Mercedes GLS 2016: El relevo del GL

mercedesglsportada_af6ad7ba62231d38e3d3373c2.jpg
Raúl Toledano04 nov 2015

Mercedes cambia el nombre del GL para llamarlo GLS. A la venta en noviembre, aunque no será hasta marzo cuando se vea por las carreteras. La dotación crece y el habitáculo mejora en la organización de los mandos. Cuatro versiones diésel y gasolina entre 258 y 585 CV.

Mercedes pone en el mercado el nuevo GLS, su todoterreno de lujo de gran tamaño (5,13 metros de longitud) y siete plazas que sustituye al anterior GL. El cambio de nombre es como consecuencia de la nueva estrategia comercial de Mercedes para los SUV, que inauguró con el nuevo GLA (derivado del compacto Clase A), extendió a los GLE (el anterior ML) y GLC (el saliente GLK) y ahora prolonga con este GLS. Como véis la estructura GL se mantiene (código equivalente a todoterreno de lujo) y se añade la letra del segmento, o más concretamente del turismo con el que comparte desarrollo y plataforma: el GLS lo hace con la berlina Clase S.El tercer todoterreno de Mercedes que en apenas un año cambia de nombre

Además del nombre comercial, el GLS aprovecha para ponerse al día en otros apartados. Por fuera, el diseño se ha retocado, adaptando los rasgos generales de las últimas novedades del fabricante. Son nuevos los grupos ópticos, los paragolpes o la parrilla frontal, así como el nuevo ordenamiento y la estética del habitáculo, incluido el cuadro de instrumentos, la pantalla central ahora flotante y no integrada en el propio salpicadero (con un tamaño de hasta 8 pulgadas) y el mando giratorio de control en la parte baja de la consola junto a otro botón (DYNAMIC SELECT Controller) para modificar los programas de conducción (novedad respecto al GL saliente) entre los que se incluye el setting Off-Road destinado a la conducción fuera de asfalto.

mercedesglsapoyo_14d150e72c9a564ecb97c4889.jpg

Y es que a pesar de la dosis de gran lujo y sobresaliente confort que se le presume, el nuevo Mercedes GLS es un 4x4 que cuenta, en cualquiera de sus versiones, con la tracción total 4MATIC y la suspensión neumática AIRMATIC. Para los más camperos queda reservado un paquete opcional denominado Off-Road Engineering Package que incluye una reductora, un diferencial central con bloqueo y un modo adicional llamado OFF-ROAD+ que entre otras ventajas te procura una altura superior en la suspensión (hasta que la distancia libre al suelo llegue a 30,6 centímetros y la profundidad de vadeo a 60 cm).Tracción total y suspensión neumática, de serie

Una de las mayores desventajas dinámicas en una carrocería de este tamaño y peso son las inercias en curva. Para contener estas trayectorías inherentes a su natureleza de gran 4x4, Mercedes da la posibilidad de montar el sistema ACTIVE CURVE SYSTEM, consistente en unas barras estabilizadoras que aumentan la sensación de agilidad y agarre en pleno giro.

Otros equipamientos novedosos son, un sistema de iluminación integral de LED (Intelligent Light System) que incluye el cambio automático de funciones de corto y largo alcance, así como la tecnología MAGIC VISION DE CONTROL que integra un limpiaparabrisas adaptativo que se aclimata a las condiciones adversas. Otros asistentes de seguridad son la ayuda de viento lateral (Crosswind Assist), el freno automático con detección de peatones (PRE-SAFE Brake), el detector de déficit de atención (Attention Assist), y otro más enfocado a evitar el subviraje (STEER CONTROL).

mercedesglsapoyo_d629dc24a76e73f5ac4243d76.jpg

Rival de los Audi Q7, Range Rover, Volvo XC90 o BMW X5, el nuevo Mercedes GLS se ofrece en cuatro versiones, un diésel de 258 CV (GLS 350d) y tres gasolina de 333 CV (GLS 400), 455 CV (GLS 500) y 585 CV (Mercedes-AMG GLS 63). Aunque previsiblemente el diésel será el que menos carburante gaste, de momento Mercedes ha facilitado el dato del gasolina menos potente, que es de 8,9 litros cada cien kilómetros, siete décimas menos que el GL 400 anterior. Si hablamos de prestaciones, los GLS 500 y Mercedes-AMG GLS 63 se sitúan en la cima de la gama, ambos mejorando su rendimiento en 20 y 28 CV respecto a las variantes equivalentes del modelo saliente.Cuatro versiones, un diésel y tres de gasolina, entre ellas el nuevo Mercedes-AMG GLS 63

La última gran novedad del Mercedes GLS 2016 es la inclusión de una nueva transmisión automática de convertidor de par y nueve velocidades (9G-Tronic) que sustituye a la anterior de siete marchas 7G-Tronic Plus. Únicamente el GLS 63 AMG se distingue del resto con una caja secuencial AMG Speedshift PLUS 7G-TRONIC de siete relaciones.Nueva transmisión automática de nueve velocidades

En marzo se entregarán las primeras unidades del nuevo GLS, aunque antes, en noviembre, se abrirá el periodo de pedidos y por lo tanto se conocerán los precios para el mercado español. Mientras tanto, Mercedes facilita las tarifas recomendadas para Alemania (sin incluir impuestos):

GLS 350 d 4MATIC 62.850 euros
GLS 400 4MATIC 64.425 euros
GLS 500 4MATIC 81.600 euros
Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC 113.500 euros