Mercedes GL: El Clase S del campo

portadagl_567f0fb5c4749a92ee708b92a.jpg
Enrique Marco09 abr 2012
Mercedes presenta un GL profundamente renovado con el que continúa en la cima de los todoterrenos grandes de lujo. Más moderno, más equipado y con menores consumos, el nuevo GL tendrá incialmente dos motores disponibles.
Mercedes presenta una profunda renovación en su gran todoterreno de lujo GL. En la propia marca lo identifican como el Clase S de los todoterrenos, haciendo referencia que es lo máximo en cuanto a comodidad, exquisiteces, tecnología y equipamientos. Y así es, pues situado un escalón por encima del más conocido ML, nuestro protagonista de hoy prácticamente sólo tiene un rival en los mercados europeos: el Audi Q7.
Del refinamiento de este modelo ya nos dimos cuenta cuando lo probamos en 2007, entonces en la versión 320 CDI de 224 cv. Desde aquella fecha las mecánicas han ido mejorando poco a poco, pero ahora, con esta renovación profunda que el Mercedes GL experimenta a todos los nieles, las mecánicas disponibles ofrecen un rendimiento muy superior. Por ejemplo, los dos GL disponibles a partir de los próximos meses gastan en torno al 20% menos que sus predecesores.
A primera vista ya ven los cambios que experimenta este enorme SUV, que ahora es incluso más grande, pues la longitud crece ligeramente hasta los 5,12 metros y la altura hasta los 1,85 metros. Por supuesto el habitáculo es de siete plazas, y aun con todos los asientos ocupados conserva un maletero de 680 litros, espacio que, en caso de no necesitar las dos filas traseras, alcanza los 2.300 litros.

gl_xtras_a20648027cb5b12d17ffb9336.jpg

Inicialmente los nuevos GL estarán disponible en dos variantes mecánicas, la de gasolina y 408 cv –GL500 Blue Efficiency- y la diésel de 258 cv –GL 350 Blue Tec- ambas con caja de cambos automática 7G-Tronic y la eficaz tracción integral 4Matic. Para esta generación de motores se incluyen además diversas medidas que rebajan el consumo, entre las que destaca el sistema de arranque y parada. Ahora el 3.0 V6 diésel tiene 258 cv de potencia y 620 Nm de par, lo que le permite alcanzar los 220 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos con un gasto medio de sólo 7,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 que se quedan en 192 g/km. En la misma medida rebaja los consumos el GL con motor V8 gasolina de 4.663 centímetros cúbicos, que ahora los fija en 11,3 l/100 km. En este caso las prestaciones son ya de auténtico deportivo, llegando a alcanzar los 250 km/h y pudiendo pasar de 0 a 100 km/h en sólo 5,9 segundos.El GL diésel sólo gasta 7,9 l/100 km, mientras que el gasolina acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.
Y por lo que se refiere a equipamientos, ya decíamos antes que el GL es como “el Clase S del campo”, por lo que ahora añade todo el arsenal de equipamiento que la firma de la estrella ha ido incorporando a sus últimas creaciones. Además de las luces inteligentes con leds para la iluminación diurna o diferentes asistentes de ayuda ala conducción, para un modelo tan grande y pesado como el GL destaca especialmente el sistema “Active Curve Roll Stabilisation”, el cual ya probamos en el ML y nos encantó porque elimina cualquier tipo de balanceo y cabeceo cuando se practica una conducción rápida, logrando así tanto mayor seguridad como mayor deportividad. Este sistema opcional se combina magistralmente con las suspensiones neumáticas de serie. En cuanto a las llantas, las más pequeñas son de 18 pulgadas, pero con paquetes deportivos como el AMG se puede llegar hasta 21 pulgadas de diámetro.

gl_xint_4bfaf434969c61e9f652d32c2.jpg