes SL 1954 - 2004: Nacido de las carreras

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 1
Diego Zotes20 dic 2004
Mercedes Benz está de cumpleaños, pues celebra nada menos que el 50 aniversario de un modelo que forma parte de la historia del automóvil por derecho propio. Estamos hablando del SL, un precioso, elegante y poderoso roadster que nació como modelo derivado de la competición, y que hoy se encuentra en la cima de los superdeportivos, como así lo demuestra el último miembro de la familia: el imponente SL 65 AMG de 612 cv.
Inicio
NACIDO DE LAS CARRERAS
Mercedes Benz está de cumpleaños, pues celebra nada menos que el 50 aniversario de un modelo que forma parte de la historia del automóvil por derecho propio. Estamos hablando del SL, un precioso, elegante y poderoso roadster que nació como modelo derivado de la competición, y que hoy se encuentra en la cima de los superdeportivos, como así lo demuestra el último miembro de la familia: el imponente SL 65 AMG de 612 cv.
  Cinco generaciones en cincuenta años dan mucho de sí, y en este caso ha habido de todo, desde exclusivas versiones cuyas cotizaciones alcanzan hoy precios astronómicos, hasta series de gran éxito comercial; pero todas ellas con algo en común: su estilo, la calidad, el placer al volante y la innovación tecnológica. En total cerca de 600.000 unidades de un automóvil que durante estos años ha sido un claro objeto de deseo.
Fue en 1954 cuando el Mercedes 300 SL se presentó en el Salón de Nueva York, en unos años en los que la marca de la estrella cosechaba triunfo tras triunfo en la competición. La versión de carreras del SL se hizo con la dura carrera Panamericana de 1952 (venciendo a todos sus rivales, e incluso a “otros no inscritos”, como un buitre que le hizo añicos el cristal, incidente que no le impidió su objetivo), y en 1955 Stirling Moss batió el récord de velocidad en la prestigiosa Mille Miglia. Por si fuera poco, en Fómula Uno Mercedes lograba en el 54 y en el 55 el campeonato, con el gran Juan Manuel Fangio al volante.
Así se concibió el SL (Sporty Light: deportivo ligero) de Mercedes, en un marco en el que los éxitos en competición y el afán por ofrecer el “material” más selecto y evolucionado caracterizaban a Mercedes. De hecho, el primer Mercedes SL 300 del 54 era más rápido que el actual SL 350 ¡con sus 260 km/h de velocidad máxima! Hoy sería muy difícil encontrar uno de los primeros “alas de gaviota”, pero en caso de hacerlo su cotización andaría por los 200.000 euros.
Enrique Marco, Autocity
29 de Diciembre de 2004

1ª GENERACION (1954-1963)

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 2


Nueva York, 1954. Mercedes presenta el SL 300 (código interno W 198 I), pronto bautizado como "Gullwing", ya que sus puertas se abrían hacia arriba, simulando la figura de unas “alas de gaviota”. Su ligero bastidor tubular unido al motor de seis cilindros y 215 cv, le permitían alcanzar los 260 km/h, unas prestaciones impresionantes para la época. Su principal mercado se encontraba en la costa de Estados Unidos, y se dice que entre el calor de la zona, y la escasa ventilación que entraba al habitáculo por las pequeñas ventanillas de las puertas tipo “alas de gaviota”, los clientes se animaron a pedir a Mercedes que sacara una versión descapotable. De este exclusivo modelo cupé se construyeron 1.400 unidades
Fuese por este motivo u otro, en 1957 aparece el SL 300 descubierto (código interno W 198 II), sustituyendo al original modelo cerrado; con las mismas exquisiteces técnicas, idéntico motor y potencia, pero con el “plus” añadido de circular a cielo descubierto. Además del evidente encanto y atractivo de este vehículo, el hecho de que lo promocionasen famosos de la tala de Sofía Loren, Herbert Von Barajan o Elvis Presley, elevó al Mercedes SL 300 rápidamente a la categoría de mito. Se construyeron 1.815 unidades, y su cotización actual podría rondar los 140.000 euros.
Hubo una versión mucho más asequible de esta primera generación, sin las exquisiteces tecnológicas de los 300, aunque con el mismo encanto estilístico. Fue el SL 190 con motor de 105 cv. Dicha versión ya posee en el mercado actual de clásicos una cotización más razonable, pues por algo menos de 40.000 euros sería posible acceder a él.

2ª GENERACION (1963-1971)

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 3


Salón de Ginebra (Suiza), 1963. Al Mercedes SL le llega el turno de su sustitución, apareciendo la denominada internamente carrocería W 113. Primero fue el SL 230, luego el SL 250 y por último, en 1968, el SL 280, todos con motor de seis cilindros y potencias de entre 150 y 170 cv.

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 4

Su tecnología, comportamiento, potencia y prestaciones rayaban a una gran altura, aunque respecto a la primera generación habían perdido su “corazón” de competición. Lo del primer SL fue un episodio de exclusividad y eficacia reservado a las grandes carreras, y para saltar al mercado con un modelo de mayor número de ventas había que “civilizar a la bestia". Y así se hizo, pero ojo, que nadie piense que el SL de segunda generación no tenía prestaciones y comportamiento deportivos, pues podía superar los 200 km/h y satisfacer al volante al conductor más exigente.
En total se vendieron 48.912 unidades, y evidentemente la cotización actual de éste queda lejos de la del primero, pues más o menos por unos 25.000 euros pueden verse anunció de los SL 230, SL 250 ó SL 280 se segunda generación.
A este vehículo se le conoce entre los aficionados conocedores del automovilismo como “Pagoda”, nombre que le vino por una de sus características principales, la de tener una capota de techo duro desmontable.

