Mercedes S 600: La limusina del Clase S

mercedessportada_071a1e37294e76ba17614b7fb.jpg
Raúl Toledano14 ene 2014
Ningún Clase S como este S 600 representa mejor la esencia del lujo de Mercedes, que pone en liza a su gran buque insignia en el Salón de Detroit 2014 con el brutal motor V12 biturbo de 530 cv de potencia y una dotación de equipamientos tecnológicos de última generación.
El Salón de Detroit 2014 está siendo una cita importante para la marca Mercedes, que, junto a los ya anunciados Clase C 2014 y GLA45 AMG y el prototipo Mercedes Concept S-Class Coupé, presenta a su gran buque insignia: Mercedes S 600, el mejor representante de los automóviles de lujo que fabrica la casa de Stuttgart. Nuevamente con el colosal bloque de 12 cilindros en configuración "V" y dos turbos acompasando los 530 cv de potencia máxima que puede desarrollar un coche de representación y estatus que convivirá en perfecta consonancia con su hermano deportivo de gama: el Mercedes S65 AMG (V12 de 630 cv).
No es que Mercedes posicione a uno por encima de otro, aunque por potencia y prestaciones pueda parecer, sino que la firma de la estrella distingue las versiones AMG de sus Clases convencionales, representando este Mercedes S 600 la cima del ambiente premium y exclusivo de la marca. Basado en la variante de batalla extendida del Clase S, no se puede hablar de un S 600 como una berlina de prestaciones discretas pero sí de automóvil de gran lujo que se toma las cosas con más calma, quedando por encima del Mercedes S 500 L (455 cv). 
Acoplado sobre una transmisión automática  AMG Speedshift de 7 velocidades, el grupo propulsor V12 biturbo del S 600 alcanza una potencia de 530 cv, superando los 517 cv del modelo saliente, y desarrolla un par motor máximo de 830 Nm, disponible a partir de 1.900 rpm, lo que unido al aumento de la cilindrada, pasando de 5.513 cm3 a rozar los 6.000 cm3, y la inclusión por primera vez de la función de parada y arranque ECO, mejora todos los números del modelo anterior. Ahora, el Mercedes S 600 acelera de 0 a 100 en 4,6 segundos, su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, y lo más importante, también cumple con la normativa de gases de escape Euro 6 con un consumo mixto homologado de 11,1 litros/100 km, esto es, 21% menos que su antecesor (14,1 l/100 km), un dato extraordinario en un vehículo que mide 5,25 metros de longitud y tiene un peso de 2.185 kgUn motor más grande, con más potencia, y al mismo tiempo con un consumo tres litros menor que su antecesor
Por supuesto, el nuevo Mercedes S 600 está coronado con la estrella sobre el capó y en su interior rebosa una calidad inigualable y equipamientos de última generación, que viene a cubrir el espacio dejado por la extinta Maybach, cerrada en 2012 por Daimler, sociedad propietaria de Mercedes. Por ejemplo, el habitáculo está configurado con cuatro grandes e independientes plazas y no faltarán elementos de seguridad que también están disponibles en otras versiones de la Clase S, como, el Head-up-Display, el panel táctil o el sistema COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS.Con una batalla alargada de 3.1655 mm, el lujoso interior está configurado con cuatro espaciosos asientos independientes
El amplio equipamiento de serie del S 600 lo completan elementos como el sistema de luces inteligentes LED Intelligent Light System, el tren de rodaje MAGIC BODY CONTROL o el paquete de asistencia a la conducción Plus, que incluye el detector activo de cambio de carril, el control activo de ángulo muerto, el sistema BAS PLUS con asistente para cruces, DISTRONIC PLUS con servodirección inteligente y Stop&Go Pilot.

sapoyo_bca1828fed50a150e7cd4165d.jpg