3ª GENERACION (1971-1989)

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 5


Nada menos que 18 años permaneció en el mercado la tercera generación del SL (código interno R 107), la carrocería de Mercedes con más años de existencia. También por ello obtuvo un importante volumen de ventas (237.287 unidades), y no menos repercusión a nivel de reconocimiento y prestigio, pues Mercedes SL de los 70 y de los 80 fueron protagonistas en multitud de series de televisión y películas de cine. ¿Qué buen aficionado al motor no recuerda la estampa del Mercedes SL de esos años? Un vehículo del que hoy se conservan muchas unidades, y el cual es fácil ver en concentraciones de clásicos y eventos de este tipo. Semejante producción hace que desde poco más de 12.000 euros puedan encontrarse unidades en un estado medio de conservación, y eso que por calidad, comportamiento e imagen el SL (R 107) es “uno de los grandes”.

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 6

Esta tercera generación incrementó sus medidas, y conservó la opción del techo duro desmontable. No obstante en estos años nació la Clase SLC (carrocería cerrada), la cual se prolongó hasta la cuarta generación. Desde 1971 hasta 1989 fueron apareciendo versiones cada vez más potentes. La Serie se estrenó con los potentes V8 de los 350 SL y 450 SL, los cuales desarrollaban nada menos que 200 y 225 cv respectivamente. También hubo motorizaciones más modestas, como la del 280 SL, con el mismo motor de seis cilindros que ya se montaba en el anterior “Pagoda” pero con algo más de potencia: 185 cv.
Hasta ocho motorizaciones en total se contabilizaron de la más longeva de las carrocerías SL. El cenit lo alcanzó en 1980 el 500 SL, el cual gracias a su V8 de gran cilindrada lograba 240 cv.

4ª GENERACION (1989-2001)

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 7


Debido a la inusual longevidad de la tercera generación, la cuarta (código interno R 129) supuso un cambio estético muy apreciable, con un "aire" evidentemente mucho más moderno y a la vez más robusto, espacioso y confortable. Tecnológicamente hablando podemos decir que hasta 20 patentes presentó el nuevo SL, entre las que destaca el sistema de seguridad que despliega el arco en caso de vuelco para proteger a los ocupantes.

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 8

Las primeras versiones fueron dos de seis cilindros y potencias de entre 190 y 231 cv, y una muy poderosa denominada SL 500 que con su motor V8 llegó a ofrecer 326 cv. En algunos mercados estuvo disponible un SL todavía más potente, el 600, con su propulsor V12 de nada menos que 394 cv. Esta generación terminó con el siglo XX, y tras haber vendido 204.940 unidades.

5ª GENERACION (2001-?)

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 9


Cuando salió al mercado el actual Mercedes SL (código interno R 230) en Autocity.com ya ofrecíamos información puntual de las novedades del mercado, por lo que nada mejor que “rescatar” lo que decíamos aquel agosto de 2001:

a fondo :: Mercedes SL 1954 - 2004 10

Mercedes presenta la quinta generación del descapotable deportivo SL, cuyo origen se remonta a 1954. Aquel año la marca de la estrella sorprendió a todos con el precioso 300 SL "alas de gaviota", una de las obras más bellas en la historia del automóvil. Década tras década el SL se ha ido modernizando con la introducción de nuevas carrocerías y evolucionados motores, llegando a vender cerca de medio millón de unidades en todo el mundo.
El roadster superlativo del siglo XXI, que comenzará a venderse este otoño a un precio de 94.300 euros (15.690.000 pesetas) en la versión 500 SL, se verá acompañado en 2002 por nuevas motorizaciones de 6 y 12 cilindros. El 500 SL incorpora un conocido propulsor de 8 cilindros en V de 4.966 cc y 306 cv asociado a un cambio automático de cinco velocidades. Como novedad técnica, Mercedes introduce en este modelo el primer sistema de frenado hidroeléctrico del mundo.
El nuevo Mercedes SL es 3 centímetros más largo que su antecesor e igual de alto y ancho (4,53 metros de largo, 1,29 de alto y 1,81 de ancho). Su diseño recuerda claramente al prototipo SLR, adoptando el frontal de cuatro faros inclinados redondos que caracteriza a toda la familia Mercedes. No obstante, la modernidad se ha combinado con cierto clasicismo que homenajea a la historia del SL. Las dimensiones y el peso del SL (1.845 kilos a pesar del empleo de materiales ligeros como el aluminio o el magnesio) hacen de él uno de los biplazas más grandes del mercado, mientras que su tipo de capota dura, al estilo del SLK, permite convertir un cabrio en coupé en tan solo 16 segundos. La capacidad del maletero oscila entre los 317 litros, con la capota desplegada, y los 235 litros, cuando está recogida.
En la parte mecánica vemos que, como corresponde a un coche de su categoría, se han incorporado de serie todos los sistema electrónicos encaminados a lograr un alto grado de seguridad (controles de tracción, de estabilidad, de suspensión...) pero, además, se cuenta con el primer sistema de frenado hidroeléctrico del mundo. El Sensotronic Brake Control (SBC) permite enviar la presión de frenado necesaria a cada rueda, lo que mejora la frenada en curva. El motor no ha experimentado cambios respecto al modelo que sustituye, conservando su V8 de cinco litros de cilindrada, 306 cv de potencia y 460 Nm de par motor. Con el cambio de marchas automático de cinco velocidades el Mercedes SL 500 acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h.